jueves, 28 de noviembre de 2019

EL JARDÍN DE LOS ENIGMAS (ANTONIO GARRIDO)


El jardín de los enigmas
Antonio Garrido



Título: El jardín de los enigmas
Autor: Antonio Garrido
Editorial: Espasa
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 378




ANTONIO GARRIDO

Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:

Antonio Garrido (Linares, 1963). La crítica ha calificado su narrativa de ágil y adictiva gracias a tramas asombrosas, personajes inolvidables y una esmerada documentación que le ha valido el unánime reconocimiento internacional. Traducido a más de quince idiomas, su fulgurante carrera le ha convertido en el primer español cuya traducción al inglés alcanza el número uno absoluto de ventas en EE.UU. en la lista de Amazon, en todos los géneros y todas las categorías. Su primera novela, La escriba, 2008, se alzó con el Prix des Lecteurs Selection 2010, y fue finalista del Prix Fulbert de Chartres. El lector de cadáveres, 2011, obtuvo el Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza y el Prix Griffe Noire, y fue seleccionada para los Edgar Allan Poe Awards USA en la categoría Best Paperback Original. Con la consecución del Premio de Novela Fernando Lara 2015 por El último paraíso, Antonio Garrido se confirma como uno de los más destacados talentos de nuestra literatura y une su nombre al de ganadores de anteriores ediciones como Terenci Moix, Ángeles Caso, Francisco Umbral o Zoé Valdés. 


Estas son las novelas escritas por el autor que puedes encontrar reseñadas en este blog:
-El último paraíso


Puedes ver aquí la entrevista con el autor a propósito de esta novela, en la que sorteo hasta el domingo 15 de diciembre un ejemplar de la misma.









ARGUMENTO de EL JARDÍN DE LOS ENIGMAS

Rick Hunter es un cazarrecompensas que trabaja en el Londres de mediados del siglo XIX. Hombre culto y refinado, vive en el Londres más miserable sin desentonar en dicho ambiente.
Cuando decide romper con su socio, no sabe hasta que punto su vida va a cambiar, pues éste en venganza le tiende una trampa de la que solo conseguirá salir con vida por los pelos, llevándole sus pasos hasta una enigmática floristería en la que parece estar la clave no sólo de aquellos que han intentado matarle, sino la solución al misterio de un pasado que le arruinó lo que era una vida llena de dicha y felicidad.






EL JARDÍN DE LOS ENIGMAS

El jardín de los enigmas va a llevarnos hasta el año 1851, el año de la Gran Exposición Mundial, para la que fue construido el Crystal Palace, uno de los escenarios en los que transcurre esta novela.
«Si la inaudita arquitectura del Crystal Palace le había asombrado, su interior le sobrecogió. Se giró de izquierda a derecha maravillado, para admirar el increíble techo de cristal que permitía divisar las nubes, y se deslumbró con la lujuria de los tapices que recubrían los expositores, con el esplendor de sus fuentes de cristal, con la suntuosidad de las estatuas que salpicaban las galerías o con la grandiosidad del propio recinto». (Página 109)
Crystal Palace

Una ambientación que nos lleva a pensar en una novela histórica y como tal la podríamos considerar, si bien es verdad que en ella no van a aparecer personajes históricos sino la recreación de un ambiente y una época. Eso sí, los detalles que se nos aportan, por más extraños que puedan parecer (normalmente cuanto más raros e inverosímiles más ciertos son) como aquellos artilugios metálicos que se ponían en el cuello para caminar de noche por determinados barrios de Londres para protegerse de estrangulamientos, son ciertos.
Impresionante esa descripción que nos hace de un Londres muy gris:
«Volvió a sumergirse en un Londres gris y embrutecido, donde la ginebra barata corría por las venas de los desahuciados y la miseria solo desaparecía cuando cerraba los ojos para no verla. Ésa era la ciudad enfangada por la que deambulaba cada noche». (Página 180)

En realidad, El jardín de los enigmas es una novela de aventuras, esas que afortunadamente (por lo menos para mí) parecen estar de nuevo de moda. Una novela con mucha acción, con su toque de intriga e incluso de género negro y con un toque de romance. Por tener, hasta tiene su toque de novela de espías, victorianos, eso sí. Unos ingredientes que sabiamente mezclados por Antonio Garrido convierten a El jardín de los enigmas en una novela muy divertida.

