viernes, 27 de marzo de 2020

TIERRA (ELOY MORENO)


Tierra
Eloy Moreno


 Título: Tierra
Autor: Eloy Moreno
Editorial: Ediciones B, 2020
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 544



 ELOY MORENO

Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:

Eloy Moreno nació en Castellón en 1976. Su gran pasión por la escritura le llevó a lanzarse a la aventura de auto publicar su primera novela, El bolígrafo de gel verde, de la que ha vendido más de 200.000 ejemplares. Su segunda obra, Lo que encontré bajo el sofá (2013), volvió a conectar con decenas de miles de lectores, muchos de los cuales le acompañan en las rutas que realiza por Toledo reviviendo el argumento del libro. Su tercera novela, El Regalo, que recibió de nuevo un gran reconocimiento tanto en ventas como en crítica. Invisible, su última novela hasta la publicación de Tierra, lleva ya quince ediciones y ha sido traducida a varios idiomas. También ha publicado la colección de tres volúmenes Cuentos para entender el mundo, una obra dirigida tanto para adultos como para niños que ha sido incluida como lectura en centenares de centros educativos.


En este blog puedes encontrar reseñadas las siguientes novelas del autor:







ARGUMENTO de TIERRA

En un afán por no destripar el argumento de la novela, nos facilita la editorial el siguiente argumento, que reproduzco en lugar de poner uno mío en el que seguro que cuento más cosas:

Tienes en tus manos una novela que plantea preguntas difíciles de responder; una novela que habla sobre esas verdades que, a pesar de buscar, preferiríamos no encontrar. No puedo explicarte de qué trata este libro porque eso rompería su magia, pero te aseguro que, cuando acabes de leerlo, verás el mundo de forma distinta.

O bien una breve sinopsis propia que sin desvelar nada espero que os intrigue:

Dos niños. Un juego interrumpido que marcó sus vidas y han de continuar ya de adultos para conseguir ese deseo imposible que le pidieron a su padre.






TIERRA

¿Qué es Tierra? Casi podríamos definirlo mejor por lo que no es:
-No es una novela de fantasía, por más que en muchos momentos nos sintamos transportados a un mundo que nos lo parece.
-No es una distopía, aunque nos hable de un mundo futuro pero tan cercano en el tiempo que muy bien podría ser mañana
-No es una novela de ciencia ficción, aunque hay elementos que inevitablemente la puedan hacer parecer una novela de dicho género. (Uno de sus personajes nos lleva inevitablemente, Manitas, nos lleva inevitablemente a pensar en el protagonista de El marciano de Andy Weir)
-No es un thriller, por más que el ritmo de la novela sí lo sea.
-No es una novela de realismo crítico, aunque la crítica a nuestro modelo de sociedad actual esté muy presente en la novela.
-No es una novela negra, aunque sí que hay algún que otro asesinato en la novela y mantiene ese tono de crítica de la novela negra.
-No es una historia familiar, pero la familia y sus complejas relaciones entre padres e hijos o entre los hermanos sea uno de los pilares de la misma.
-No es un cuento, aunque en muchos momentos si tome la estructura de los mismos, con moraleja incluida.

Todos esos elementos de lo que no es, los metemos en una coctelera, los agitamos y tendremos Tierra. Y no hablo de puzle, porque no son piezas diferentes ensambladas, sino que están completamente mezcladas entre sí para darnos algo diferente ¿No te ha quedado claro? Pues entonces tendrás que leer la novela.

Aún me queda otro elemento:
-No es una novela romántica. Eso es lo único que realmente no es, porque no hay ninguna historia de amor en la novela.

Una novela que disecciona al hombre actual, a sus pasiones, a la facilidad con la que puede ser manipulado. No hay más que ver la cita con la que arranca la novela:
«Un ser que se acostumbra a todo; tal parece la mejor definición que puedo hacer del hombre». (Dostoyevski)

Vuelve en Tierra aquel Eloy Moreno que tanto me gustó en Lo que encontré bajo el sofá, diseccionando nuestra sociedad actual y mostrándonos todas sus miserias. En aquella ocasión lo hacía frente a la crisis que estaba llevándose por delante todos los trabajos y los derechos laborales de los trabajadores.
Nuevos tiempos tras la crisis, pero el sistema sigue siendo igual de demoledor:
«Hemos creado el ecosistema perfecto para ganar dinero: les damos una educación mediocre donde, por ejemplo, leer les parece una condena; después les obligamos a trabajar durante ocho o diez horas en un empleo de mierda, por un sueldo de mierda y acaban tan cansados que lo único que les apetece es llegar a casa y poner la tele. Una tele que les dirá en qué gastar ese dinero que tanto les ha costado ganar. La rueda perfecta». (Página 33)

