martes, 10 de marzo de 2020

ALGO VA MAL (FERMÍN BOCOS)


Algo va mal
Fermin Bocos


 Título: Algo va mal
Autor: Fermín Bocos
Editorial: Destino, 2020
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 330



 FERMÍN BOCOS

Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:

Fermín Bocos (1949) nació en Santander y tiene tres hijos. Es escritor y periodista. Ha dirigido y presentado diversos informativos y programas de actualidad tanto en emisoras de radio como en televisión. Ha sido profesor asociado de la Universidad Carlos III de Madrid y es columnista político de la agencia Europa Press. Ha publicado las novelas El libro de Michael (1998), El resplandor de la gloria (1999), La venganza de Byron (2005) y El informe San Marcos (2009). En el ámbito del ensayo, es el autor de Tecnología bélica y censura en la Guerra del Golfo y Ellas (en coautoría con otros escritores) y el libro de viajes Viaje a las puertas del Infierno (2015).






ARGUMENTO de ALGO VA MAL

Cosme Damián, magnate de los medios de comunicación y director de El Diario, un poderoso e influyente periódico español, es asesinado en la habitación de su hotel en Amsterdam cuando iba a a acudir por primera vez a una reunión del Club Bilderberg.

Son los días previos a la guerra de Irak, cuando el mundo occidental iba de cabeza a una guerra para acabar con las armas de destrucción masiva que tenía escondidas (eso se vendió al mundo entero) Sadam Hussein.






ALGO VA MAL

«-Algo va mal. Aquí hay algo que no cuadra –dijo el hombre corpulento señalando a uno de los cadáveres que aparecían en la foto. Era un varón de raza blanca que estaba tendido encima de una cama junto al cuerpo fibroso y desnudo de una mujer cuya cabeza aparecía coronada por una larga melena». 
Así arranca este thriller con el comisario de llevar el caso en España mosqueado ante lo que ve. Porque Cosme Damián era gay y nada pintaba con una mujer en su habitación.

Una novela que toca muy diferentes temas, entre ellos el del periodismo, no en vano el asesinado era el dueño de un magnate de los medios de comunicación y algunos periodistas parecen en esta novela:
«Tenía muy claro que los éxitos pertenecen al periódico, la radio el canal de televisión en el que trabajaba. Por eso, Valeria sabía muy bien que, salvo muy contadas excepciones, cuando un periodista se quedaba sin empleo, la fama no lo acompañaba a la cola del paro, sino que se quedaba en la sede del periódico». (Página 56)


También aparece el famoso, al mismo tiempo que desconocido Club Bildeberg, ese grupo de poderosos que según la fantasía popular es el que realmente manda y controla todo lo que pasa en el mundo.
«Lo último que nos interesa es el ruido. Ya sabemos que nuestra norma es la discreción. Tenemos asuntos muy ríos que debatir y quiero que seas tú con tu prestigio y lo que representas quien plantee la ponencia sobre los riesgos de ceder a las políticas que defienden las teorías del cambio climático y a los programas que están en contra de las industrias que utilizan combustibles fósiles. Serían desastrosas para nuestro modelo de desarrollo y nuestros negocios». (Página 166)

Por último y mezclado con todo lo anterior, tendremos el negocio de la venta y tráfico de obras de arte robadas.





OPINIÓN PERSONAL

Algo va mal cuando en una novela tienes que buscar y rebuscar para poder contar algo bueno de ella. Este es el caso que hoy me ocupa. ¿Qué puedo decir bueno de Algo va mal? Pues que se lee muy rápido, con capítulos de una media de seis páginas, con letra grande y una trama sencilla que se lee sin dificultad. Aunque no sé si es precisamente un halago decir que una trama es simple.
Ya sé que es un thriller y que en los thrillers lo que predomina es la acción y los personajes suelen quedar poco trabajados. Pero en el caso de Algo va mal, es casi imposible que sean más simples y más planos, que ni siquiera llegan a la categoría de estereotipos o clichés.
Podría quedarnos entonces lo de la acción, pero tampoco es un dechado de intriga, ni de giros argumentales ni es nada nuevo lo que el autor va a narrarnos.
Ya te aviso de antemano, que lo del Club Bilderberg es solo un anzuelo publicitario, porque si quieres saber algo más de este club con esta novela, es como pretender saber qué es el Opus leyendo El código DaVinci, solo que con menos imaginación.
Y en cuanto al final, no sé si es que hay una segunda parte, porque gran parte de los cabos quedan sueltos y sin resolver. No se trata de saber quién es el asesino, porque eso lo sabemos en todo momento, sino el por qué de dicho asesinato. Y de eso en esta novela, nada de nada. No sé tú, pero yo no me he quedado con ganas ni intriga suficiente como para leer otra novela en que me lo cuenten.

Una opinión esta muy personal, porque también conozco a algún lector que me ha dicho que a él la trama si le pareció interesante. Tal vez no era mi momento con esta novela.




VALORACIÓN: 3/10

Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres conocer más novedades editoriales 2020, pincha AQUÍ.


Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:


                  


7 comentarios:

  1. Las novelas, como todo, tienen su momento, y a veces las leemos en uno que no es adecuado para disfrutarlas. Seguro que hay otros lectores que sí las disfrutan, ese consuelo nos queda
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No era un argumento que me llamase, y viendo tu opinión, tengo claro que lo dejaré pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué pena que te haya ido mal con esta novela... Yo la verdad es que no lo conocía, así que después de leer tu reseña claramente lo dejo pasar, porque tampoco la sinopsis me llama mucho la atención. Besos y gracias por tu sinceridad!

    ResponderEliminar
  4. No suelo leer mucha novela negra y cuando lo hago son lecturas muy concretas. Esta no me la llevo, que hay muchas otras con mejor pinta.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Muy floja, personajes poco creíbles, situaciones poco creibles...sin fuerza, sin documentar...con continuidad en la accion forzada a base de explicaciones justificadas metidas a calzador en la trama. Escrita con pocas o ninguna gana...

    ResponderEliminar
  6. Pues a mi si me gustó y cierto es que cuando llegué al final me quedé con ganas de mas. Yo no se en quien pensaba el autor pero a medida que iba leyendo me venían a la cabeza personajes muy pero muy reales y muy actuales.

    ResponderEliminar
  7. Estoy totalmente de acuerdo
    Hay tramas que al final se quedan sin resolver.El final es de llorar
    A no ser que haya segunda parte.

    ResponderEliminar

Analytics