Como buena novela de aventuras, tiene unos malos que son malísimos, pero en contra de lo que suele ser habitual, a estos malos no se les contrapone con unos protagonistas que son “buenos”. De hecho en toda la novela no hay más que un personaje del que podríamos catalogar como bueno, que no es otro que Memento, un personaje que sin duda cautivará tu corazón.
El protagonista tiene un lado oscuro, muy oscuro que gira en torno a un pasado que tardaremos tiempo en conocer. Y en cuanto a la protagonista, la bella Daphne Loveray, una mujer casada con un rico hombre, durante buena parte de la novela no sabremos si es una loba disfrazada con piel de cordera, o un alma cándida protegida por una coraza protectora.
El jardín de los enigmas tiene como protagonista a Rick Hunter, un recompensas dotado de una gran inteligencia y un enigmático pasado, que en los primeros capítulos se nos asemeja a un Sherlock Holmes capaz de resolver cualquier caso por su inteligencia y su poder deductivo. Pero en realidad la novela no va por ahí, algo que probablemente no estaría mal, pero que poco aportaría al lector que ya ha disfrutado del personaje de Holmes original.
Ésta es la descripción que de él hace al comienzo de la novela su socio:
«Te conformas con vestir limpio y dormir caliente cuando podríamos entrar a cualquier club de Londres y hacer que nos lamieran los zapatos. Tienes esos modales refinados sacados de no sé dónde y ese don inexplicable para fijarte en los detalles». (Página 25)


La trama se enriquece con una peculiar historia: Una historia de presunto espionaje que se lleva a cabo mediante un lenguaje secreto: El lenguaje de las flores, consistente en complicados ramos de lfores en los que la elección de dichas flores, su colocación o incluso el número de pétalos, encierran un mensaje bien oculto. Ése es el sistema que parece estar siguiendo el gobierno británico para eludir una red de espías que intercepta su mensaje con las colonias.
«Los Hatford nunca fueron considerados unos simples floristas. Se dice que durante generaciones trabajaron como jardineros para la familia real en Edimburgo mientras aprendían “el lenguaje de las flores”, un código secreto inspirado en los antiguos harenes turcos, que nuestro monarca, el mismísimo Carlos II, descubrió en la corte de Suecia durante un viaje». (Página 146)

Al terminar el libro, hay una larga nota del autor en la que nos cuenta cómo surgió esta novela y en la que también nos habla sobre algunas de las curiosidades que podemos encontrar dentro de la misma. Muy interesante de leer, aunque mi consejo es que no lo hagáis hasta tener terminada la novela.








OPINIÓN PERSONAL

Foto para Instagram de El Búho entre libros

Me gustan las novelas de aventuras. De ahí que haya disfrutado tanto con El jardín de los enigmas. Pero es que además esta novela tiene puntos de por sí muy interesantes. No es solo la trama, que finalmente no termina siendo lo más llamativo de esta novela, sino una ambientación exquisita que, sin abusar en ningún momento de las descripciones (la del fragmento del Crystal Palace es una excepción y habréis visto que no se hace pesada) hace que sintamos la atmósfera de aquel Londres, que nos sumerjamos en un mundo sórdido en el que las noches pueden ser muy peligrosas.
Desde ese punto de vista, es una novela muy cinematográfica, que despierta en el lector esos recuerdos que tantas películas nos han dejado. Tal vez por eso son un mínimo de descripciones consigue que nos metamos tanto en esta novela que en todo momento parece que más que leerla la estamos viendo.

Como no solo de una ambientación exquisita puede vivir una novela, hay que añadir en El jardín de los enigmas unos personajes difíciles de olvidar, comenzando por Rick, el cazarrecompensas protagonista de esta novela, un personaje que tiene más recorrido que una única novela, algo que el autor en la entrevista que me concedió para mi canal de youtube no descarta.

Sumadle a lo anterior una prosa cuidada, ágil, con las descripciones justas y precisas para dar alas a nuestra imaginación pero no más, harán que esta novela vuele entre vuestras manos. Por cierto, el autor no es de los que se ofende porque le digas que su novela te duró dos días aunque a él le levara tres años escribirla. Dice que así tienes más tiempo para leer sus otras tres novelas.

Una novela especialmente recomendable para los que adoráis novelas ambientadas en la época victoriana.


 VALORACIÓN: 9/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2019, pincha AQUÍ

Si quieres conocer más reseñas de novela histórica, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:


<                


4 comentarios:

  1. No conocía ni el autor ni el libro, pero tiene una pinta estupenda. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta coincidir contigo. No solo en día de publicación (que ya es casualidad) sino en las impresiones generales. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola.
    Este libro lo voy a dejar pasar, no me llama mucho. Gracias por la reseña.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar

Analytics