viernes, 20 de octubre de 2017

LATIDOS (FRANCK THILLIEZ)

Latidos
Marck Thilliez




FICHA TÉCNICA

Título: Latidos
Autor: Franck Thilliez
Traducción: Pablo Martín Sánchez
Editorial: Planeta. 2017
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 621




jueves, 19 de octubre de 2017

2065 (JOSÉ MIGUEL GALLARDO)

2065
José Miguel Gallardo


 

FICHA TÉCNICA

Título: 2065
Autor: José Miguel Gallardo
Editorial: Roca, 2017
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 355





miércoles, 18 de octubre de 2017

GANADOR SORTEO "UN MILLÓN DE GOTAS"

Ya tenemos el afortunado ganador que recibirá en su casa un ejemplar dedicado de la novela de Víctor del Árbol Un millón de gotas gracias a la colaboración de Editorial Destino





martes, 17 de octubre de 2017

EL FERROCARRIL SUBTERRÁNEO (COLSON WHITEHEAD)

El ferrocarril subterráneo
Colson Whitehead



 
FICHA TÉCNICA

Título: El ferrocarril subterráneo
Autor: Colson Whitehead
Traducción: Cruz Rodríguez Juiz
Editorial: Literatura Random House, 2017
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 317






lunes, 16 de octubre de 2017

AVANCE DE LA SEMANA 198/33



Esta semana es completa, sin fiestas de por medio. Y tendremos de todo un poco en el blog, como es costumbre, aunque tengo que decir que la sección de libros más vendidos de momento queda en suspenso, porque han dejado de publicar los datos en El Cultural de ElMundo, que es donde los obtenía.
Al final del avance, podréis encontrar los sorteos que están activos en el blog, que son unos pocos. Atentos porque algunos finalizan esta misma semana.

domingo, 15 de octubre de 2017

LA PIEL FRÍA (ALBERT SÁNCHEZ PIÑOL) (DOMINGOS DE CINE 66)

La piel fría
Albert Sánchez Piñol


 
FICHA TÉCNICA

Título: La piel fría
Autor: Albert Sánchez Piñol
Editorial: Alfaguara, 2017
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 248
PVP: 18,90 €







 ALBERT SANCHEZ PIÑOL


Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:

Albert Sánchez Piñol (Barcelona, 1965) es antropólogo y escritor. Autor del ensayo satírico Payasos y monstruos (2000), sobre dictadores africanos, ha publicado además el libro Compañía difícil (2000), en colaboración con Marcelo Fois, y el conjunto de relatos Las edades de oro (2001). Su primera novela, La piel fría (2002; Alfaguara, 2015), fue galardonada con los premios Ojo Crítico y Llibreter y ha sido traducida a 37 lenguas convirtiéndose en un gran éxito, con más de 800.000 ejemplares vendidos en todo el mundo. Posteriormente publicó las novelas Pandora en el Congo (Alfaguara, 2005), Victus (2012), Vae Victus (2015), y el libro de relatos Trece tristes trances (2008; Alfaguara, 2009).






La isla de la soledad, el amor, la vida y la muerte



ARGUMENTO de LA PIEL FRÍA


«Nunca estamos infinitamente lejos de aquellos quienes odiamosPor la misma razón, pues, podríamos creer que nunca estaremos absolutamente cerca de aquellos quienes amamosCuando me embarqué ya conocía este principio atroz.»
Así comienza esta inquietante novela, narrada en primera persona por Kollege (difícil encontrar el nombre, pues apenas se menciona en el libro), un Técnico en Logística Marítima, que ha aceptado el puesta de Oficial Atmosférico en una remotísima y perdida isla del Atlántico Sur en la que tiene el encargo de medir la fuerza de los vientos.
Huye de un pasado como activista del IRA, asqueado de una sociedad en la que después de haber luchado para conseguir la independencia frente a los ingleses, se encuentra con que en el fondo dicha lucha era un simple “Quítate tu para ponerme yo”.

¿Quién es este hombre?
«¿Quién era yo? Un hombre más cercano a la juventud que e la madurezdestinado a una isla minúscula barrida por aires de estigma polarDurante doce meses tendría que vivir allí, en una soledad de exiliolejos de toda costa civilizada, con un trabajo tan monótono como insignificante: anotar las intensidaddirección y frecuencia de los vientos.» (Página 11)

A su llegada a la isla, se encuentra con la sorpresa de que el hombre al que ha venido a sustituir, y el único habitante de la isla, el farero, parece haber perdido la razón y no es capaz de decir nada de él.

