viernes, 29 de noviembre de 2019

LA SUERTE DE LOS IDIOTAS (ROBERTO MARTÍNEZ GUZMÁN)


La suerte de los idiotas
Roberto Martínez Guzmán




Título: La suerte de los idiotas
Autor: Roberto Martínez Guzmán
Editorial: Autopublicado, 2019
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 289






 ROBERTO MARTÍNEZ GUZMÁN

Ésta es la biografía que el autor proporciona en Amazon:

Roberto Martínez Guzmán nació y se crió en Ourense, España, donde todavía continúa residiendo.
Su carrera literaria comienza en 2010 con la publicación de Cartas desde el maltrato, un original libro de no ficción que no deja indiferente a nadie. 
Tan solo dos años después, en 2012, presenta su primera novela, Muerte sin resurrección (Eva Santiago 1), que se revela como una historia cargada de intriga que pronto alcanza los primeros puestos de ventas de Amazon en varios países. 
Con Café y cigarrillos para un funeral (Eva Santiago 2), consolida su habilidad para mantener inquieto al lector hasta la última página. 
Su tercera novela, Siete libros para Eva, publicada en 2016, lo asienta de manera definitiva como un autor para el que la intriga en una novela es un requisito innegociable.


Estas son las novelas del autor de las que puedes encontrar reseña en este blog:








ARGUMENTO de LA SUERTE DE LOS IDIOTAS

Lucas Acevedo es un policía que trabaja infiltrado y al que su última misión ha dejado muy tocado. Por eso decide tomarse unas vacaciones indefinidas y regresar desde Madrid donde trabajaba a Galicia, su tierra, donde vive enclaustrado en su piso sin más compañía que su gato.
Pero una noche decide romper su soledad y acercarse a la ciudad a pasar una noche de juerga, si es que aún sabe cómo divertirse. Pero la visión de un hombre golpeando en su coche a una mujer le obliga a parar para ayudarla. Un acto que cambiará su vida para siempre, pues desde ese momento comenzará a morir gente a su alrededor.






LA SUERTE DE LOS IDIOTAS
«Cuando a un idiota le pones un arma en la mano, sus idioteces suelen resultar mortales. Esta es mi historia y ni siquiera sé cómo sigo aquí para contarla».

Así arranca La suerte de los idiotas, la novela más negra de Roberto Martínez Guzmán, con la que quiere iniciar una nueva serie protagonizada por Lucas Acevedo, un policía al que su trabajo como infiltrado le ha dejado emocionalmente exhausto, de ahí que decida volver a su tierra para recuperarse.
Pero una cosa es lo que pretende y otra la realidad de su vida, porque cómo bien dice su gran amigo, un abogado que es una auténtica joya:
«¿Suele meterse con facilidad en líos o ha nacido con un imán para las balas?»

Porque no van a ser ni una ni dos las veces que van a intentar acabar con su vida a lo largo de esta novela, sin que tenga claro ni quién ni por qué están detrás de él.
«Aunque teniendo en cuenta su teoría de que los problemas se aferraban a mí como el hedor a las axilas de quien no se ducha, no me costó hacerme una idea».

Porque por más que quiera vivir una vida plácida de retiro, hay cosas que no puede dejar pasar por alto, porque por más que quiera olvidarlo, Lucas Acevedo es ante todo un policía:
«—Señor Acevedo, ¿ha considerado alguna vez la posibilidad cambiar de trabajo?
—Considero esa y otras muchas cosas todos los días.
—¿Y?
—Me gusta mi profesión».

Todo porque sin que él lo pretenda, unos idiotas han decidido irrumpir en su vida:
«Los idiotas están por todos lados. Camuflados detrás de su aspecto inofensivo, sobreviven, se alimentan y crecen gracias a la oportunidad que les concedemos de meterse en nuestra vida, de extenderse por ella, de taparla, arruinarla y contaminarla igual que lo haría una mancha de aceite en medio del océano. Del mismo modo cruel y minucioso que un virus infecta y coloniza un organismo sano hasta asfixiarlo».









OPINIÓN PERSONAL

Como os decía, La suerte de los idiotas es con diferencia la novela más negra de Roberto Martínez Guzmán, porque Lucas Acevedo, su protagonista es el personaje más negro que ha creado. Por más que sea un buen policía y probablemente una buena persona que no puede evitar meterse en líos para ayudar a los demás, su trabajo como policía infiltrado ha provocado que esa línea divisoria entre el bien y el mal, no siempre esté muy clara en su vida. El fin parece justificar los medios por más que con ello haya tenido que realizar cosas que van contra su conciencia. De ahí que esté tan “tocado” y perturbado.
Su pasado, ese del que se nos can algunas pistas pero en el que el autor no entra a fondo, nos permiten ver que no es un personaje de blanco o negro, sino cargado de matices que, eso sí, tiran más al negro que al blanco, lanzado hacia delante aunque ello ponga en riesgo su vida.
Un pasado que le lastra y le da ese toque de personaje de novela negra sin necesidad de lastrarlo con alcoholismo o adicciones varias, ni una esposa o una familia muerta que lo deje herido psicológicamente. No hace falta. Su propio trabajo ya es suficiente como para dejar a cualquiera fuera de juego después de una larga temporada metido en un mundo de muerte y de drogas.

En resumen, un personaje principal que cumpliendo con los cánones de la novela negra, no cae en esos clichés tan manidos que acompañan a algunas novelas de este género, de ahí que Lucas Acevedo, por más que los seguidores del autor echemos de menos a Eva, su protagonista de la serie anterior, pueda tener una larga vida.

A mí La suerte de los idiotas sí me ha convencido.




VALORACIÓN: 8/10




Si quieres conocer más novedades editoriales 2019, pincha AQUÍ

Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente.

                 


3 comentarios:

  1. A mí, como a ti, también me convenció y espero leer más sobre este personaje

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    Este libro lo voy a dejar pasar, no me llama mucho y ahora mismo tengo demasiados pendientes, pero gracias por la reseña.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  3. De este autor me gustaron mucho Cartas desde el maltrato, Muerte sin resurrección, Café y cigarrillos para un funeral y Siete libros para Eva. Este lo tengo pendiente, pero antes o después lo leeré. Besos.

    ResponderEliminar

Analytics