Aquí arranca con un ataque feroz a la televisión, a esos realitys trucados con actores pagados y resultados falsos que tanto atrapan al espectador.
«Un hombre que había comenzado con la idea de hacer la mejor televisión del mundo y que había acabado creando los programas más atroces y vergonzosos… los que más gente veía». (Página 18)

También es ese Eloy Moreno que en Invisibles ponía al desnudo las vergüenzas del sistema educativo. Aquí si se quiere, con más fuerza todavía:
«Ningún alumno puede sentirse menos que otro, los estudiantes no pueden sufrir, no deben esforzarse, todos deben ser iguales. Es la idea del comunismo extrapolada a la educación. Y claro, eso exige homogeneizar los niveles hacia abajo, hacia el vago. (…) Hemos creado una sociedad de auténticos idiotas». (Página 234)


Un elemento nuevo recoge en Tierra: el ecologismo. No voy a recoger una cita demoledora sobre el tema que contiene la novela, sino más bien algo que nos debe llevar a reflexionar:
«¿Conoces el cuento del lobo? Nos lo han dicho tantas veces que pensábamos que no pasaría nunca. Pero al final, la verdad, aunque la ignores, llega». (Página 485)






OPINIÓN PERSONAL


No sé si Tierra es tan buena como me ha parecido o si tal vez la estoy sobrevalorando. Eso el tiempo lo dirá, porque es difícil leer en tiempos de crisis social y sanitaria como la que estamos viviendo y juzgar con ecuanimidad. Lo malo me parece peor y lo bueno, tal vez mejor.
Lo cierto es que tras una racha de no ser capaz de concentrarme en la lectura (difícil cuando tu mente está en los nuevos contagiados, en la gente que muere, en el futuro incierto), Tierra ha venido a ser como un bálsamo.
Un libro que me atrapó desde la primera página y que mantuvo atrapado hasta su final a un ritmo vertiginoso, en el que el autor simultanea dos acciones diferentes a un ritmo de una o dos páginas por capítulo, en ningún caso más allá de las cinco páginas.
Tres protagonistas por un lado (dos hijos y su padre, aunque éste casi solo en el recuerdo) y ocho personajes conviviendo por otro. Evidentemente no es una novela en la que el autor se entretenga en exceso a penetrar en las psicologías de los personajes (podría hacerlo, pero sería entonces otro tipo de novela), pero sí que están perfilados con la suficiente finura para que resulten creíbles cada uno en sus peculiaridades y secretos que poco a poco iremos desvelando.
Muy bien le funciona al autor un truco que por más conocido que sea da aquí muy buenos resultados como irnos anticipando en muchos momentos cómo va a complicarse la situación para tal o cual personaje.
En tensión. Así me ha mantenido Terra toda la lectura. Eso sí, una tensión que me ha hecho olvidarme por completo mientras leía el libro de otras tensiones mentales mucho más preocupantes pero que me traen (¿nos traen?) en un sinvivir permanente.


Solo un comentario más para terminar. Mientras que su novela anterior, Invisible era una novela para niños/jóvenes que muy bien podíamos disfrutar los adultos, en el caso de Tierra es una novela para adultos que muy bien pueden disfrutar los jóvenes/niños. Dicho de otra manera: Tierra es una novela para todos los públicos, sin distinción de sexo, edad, raza o nacionalidad.
De un modo u otro, sé que Tierra será una de mis novelas del 2020.



VALORACIÓN: 9/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2020, pincha AQUÍ.

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:



                   


5 comentarios:

  1. ¡Hola Pedro! Tierra ha sido mi última lectura y todavía ando dándole vueltas. Me encanta comprobar que coincidimos plenamente a la hora de opinar sobre ella. Me pareció una novela fascinante que también me enganchó desde el minuto uno, que me ayudó a evadirme de la realidad actual (leer se trata de eso), escrita de esa forma tan maravillosa y peculiar que tiene Eloy y con un mensaje muy acorde con los tiempos que corren. Por cierto ayer participé en un encuentro virtual a través de instagram que ofreció el autor para hacerle preguntas sobre Tierra sin spoiler. Pronto va a ofrecer otro encuentro esta vez con spoiler para los que ya hemos leído su novela, por si te quieres apuntar
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Es un autor que me gusta mucho desde que en 2011 leí El bolígrafo de gel verde. También he leído Lo que encontré bajo el sofá, El Regalo e Invisible. Me falta este último, que le tengo muchas ganas, a ver cuando pase todo esto lo leo. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Está gustando mucho este libro y está dando para muchas reflexiones. Pero aún tengo pendiente en la estantería Lo que encontré bajo el sofá, así que va a tardar en caer. Buena reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. ohh tengo q leerlo ya!!! Yo he acabado la chica de nieve y de 10 tb

    ResponderEliminar
  5. Buenaas!
    Pues estoy viendo que gusta bastante así que al final caerá ^^
    Gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar

Analytics