Se queda solo pues nuestro protagonista en aquella isla con Battis Caffó, el farero enloquecido. ¿Solos? Poco tardará en descubrir que no son los únicos habitantes de aquella isla, pues al caer la noche, unas extrañas criaturas intentan a toda costa arrebatarles la vida, una vida por la que han de luchar todas las noches.






LA PIEL FRÍA


Edicion original de Edhasa
Esta es una reseña que realicé hace diez años y que rescato de mi archivo personal porque la novela acaba de ser reeditada por Editorial Alfaguara. Releyéndola, han vuelto a mí las sensaciones que en su día me produjo esta excelente novela, de ahí que haya decidido incluirla en el blog.

La numeración de las páginas hace referencia a la edición original de esta novela.



Encasquillado en muchas ocasiones entre la novela negra y la novela histórica, dos valores cuando conoces los autores que casi siempre son seguros, me gusta descubrir novelas diferentes. Y ésta que hoy vengo a comentaros sin duda lo es. Para empezar es difícil de encasillar, porque definirla como novela de aventuras como se hace en la contraportada, se aleja demasiado de la realidad. Y definirla como fantástica, aunque contenga elementos de la misma, también lo es. También podría decirse que es una novela de terror pero eso sería limitarla, pues va mucho más allá de las propuestas que este género suele plantearnos.
Quizás a lo que más se asemeje es a la literatura de Stephen King. Bien es cierto que este prolífico autor, idolatrado por muchos y denostado por otros tantos, practica un género de terror mucho más específico que el que podemos ver en esta novela y que, además, encontrar una novela con menos de trescientas páginas como la que aquí me ocupa es una excepción. Hay muchas más diferencias, a favor además de La piel fría de las que me ocuparé más adelante, pero si quiero recalcar que en muchos tramos de la novela, consigue crear ese ambiente angustioso y terrorífico presente en las mejores novelas de Stephen King.

La piel fría es la primera novela de Albert Sanchez Piñol, publicada en el año 2002, convirtiéndose en el fenómeno literario de las letras catalanas en dicho año. Porque Albert Sanchez Piñol es un escritor nacido en Barcelona. Aunque si lees este libro, difícilmente podrás deducir ese origen barcelonés. Bueno, en realidad ni barcelonés ni español, pues parece una de esas novelas escritas en el extranjero, con protagonistas extranjeros y sin ninguna referencia a nuestro país.
Un dato curioso: Una de las primeras cosas que puedes leer en el libro es: Traducción de Claudia Ortego Sanmartín. No deja de ser chocante que un escritor catalán del que cabe pensar que es bilingüe, necesite que su obra sea traducida al castellano.



De faros e islas literarias

Cuando pienso sobre islas en la literatura, inevitablemente vienen a mi grandísimos libros de aventuras de mi niñez. ¿Quién no ha leído en alguna ocasión La isla del tesoro de Robert Louis Stevenson?
Aunque La isla del tesoro es el ejemplo que primero me ha venido a la mente, lo cierto es que hay un gran número de libros que tienen una isla como protagonista:
-Robinson Crusoe de Daniel Defoe.
-Los viajes de Gyulliver de Jonathan Seift.
-El señor de las moscas de William Golding.
-Parque Jurásico de Michael Crichton.
-Shutter Island de Denis Lehanne.
-Papillón de Henri Charriere.
-Peter Pan (con su isla del País de Nunca Jamás) de James Mathew Barrie.
-
La isla misteriosa de Julio Verne.
-Escuela de Robinsones de Julio Verne.
-La isla bajo el mar de Isabel Allende.
-El cuaderno de Maya de Isabel Allende.

Todas ellas comparten el ser novelas de aventuras o de acción. Buena parte de ellas tienen además algo en común, como es la lucha por la supervivencia en un mundo hostil, muchas veces más por falta de medios que por otra cosa, al tratarse de náufragos. Náufragos que intentan escapar de un espacio cerrado como el de la isla o, como en el caso de Papillón, por ser una prisión.
La isla nos presenta además un tema importante en la literatura como es el de la soledad. La soledad del náufrago, o la del prisionero que quiere recuperar su libertad (Papillón) o la de los que están encerrados en un hospital psiquiátrico en una isla (Shutter Island). O simplemente de los que hasta ella han ido huyendo del mundo (El cuaderno de Maya)

Pero al final, buena parte de ellos quieren huir de esa isla que los aprisiona (para sentir ese síndrome de la insularidad, a veces tan difícil de comprender para los peninsulares, basta con vivir en una isla durante años y sentir que el mar te rodea y no puedes salir de allí, por más aviones y barcos que tengas). Una huida que puede ser no solo de la soledad, sino también de la esclavitud (La isla bajo el mar)


