lunes, 22 de junio de 2020

EL MAL DE CORCIRA (LORENZO SILVA)


El mal de Corcira
Lorenzo Silva


 Título: El mal de Corcira
Autor: Lorenzo Silva
Editorial: Destino, 2020
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 544





 LORENZO SILVA

Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:

Lorenzo Silva (Madrid, 1966) ha escrito, entre otras, las novelas La flaqueza del bolchevique (finalista del Premio Nadal 1997), La sustancia interiorEl ángel ocultoEl nombre de los nuestrosCarta blanca (Premio Primavera 2004), El blog del inquisidorNiños ferocesMúsica para feosRecordarán tu nombre y la «Trilogía de Getafe» (Algún díacuando pueda llevarte a VarsoviaEl cazador del desierto y La lluvia de París). Es autor de los libros de relatos El déspota adolescente y El hombre que destruía las ilusiones de los niños, del libro de viajes Del Rif al Yebala. Viaje al sueño y la pesadilla de Marruecos y de Sereno en el peligroLa aventura histórica de la Guardia Civil (Premio Algaba de Ensayo). Suya es también la serie policiaca protagonizada por los investigadores Bevilacqua y Chamorro, de la que El mal de Corcira es la última entrega, tras El alquimista impaciente (Premio Nadal 2000), La marca del meridiano (Premio Planeta 2012), Los cuerpos extraños (2014) y Lejos del corazón (2018), entre otras. Junto con Noemí Trujillo, firma una nueva serie policiaca que han iniciado con Si esto es una mujer.
Desde 2010, es guardia civil honorario.



Estas son las novelas del autor que puedes encontrar reseñadas en este blog:







ARGUMENTO de EL MAL DE CORCIRA

En mitad de un caso que está apunto de rematarse, Bevilacqua ha de partir a Formentera para resolver un caso. En dicha isla ha aparecido el cadáver de un hombre desnudo y molido a palos. Un hombre gay que había ido a la isla.
Pero el motivo de que se requiera la presencia de Bevilacqua no es la condición sexual del sujeto, sino que en su día había cumplido condena por colaborar con la banda terrorista ETA. Nadie mejor que Bevilacqua que conoció a fondo ese mundo al trabajar no solo en el País Vasco como guardia civil, sino como agente de información en la lucha antiterrorista al comienzo de su carrera.






EL MAL DE CORCIRA

Se cumplen 25 años de la creación de Bevilacqua, un personaje que vino para revolucionar en cierto modo la novela negra española, pues hasta ese momento la Guardia Civil no había sido protagonista estelar de una novela negra. Después no solo han aparecido más protagonistas de dicho cuerpo, sino de todos y cada uno de los cuerpos de seguridad del estado que se han ido creando con las autonomías.
Veinticinco años, porque aunque no se publicara hasta 1998, comenzó a escribirlo en 1995. Puestos ya con números redondos, es la décima novela de la serie, aunque hay dos libros más de relatos, lo que elevaría la cifra hasta doce libros. O trece si incluimos el breve “cameo” de Bevilacqua en Si esto fuera una mujer.

Los libros que componen la serie son:

-El lejano país de los estanques (1998). Premio El Ojo Crítico 1998.
-El alquimista impaciente (2000). Premio Nadal.

-La niebla y la doncella (2002)
-Nadie vale más que otro, cuatro asuntos de Bevilacqua (2004).
-La reina sin espejo (2005).
-La estrategia del agua (2010)
-La marca del meridiano (2012) Premio Planeta
-Los cuerpos extraños (2014)
-Donde los escorpiones (2016)
-Tantos lobos (2017)
-Lejos del corazón (2018)
-El mal de Corcira (2020)



Como podéis ver, desde el año 2010 cada dos años tenemos una nueva entrega de la serie, en la que el personaje va creciendo en edad de un modo paralelo, por lo que en esta novela tiene 57 años (nación en 1963, aunque en esta novela se dice que tiene 54 años, porque es al principio de la misma que se supone arranca antes del 2020), más cerca por tanto de esos 60-61 años a los que como suboficial que es, podría jubilarse el ahora subteniente Bevilacqua.
Por eso para mí ha supuesto una sorpresa ver cómo en esta entrega agota una de las posibilidades que tenía Lorenzo Silva de continuar la serie (un tema del que hablamos en la entrevista que le realicé a propósito de Tantos lobos y que puedes ver pinchando AQUÍ  con un libro en el que volviera a su pasado en el País Vasco, del que en alguna ocasión ha hecho mención en otras de sus novelas.



