martes, 5 de noviembre de 2019

LOBA NEGRA (JUAN GÓMEZ-JURADO)


Loba negra
Juan Gómez-Jurado


 Título: Loba negra
Autor: Juan Gómez-Jurado
Editorial: Ediciones B, 2019
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 544






 JUAN GÓMEZ-JURADO

Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:

Juan Gómez-Jurado (Madrid, 1977) es periodista y autor de varias novelas de gran éxito, traducidas a cuarenta lenguas. Reina Roja (La Trama, 2018), su último thriller, se ha convertido en un gran fenómeno de ventas, con más de doscientos cincuenta mil ejemplares vendidos, y ha consagrado a su autor como uno de los máximos exponentes del género a nivel internacional.
Actualmente es colaborador en varios medios y cocreador de los podcast Todopoderosos y Aquí hay dragones.


En este blog puedes encontrar reseñas de las siguientes novelas de este autor:







ARGUMENTO de LOBA NEGRA

Puente de la Argazuela (Madrid)
La novela arranca en el río Manzanares, junto al puente de la Arganzuela, donde Jon está intentando sacar del agua el cadáver de una persona.
«Nada de todo esto molesta a Jon de los cadáveres en el Manzanares, porque está acostumbrado a las aguas gélidas (es de Bilbao), a los murmullos en la oscuridad (es gay) y a los cuerpos sin vida (es inspector de policía)» (Página 20)
Pero poco va a durar esta misión, pues enseguida son requeridos para trasladarse urgentemente a Marbella donde tendrán que encontrar a Lola, la mujer de un mafioso ruso.








LOBA NEGRA

Tras Reina Roja, Loba negra es la segunda entrega que tiene como protagonistas a Antonia Scott y Jon Gutiérrez.



Así los definía en la primera entrega:

Antonia Scott es una mujer muy especial. «No es policía, no es criminalista. Nunca ha empuñado un arma, ni llevado una placa, y sin embargo ha salvado decenas de vidas».

Es la encargada de resolver los casos más difíciles que le encarga un grupo muy especial y secreto de la policía.


Jon Gutiérrez es un buen policía. Pero en su afán de ayudar a una prostituta comete un grave error. Como “castigo” a su acción y para evitar la cárcel, acepta el encargo de custodiar y ayudar a Antonia.

Antonia mantiene sus peculiares rituales, aquellos que le permiten seguir adelante con su vida mientras su esposo permanece en coma en una habitación de un hospital:

«Antonia no tiene miedo de casi nada, salvo de sí misma. De la vida, quizá. Su pasatiempo es imaginar durante tres minutos al día como matarse, al fin y al cabo. Sus tres minutos. Son sagrados. Son lo que la mantiene cuerda». (Página 10)

Pero a pesar de todo, sigue necesitando la ayuda y la protección de Jon, capaz de darle esa fuerza que necesita para salir adelante:
«Puede que Antonia Scott sea el ser humano más inteligente del planeta. Pero eso no le da la sabiduría para saber qué hacer ni la fuerza para afrontarlo». (Página 48)


Nos encontraremos en Loba negra un caso totalmente diferente al de Reina Roja, en el que tendrán que enfrentarse a una mafia rusa que ha hecho de Marbella su fortín y su campo de batalla. Una batalla en la que Antonia y Jon se verán metidos en medio de la refriega.
Peo en Loba negra lo de menos es tal vez el argumento, por más atractivo y adictivo que éste pueda resultar, porque lo que realmente me interesa a mí es la fuerza de sus dos grandes protagonistas, Anotnia y Jon, capaces de llenar con su presencia (en el caso de Jon no es extraño, porque aunque no sea gordo, o al menos en eso sigue insistiendo él, sí que es muy grande) las páginas de esta novela.
Un thriller que está lleno de giros y en los que Juan Gómez-Jurado me ha mantenido en vilo desde las primeras páginas de la novela. Un mantenerme en vilo que no concluye cuando se acaba Loba negra, porque la expectación va a continuar… O al menos eso nos promete Juan.







OPINIÓN PERSONAL

Foto de El búho entre libros para Instagram
Siempre es difícil el reto de una segunda novela. Aunque Loba negra no es la segunda novela del autor, sí lo es de la serie que comenzó con Reina Roja y aquí se enfrenta nada más y nada menos a la expectación creada entre los 250.000 lectores que han leído la primera entrega de esta serie.
Una novela con un ritmo frenético, al que sin duda contribuye el lenguaje seco, casi cortante, minimalista en algunas ocasiones, casi telegráfico. Vamos, que no se anda por las ramas con largas descripciones. Directo al grano y a la acción.
También es verdad que los personajes ya vienen dibujados con claridad desde la novela anterior. Pero eso no quiere decir que permanezcan estáticos, pues la relación entre ambos va a continuar evolucionando a lo largo de esta novela. Una novela con mucho sentido del humor y en el que Juan Gómez-Jurado no duda en reírse de sus propios personajes, con lo que consigue darles una dimensión mucho más humana. Así por ejemplo nos define en un momento dado a Jon, que continúa insistiendo en que no está gordo, cuando está subido a un taburete, como una aceituna al final de un palillo.

Sigue siendo Joaquín Sabina la banda sonora de esta novela, con múltiples apariciones de algunas de sus letras a lo largo de la novela, así que otra de los entretenimientos de Loba negra es ir encontrando esas citas ocultas a Sabina a lo largo de la novela.
Aunque no es el único en aparecer, porque también lo hacen Radio Futura, Mecano, Alaska y Dinarama… Busca, busca, que seguro que los vas encontrando.

Resumiendo: No me ha defraudado en absoluto, me ha dado un entretenimiento de esos que te impiden pensar en otra cosa que no sea la lectura del libro y en el que además de esa acción, he disfrutado con el mucho humor que he encontrado a lo largo de las páginas de la novela.
Si no has leído Reina Roja, no sé a qué estás esperando. Si lo has hecho, ya sabes que tienes una cita ineludible con Loba negra, que te está esperando.



 VALORACIÓN: 9/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2019, pincha AQUÍ

Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:


                


2 comentarios:

  1. Aún tengo pendiente la anterior novela. Tengo que ponerme con ella pronto!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Me defraudó tanto Reina Roja que Loba Negra como no me lo presten o me lo regalen no lo leeré. Francamente, al lado de "El Paciente", una de las mejores novelas que he leído, e incluso "Cicatriz" (no tan buena) no vale nada. Muchas hojas con mucho espacio para llenar mucho libro.

    ResponderEliminar

Analytics