Si al tema de la isla le unimos el del faro, tenemos ya la soledad elevada al cuadrado. Porque el faro, además de una luz en la noche para guiar a los barcos en la oscuridad, o de otras interpretaciones más complejas como su carácter fálico, no deja de ser un refugio para solitarios, que van a parar a él, manteniendo esa luz que guía al mundo en la oscuridad de la noche, en la más completa soledad, elegida de un modo voluntario. Una soledad que se acrecienta si además se encuentra en una isla como el de la novela aquí comentada:
«Esto era una maceta perdida en el océano menos frecuentado de nuestro planeta.» (Página 23).


Ahora bien, la diferencia entre la soledad de un náufrago y la de un farero, es que el primero ansía volver a la sociedad, mientras que el segundo, ha elegido voluntariamente ese aislamiento, en muchos casos huyendo precisamente de esa sociedad a la que el náufrago ansía volver. Además el farero sabe que hay un vínculo con esa sociedad, que en fechas o momentos determinados vendrá el barco con provisiones, noticias, o simplemente el regreso a casa, aunque para él su casa, su hogar, termina siendo el faro.
 
 
Una isla, un faro, dos hombres, una soledad no compartida.
 






IMPRESIÓN PERSONAL


No soy en absoluto un aficionado al género de terror, que en principio no me atrae ni mucho ni poco. Vampiros aparte, de los que paso completamente, hay no obstante algunas excepciones, pues dentro del género de terror hay algunas obras maestras que van más allá del gore puro y duro, obras que son capaces de mostrarnos los fantasmas que llevamos en el interior y contra los que hay que luchar, o que nos presentan el terror puro y duro como es el de la lucha contra el mal, un mal que a veces presenta una cara terrorífica, pero que en otras ocasiones se personifica en usos de objeto corriente como un coche o an animales domésticos como un perro.
La piel fría es otra de esas excepciones, porque va mucho más allá del simple terror a unos seres desconocidos, los “carasapo” como los llama Battis Caffól. A fin de cuentas esos animales no dejan de ser más que la representación del enemigo, al que siempre dotamos de los peores vicios o cualidades para poder odiarlos y aniquilarlos. Porque de eso se trata, de aniquilar o ser aniquilados. ¿O no?
«¿Quería quedarme en un mundo dirigido por espirales de violencia que perpetuaban la infelicidad de todos los hombres? «Mi respuesta era que no, nunca más y en ningún lugary por tanto opté por escaparme a un mundo sin hombres.» (Página 43)

Vano intento del protagonista de huir de una violencia sin sentido, porque eso es justamente lo que va a encontrar en la isla, una lucha sin cuartel. Pero ¿son realmente los carasapo el enemigo? Porque Battis tiene una hembra de la especie enemiga en su poder, y por mucho que la odie, no puede en un momento dado estar enamorado de ella (aunque amor y sexo vayan demasiado unidos y confundidos).
Hay un cambio radical cuando entre los sonidos que producen distingue dos palabras: Aneris, con el que se designa ella y Citauca con el que se denomina esa extraña especie. Obsérvese que leídos al revés obtendremos Sirena y Acuatic. Un hecho tan nimio como poner nombre al enemigo va a implicarle un cambio de visión al protagonista. ¿Quieren destruirles porque son unas bestias feroces o porque los consideran unos invasores de su territorio?
La crítica a la guerra, a todas las guerras (no olvidemos que él viene huyendo de una guerra nacionalista) está pues servida.

La incomunicación es otra constante que vamos a encontrar. Porque en el fondo se trata más de incomunicación que de soledad.
No era un recluso de mi islote, tan solo de mi memoria
Y es que su pasado le dificulta la comunicación. Pero a Battis, no se la dificulta, se la imposibilita. Y la comunicación con Aneris es imposible, porque prejuzgar lo que piensa no deja de ser un error, puesto que desconocen todo de su especie.
«Nuestra vida en el faro no es nobleNuestra vida en el faro es la más absruda de las epopeyas. Carece de significado.» (Página 135)


Una epopeya que nos conducirá a un sorprendente final, que no debo comentar aquí, puesto que sería destripar toda la novela, pero que bien podría ser digno de un debate.