Lo cierto es que El Mal de Corcira, es un auténtico regalo para sus lectores, un 2x1 en el que a la trama de la novela le intercala el pasado en la lucha antiterrorista de Bevilacqua en el País Vasco.  

Ya ha comenzado a pasar el tiempo suficiente de aquella lucha como para que puedan irse publicando ya con un cierto distanciamiento para el análisis, los hechos que dieron lugar a la derrota de ETA, de ahí que hayan ido apareciendo libros como Patria, que fue el auténtico disparo de salida para hablar del tema, intentando mostrarnos los dos lados del conflicto.
En este año 2020 se publicó Nunca fuimos héroes de Fernando Benzo, en el que se nos mostraba a través de sus protagonistas, la lucha contra ETA. Un tema que aborda en esta novela también Lorenzo Silva. Dos novelas complementarias entre sí y que explican cómo se consiguió lo que parecía imposible: derrotar a ETA y acabar con años de terror.

Un viaje al pasado, cuando Bevilacqua era un joven que libremente decidió presentarse como voluntario para ir al País Vasco:
«Volví a verme allí, en Guipúzcoa, con la inconsciencia y la tensión de mis veintiséis años: por culpa de la primera me había presentado voluntario para ir al País Vasco, después de vegetar durante mi año de guardia en prácticas en un plácido destino rural en Lérida». (Página 30)


Es un auténtico placer, después de tantas novelas conociendo al personaje, volver a sus orígenes, más allá de la primera novela El lejano país de los estanques, en la que por cierto el caso transcurría también en las Islas Baleares, aunque en la mucho más grande y concurrida isla de Mallorca.
«Como tantas otras veces en mi vida, antes y después, tenía la sensación de ser un verso suelto, un tipo más bien incoherente que acababa estando donde no pintaba demasiado, por razones que nunca era capaz de explicarse suficientemente. Allí me habían llamado la curiosidad y una vaga necesidad de aventura, pero cada noche, cuando hablaba por teléfono con mi aterrorizada madre. Me asaltaban serias dudas acerca de mi cordura al ceder a ellas». (Página 32)


Sí, es un placer volver al primigenio Rubén Bevilacqua, visto por Pereira, el ahora teniente general que ha ido ascendiendo hacia la cumbre en una carrera en la que siempre ha tenido como fiel aliado a Bevilacqua, al que también veremos en sus comienzos:
«Hay algo en ti que me gusta, y me gusta bastante. Eres un tío raro, como no hay muchos por aquí. Basta con verte y escucharte, con fijarse en lo que dices y cómo lo dices. Tienes ideas propias, no te las callar y eres un observador agudo». (Página 95)

Cap de Barbaria (Formentera)
Los escenarios de esta novela en lo que a su trama actual se refiere son Ibiza y Formentera, una pequeña isla en la que tiene lugar el asesinato y que de la mano de Lorenzo Silva recorreremos de cabo a rabo. Algo por otra parte no tan difícil por su pequeño tamaño.
Pero cuando vuelve al pasado, será entonces El País Vasco y múltiples localidades del mismo las que iremos conociendo. Un paisaje y un clima al que se refiere con esa sorna que le caracteriza al autor:
«Yo es que del criterio de estos no me fío. Ven poco el sol, les llueve demasiado encima y los montes no dejan correr el aire». (Página 33)

A lo largo de toda la novela, un joven Bevilacqua se empeña en intentar comprender el otro lado, aquel que se está enfrentando:
«Traté de cumplir en los meses sucesivos, la tarea de profundizar en las razones por la que aquellas personas nos odiaban tanto y de una forma tan persistente, hasta el extremo de matar a traición o exponerse a morir». (Página 146)

Algo que, como en otras novelas le lleva a filosofar sobre la vida y la muerte.
«Un hombre que elige la muerte repele los adjetivos, tanto de quienes lo postulan para héroe como de quienes lo aborrecen como monstruo, Un hombre que elige la muerte es una pregunta sin más respuesta que un vacío tenebroso: ese del que nace su afán y que se traga su vida». (Página 42)


