miércoles, 10 de octubre de 2018

LAS LARGAS SOMBRAS (ELIA BARCELÓ)


Las largas sombras
Elia Barceló


 

FICHA TÉCNICA

Título: Las largas sombras
Autor: Elia Barceló
Editorial: Roca, 2018
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 379







ELIA BARCELÓ


Esto es lo que la editorial nos cuenta de la autora:

Elia Barceló (Alicante, 1957) es profesora de Estudios Hispánicos en la Universidad de Innsbruck, en Austria.
Ha publicado numerosas novelas como Consecuencias naturales, que le valió el reconocimiento internacional y el título de «gran dama de la ciencia ficción española», El vuelo del hipogrifoEl secreto del orfebreDisfraces terriblesLas largas sombras Anima Mundi. También es autora de La inquietante familiaridad, una tesis sobre los arquetipos del terror en los relatos de Julio Cortázar. Su obra ha sido traducida al francés, italiano, holandés y alemán, con gran éxito de público y crítica, consolidándose como una de las autoras españolas más internacionales de la narrativa actual.


En este blog puedes encontrar también la reseña de:






Las chicas del 28


ARGUMENTO de LAS LARGAS SOMBRAS 

«Las chicas del 28. ¿Te acuerdas? “Pase lo que pase, aunque vivamos lejos, aunque estemos casadas y tengamos diez hijos, pase lo que pase, cada veintiocho de diciembre, las siete en la tasca”». (Página 267)
Han pasado más de treinta años y vuelven a reunirse las chicas del 28 casi en pleno, porque después de mucho tiempo ha vuelto Rita Montoro, ahora una célebre y galardonada directora de cine. Sólo falta Sole, que está en el extranjero junto a su marido diplomático.
Al poco de estar juntas se suicida una de ellas Lena. Un suicidio que no parece ser tal sino un asesinato. Viejos fantasmas vuelven a planear sobre ellas, que guardan desde jóvenes un oscuro secreto. Un suceso que ocurrió durante su viaje de fin de curso y en el que una compañera desapareció en el viaje de vuelta a Mallorca en barco. ¿Un golpe de mar o asesinada por una de ellas? Porque todos tenían motivos para odiarla.
«Todas teníamos un motivo de peso para librarnos de ella, todas nos sentimos aliviadas con su muerte. Es un hecho no hay que darle más vueltas. ¿De qué le sirve a nadie ahora volver a empezar, volver a remover el cieno? La vida es corta, ya no somos niñas, nos queda poco y hay que disfrutarlo». (Página 179)






LAS LARGAS SOMBRAS

Las largas sombras fue publicada en 2009 y ha sido reeditada ahora en el 2018 por Roca Editorial. Una novela que pese a tener una trama que muy bien podría catalogarla como una novela negra o de intriga, pues no en vano vamos a asistir a la investigación de un asesinato y sobre la novela planea otro posible asesinato cometido en el pasado, su modo de estar escrita y desarrollada impiden que podamos incluirla en dicha clasificación, pues en realidad es una historia que nos habla de la amistad, la de siete amigas cuyas vidas cambiaron por un suceso acaecido en lo que se suponía iba a ser lo más importante de sus vidas hasta ese momento: un viaje de fin de curso al terminar COU a Mallorca.
La novela va moviéndose en dos espacios temporales: por un lado el del curso 1973-74 y por otro la actualidad, que es en el año 2007.
Por eso Las largas sombras no es sólo una historia sobre la amistad, sino sobre las ilusiones de la juventud y cómo el tiempo las transforma en algo totalmente distinto.
«¿Cuántos adultos llegan a ser lo que pensaban en el instituto? La mayor parte acaban por decidirse por otra cosa, como ella misma». (Página 123)

Son las mismas mujeres, pero nada tienen que ver aquellas despreocupadas chicas de dieciocho años, con las mujeres maduras, a punto de llegar a los cincuenta con las que nos encontramos en la actualidad:
«Va al encuentro de las alumnas que vienen, entre risas, ya vestidas y maquilladas, cob las melenas recién lavadas y el brillo e los ojos que solo se tiene a los dieciocho años». (Página 272)

