martes, 14 de diciembre de 2021

POR SI LAS VOCES VUELVEN (ÁNGEL MARTÍN)

 
Por si las voces vuelven
Ángel Martín

 
 
Título: Por si las voces vuelven
Autor: Ángel Martín
Editorial: Planeta, 2021
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 256
 
 
ÁNGEL MARTÍN
 
Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:
 
Ángel Martín es presentador, monologuista, guionista, actor, músico, streamer… y está considerado uno de los humoristas más prestigiosos de nuestro país. Empezó su carrera en Paramount Comedy como cómico de stand-up, faceta que sigue manteniendo en activo. Además de participar en varios programas televisivos como Noche sin tregua o La noche con Fuentes y Cía, fue guionista de la serie popular Siete vidas. Su salto a la fama se produjo, en gran parte, gracias al éxito arrollador del programa Sé lo que hicisteis (La Sexta), que presentaba junto con Patricia Conde. Poco después, presentó el programa de divulgación científica Órbita Laika en La 2. Más tarde volvió a la televisión para presentar WifiLeaks, otra vez de la mano de su compañera Patricia Conde, con la que repitió en Dar cera, pulir #0, ambos en Movistar+. En 2020 arrancó el pódcast Misterios cotidianos, junto con José Lozano, y comenzó a subir en su perfil de Twitter el Informativo matinal para ahorrar tiempo, donde día a día recoge las principales noticias en un tono humorístico y desenfadado. Sus vídeos han llegado a alcanzar el millón de visitas diario. Este es su primer libro.
 
 
 
 
POR SI LAS VOCES VUELVEN
 
Como podéis ver, no he puesto argumento de Por si las voces vuelven. No es un olvido por mi parte, sino que no puede haberlo porque no es una novela. Tampoco es un ensayo ni una autobiografía. ¿Qué es entonces Por si las voces vuelven? Son las experiencias personales contadas por él mismo de cómo en el año 2017 tuvo que ser ingresado en un hospital psiquiátrico.
Inevitablemente tiene algo de libro de autoayuda, pues la intención del autor, según el mismo confiesa, es ayudar a aquellos que se encuentran o se han encontrado en dicha situación a poder afrontarla mejor, a que no se sientan solos. Porque la locura es considerada como algo vergonzante, que hay que callar y ocultar a los demás
«Volverse loco no es algo que tú mismo te provoques a propósito».
 
Esa es una gran verdad, porque la locura es una enfermedad mental. Bastante tienen con salir adelante, como para encima culparles de lo que les pasa
«Nadie busca volverse loco a propósito. Nadie. (…) Cuando alguien se vuelve loco no es por decisión propia».

 
Nos irá contando cómo le llevaron al hospital y cuáles eran sus pensamientos. Mucho me ha llamado la atención esta frase que nos dice:
«Cuando estás loco no tienes demasiado tiempo pa aburrirte».

 
Porque la película mental que tenía es de las que no te dejan tiempo para nada: La Tierra era una gran nave espacial que circula por el universo y su misión es salvar a la humanidad. Para ello ha de ir interpretando los distintos signos que le van poniendo a su alcance. De ahí que los colores, los olores los materiales, todo lo que se le cruza deba interpretarse en clave de mensaje para saber si está actuando correctamente o no. Así, el olor a café que desprendía su amigo, debía interpretarlo como un signo positivo para acompañarlo al hospital.
Tremendamente agotador estar todo el día analizando todos los elementos que se cruzan en nuestra vida, desde una mariposa que se cruza, al material del que está hecha una ventana.
«Volverse loco, al menos de la forma en la que yo lo hice, consiste en estar completamente convencido de que nada pasa porque sí».

 
 
 
 
OPINIÓN PERSONAL
 
Debo confesar que si tenía muchas ganas de leer Por si las voces vuelven, es porque Ángel Martín es un autor “mediático”. Más de 850.000 seguidores en twitter, más de 140.000 suscriptores en Youtube (https://www.youtube.com/channel/UCGUc7rf0fbEzrGb7kkmu6zw), en torno a las 150.000 visitas de su Informativo matinal para ahorrar tiempo… Y yo sigo ese informativo por su derroche de humor a la hora de afrontar las noticias.
De ahí que tuviera ganas de saber cómo afrontaba con humor un tema tan serio como la enfermedad mental. Así que me hice con el libro y ¡SORPRESA! Me encontré con que pese a no estoy loco ni volveré a estarlo, este libro hablaba de mí, de lo que he pasado, de lo que estoy pasando. Porque todos los que hemos pasado una enfermedad grave tenemos muchas cosas en común, un sufrimiento muy parecido y de eso es de lo que nos habla Ángel Martín.
Darte cuenta de eso y que además te hagan darte cuenta de ello con humor, no deja de ser un regalo. Todo contado además con una palabra de ánimo y de apoyo, porque además recalca algo de lo que yo también puedo dar fe:
«Subraya también esto: que algo hoy te parezca imposible no significa que lo vaya a ser también mañana».

 
He pasado por situaciones físicas que estaba convencido de no superar: que no volvería a caminar, que no volvería a escribir en un ordenador, que no volvería a mover el brazo izquierdo, que quedaría atado a sondas y bolsas varias en el cuerpo… Y aquí estoy escribiendo este texto, sin sondas, dando saltos de alegría.
 
Mi recomendación: Leedlo, reíos con él y, ahora que se acercan las navidades y en algún sitio la repondrán, no os olvidéis de ¡Qué bello es vivir!
 
 
No me pidáis que valore este libro. No puedo hacerlo, porque no es una cuestión literaria sino de sentimientos. Y a mí se me han desbordado a leerlos y aún sigo dándoles vueltas en mi interior.



Si quieres comprar el libro, pincha en la imagen correspondiente:


4 comentarios:

  1. PUes no me planteaba leerlo, que no es un género con el que me suela animar, pero tras tu reseña, tan personal, me lo voy a plantear. A seguir cuidándose!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Que bello es vivir suele caer todos los años y este libro me lo apunto también. Besos

    ResponderEliminar
  3. Ostras, Pedro, me has dejado impresionada cuando dices que mientras leías este libro comprendías que también trataba de ti porque también habías sufrido una grave enfermedad, aunque no fuese mental. Creo que el nexo de unión es el sufrimiento y la empatía, pero también que este libro está escrito con sinceridad y desde dentro y eso se nota y la conexión es inmediata y natural. Tengo muchas ganas de leerlo, Ángel Martín me parece una persona muy especial y sincera, y publicar esta experiencia tan personal me parece un gesto de una gran valentía. Besos.

    ResponderEliminar

Analytics