No es una sorpresa tampoco, porque es un tema tratado a lo largo de muchas de las novelas de Lorenzo Silva, la guerra, cualquier tipo de guerra y su absurdo sean uno de los temas a tratar:
«Yo mismo había estado en aquella guerra y había conocido de primera mano su poca gloria, y me inclinaba a pensar que, salvo excepciones contadas, las glorias bélicas de todos los tiempos eran pura invención propagandística». (Página 253)


A través de las andanzas de Bevilacqua iremos conociendo cuál fue el verdadero objetivo de aquellos inicios de la lucha contra ETA, el que le llevo tras mucho esfuerzo y sacrificio a la victoria final:
«El éxito no es capturar comandos, los comandos se renuevan. El éxito es hacerlo de manera que sepamos cada vez mejor quién y cómo los activa, dirige y aprovisiona». (Página 346)

Un pasado sobre el que nos ofrece un par de reflexiones, una sobre cómo han cambiado las cosas en España:
«Entonces lo de los derechos fundamentales no se llevaba en ninguna parte: el español tenía derecho a obedecer lo que le mandaban y punto». (Página 342)

El otro, un pensamiento para reflexionar
«El pasado no se cierra nunca, mi comandante, se acarrea». (Página 55)


No es ninguna novedad que, entre otros muchos temas, se aborde el de la literatura, en este caso con una recomendación que nos repite a lo largo del libro: Tucídides, un historiador y militar ateniense del siglo V antes de Cristo, que Lorenzo Silva nos muestra hasta qué punto sus pensamientos siguen vigentes en la actualidad:
«-¿Tú sabes, según él (Tucídides), por qué tres razones se declaran las guerras? (…) Son las mismas por las que se mata. (…) Te lo digo: por honor, por miedo y por interés. Como lo del honor es un concepto ya antiguo, salvo para seres anacrónicos como nosotros, que según el fundador lo tenemos como divisa, puedes sustituirlo por otro más común: orgullo». (Página 116)









OPINIÓN PERSONAL

Foto de El Búho entre libros para Instagram

No es novedad decir que los años pares suelen tener (además de fútbol internacional, bien Eurocopa o Mundial) un gran aliciente: Una nueva novela de la serie Bevilacqua, que siempre espero con mucha ilusión.
En este caso al saber que se nos iba a ofrecer esa parte del pasado, no tanto por ser el inicio del personaje, sino por ver cómo abordaba Lorenzo Silva el tema de la lucha contra ETA, la esperaba aún con más interés.
Encontrarme con dos novelas en una y además de las más largas de la serie, ha sido además una especie de regalo, porque esta es una de las novelas de Lorenzo Silva que más me ha gustado, no tanto por la trama del caso que da pie a la misma, que en el fondo siempre para mí es un poco lo de menos en esta serie, sino por todas las reflexiones que hay en la novela, muy especialmente las que hacen referencia a la lucha contra ETA, pero también las más actuales como el conflicto catalán, algo que Lorenzo Silva siempre ha dejado muy claro en sus manifestaciones.

El engarce de la trama actual y los recuerdos del pasado, están muy bien engarzados y no suponen una pérdida de ritmo en el desarrollo de la novela. Puede pasarte como a mí, que te interese mucho más el pasado que el presente, pero eso no impedirá que te quedes enganchado a la novela en todo momento. Es más, creo que esta es una de las novelas de Lorenzo Silva que más me ha enganchado, desde un inicio (que como ocurre en otros libros de esta serie es un caso aparte del principal) con muchísima acción, hasta ese epílogo final que dará lugar al título de la novela.

Una novela que no defraudará a los seguidores de la serie, pero que, por sus singulares características es muy adecuada para aquellos que nunca han leído nada de esta serie.




VALORACIÓN: 9/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2020, pincha AQUÍ.

Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:


                


3 comentarios:

  1. Uys, me leí los dos primeros de la serie pero ahí me quedé. Y eso que me gustaron mucho. Pero no llega una a todo lo que quiere leer. A ver si me animo a seguirla y llego a este libro. Muy buena reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. A mi me he encantado, racionándomela me ha durado solo dos día y medio, la mejor de toda la serie, escrita en dos momentos que confluyen magistralmente en un final perfecto, que personajes que diálogos, que descripciones, ... que Silva en todo su esplendor, y sin olvidar ese toque de humor que le caracteriza. No coincido contigo Pedro en la valoración, para mi ha sido un 9,5/10.

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchísimas ganas de retomar esta serie, de momento sólo he leído los dos primeros y me encanta la pareja protagonista.

    Besotes

    ResponderEliminar

Analytics