También nos permite la novela adentrarnos en el cambio que ha supuesto para unas mujeres el paso de los últimos años de Franco, a una democracia que nada tiene que ver con lo que vivieron en su juventud. Todo a pesar de una educación que sin duda las marcó:
«Se preguntó, como en miles de ocasiones anteriores, si todo era cuestión de que al ser mujeres y haber sido educadas en el franquismo y la moral católica nunca habían podido librarse de esa gran culpa omnipresente e sus vidas: la culpa de ser mujeres, y por tanto malvadas. La culpa de haber traído el pecado al mundo». (Página 199)

Aprovecha también la autora para mostrarnos el contraste entre dos generaciones, la de aquellas mujeres que tuvieron que luchar para ganar lo que querían y la comodidad o la dejadez de las generaciones actuales que, o todo lo tienen, o no luchan por conseguir lo que no consideran a su alcance:
«A nosotras aún nos educaron para hacer algo de vuestras vidas para tener sueños y luchar por conseguirlos, luchar de verdad, paso a paso, día tras día. (…) A nosotras aún nos enseñaron que hay sueños que no pueden realizarse, pero que si de verdad quieres algo y estás dispuesta a hacer todo lo que haga falta, con todo el esfuerzo necesario, tienes una posibilidad». (Página 307)

La acción no transcurre en una gran capital, sino en Elda, un pueblo alicantino y en parte en Mallorca donde las chicas van de viaje de fin de curso. Un escenario importante sin duda para el desarrollo de la trama, pues nada tiene que ver la limitación que ellas sienten en un pueblo, a la vida más liberada, o al menos eso es lo que ellos piensan en la capital.

Amigas que ven proyectarse, más de treinta años después, la larga sombra de un suceso que tienen enterrado en sus mentes:
«En inglés hay un proverbio que dice que “Los viejos pecados proyectan largas sombras”». (Página 96)









OPINIÓN PERSONAL

Hay novelas que me impactan como lector, y esta es sin duda una de ellas. Lo hacen no solo a través de la historia que cuenta, sino sobre todo de los personajes que en ella aparecen. Personajes que en el caso de Las largas sombras no es que sean muchos, pero si suficientes para crear una gran novela coral con la historia de todas ellas, de las chicas del 28 y de Mati, la chica que las espiaba y apuntaba en su cuaderno todo aquello que pudiera servir para chantajearlas o aprovecharse de ellas. Mati, la chica que desapareció en el barco en el viaje de vuelta.
Generacionalmente, y pese a no ser de una capital sino de un pueblo, puedo sentirme muy próximo a estas mujeres, porque prácticamente somos de la misma quinta. El ambiente político en el que vivían, pese a no ser lo mismo la movida en una gran capital como Madrid como en un pequeño pueblo como Elda, es el de mi juventud.
Me he sentido también muy próximo a ese proceso mental que tiene la comparación entre los sueños de juventud y la realidad que el tiempo ha preparado para nosotros. Un buen motivo de reflexión.
Pese a que algunos dirán que esta es una “novela de mujeres” (lo cierto es que la presencia de personajes masculinos es mínima), no lo es. Es una novela para lectores que gustan de disfrutar de buenos personajes y de una buena historia, como es el caso de Las largas sombras.

     


VALORACIÓN: 9/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2018, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:

                


3 comentarios:

  1. Mi primera novela de Elia Barcelo y no será la última. Me gustó mucho. Estoy contigo en tu apreciación de que "Es una novela para lectores que gustan de disfrutar de buenos personajes y de una buena historia". Besos.

    ResponderEliminar
  2. Si ya le tenía ganas a esta novela, ahora vienes con esta reseña y me dejas con muchas más ganas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Está entre mis mejores lecturas del año. Me alegra que también te haya gustado

    ResponderEliminar

Analytics