Le doy cinco estrellas aún a sabiendas de que es un libro que no va a gustar a todo tipo de lectores. Pero es imposible no sentirse atrapado entre sus páginas y cuando acaba el libro, es también imposible no conservar en la memoria los personajes que el autor ha creado





ALGUNAS PERLAS SUELTAS

No es raro encontrar algunos pensamientos del autor entre la obra, que por otra parte da muchos más motivos de reflexión de los que una simple aventura parece presuponer. Os dejo aquí un par de ellos:
«El paisaje que un hombre ve, ojos afueraacostumbra a ser el reflejo de lo que esconde, ojos adentro.» (Página 26)

«Todos los ojos miran, pocos observan, muy pocos ven.» (Página 206)






VALORACIÓN: 10/10

Si quieres conocer más novedades editoriales 2017, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente.







LA PELÍCULA

El próximo 20 de octubre se estrena la versión cinematográfica de esta película, con la siguiente ficha técnica:

Dirección: Xavier Gens

Reparto: Aura GarridoRay StevensonDavid OakesJohn Benfield Iván González y Ben Temple

Título en V.O.: Cold Skin

Nacionalidades: España y Francia Año:  Fecha de estreno: 

Género: Fantástica y Terror

Color o en B/N: Color

Guion: Jesús Olmo


Fotografía: Daniel Aranyo







sábado, 14 de octubre de 2017

PRESENTACIÓN DE UNA COLUMNA DE FUEGO (KEN FOLLET)

El pasado 3 de octubre tuvo lugar en el Teatro Infanta Isabel de Madrid la presentación de Una columna de fuego, con la presencia de su autor Ken Follet, un evento al que pude asistir gracias a la invitación de la editorial.
Previo a la presentación, un grupo de libreros y blogueros tuvimos la oportunidad de que el autor nos firmara el libro sin el follón de la gran cola que se formó al finalizar el acto. Lástima que de ese momento no pudiera conseguir una foto en condiciones.

En primer lugar, tuvo lugar la presentación de un vídeo con imágenes del autor en la que nos iba hablando de su nueva novela y de las localizaciones de la misma. Porque algo que hace siempre es viajar a aquellos lugares en los que transcurrirá su novela para poder visualizar mejor las escenas que luego va a escribir. De ahí que viajara en esta ocasión a Sevilla, pues allí se desarrolla parte de la novela.

Tras unas breves palabras del autor explicando de qué iba su novela, procedió a la lectura del primer capítulo de la misma. Una lectura que terminó con el escenario lleno de diferentes actores caracterizando a diversos personajes de la novela, como podéios apreciar en la fotografía.
Debo aclarar en este punto, que mediante unos auriculares, podíamos oír la traducción simultánea de lo que allí nos decía, si bien es un tanto incomprensible que, cuando se esté leyendo un texto escrito, la traducción vaya tan retrasada del original como si se estuviese haciendo, cuando en realidad, estás leyendo un texto que tienes delante. Además, lo hacía con tanto retardo que no te quedaba más remedio que atender al original o a la traducción, porque ambas cosas eran incompatibles. Una lástima.

Finalizó el acto con una ronda de preguntas realizadas previamente un par de ellas a través de las redes sociales y el resto por los asistentes al acto.
No hay duda de que esto fue lo mejor de toda la presentación.

Así, nos hablo de que la reina Isabel I fue la primera en tener espías. De ahí que le atrajera tanto el tema, porque desde su niñez le encantaban las novelas de James Bond.

Como lo suyo es la novela histórica le preguntaron si escribiría algo sobre los griegos o los romanos. Contestó que lo ve difícil, porque no ve la manera de poner un final feliz en la historia de los romanos o los griegos.

Nos contó que el título de Una columna de fuego, procede de la Biblia, donde los hijos de Israel en su peregrinar por el desierto iban guiados por una nube de polvo durante el día y por una columna de fuego por la noche. Unidle a eso que a los espías se les conocía también como la quinta columna.

Sobre si habrá un cuarto libro, nos contó que sí, que es posible que pueda haber un cuarto libro de la trilogía.

Sobre en qué ciudad de las descritas en la novela uq gustaría vivir, nos dijo que en Sevilla, aunque el problema es que si viviese mucho tiempo en España seguro que engordaba.


Sobre la documentación de sus novelas, nos dijo que, además de visitar los lugares en los que transcurre, se apoya en los libros. 128 libros ha leído para escribir Una columna de fuego. Una vez escrito el borrador, paga a historiadores para que detecten errores o falta de rigor histórico y tras su consulta, vuelve a reescribir lo que sea preciso para corregirlo.




Si quieres comprar el libro, en ebook o en papel, pincha en la imagen correspondiente:

                


Analytics