martes, 1 de octubre de 2019

SIDI (ARTURO PÉREZ-REVERTE)


Sidi
Arturo Pérez-Reverte



Título: Sidi
Autor: Arturo Pérez-Reverte
Editorial: Alfaguara
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 373





 ARTURO PÉREZ-REVERTE

Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor. Muy breve, como podéis ver:

Arturo Pérez-Reverte nació en Cartagena, España, en 1951. Fue reportero de guerra durante veintiún años. Con más de veinte millones de lectores en todo el mundo, muchas de sus novelas han sido llevadas al cine y a la televisión. Hoy comparte su vida entre la literatura, el mar y la navegación. Es miembro de la Real Academia Española.


En este blog puedes encontrar reseñas de las siguientes novelas del autor:
-Eva






ARGUMENTO de SIDI

Desterrado por el rey Alfonso un año (tú me destierra uno, yo me destierro dos), Ruy Díaz parte con sus familiares y parte de sus fieles de Vivar dispuesto a ganarse la vida con su mesnada y acaba al servicio del rey moro de Zaragoza en su lucha contra su hermano.






SIDI

Mucho ha tardado en decidirse Arturo Pérez-Reverte a tratar la figura de uno de los guerreros más conocidos de nuestra historia: El Cid. Él que ha tratado de un modo casi continuo la figura del soldado, no solo en Alatriste, su personaje más famoso, sino en muchas de sus otras novelas, tiene aquí la oportunidad de trazarnos el perfil de un guerrero, de un jefe de guerreros, alzado por la leyenda como el más grande.
Lejos quedan ya aquellos tiempos de la educación franquista que ensalzaba la figura de l Cid como un adalid de la lucha cristiana, del conquistador de Valencia que triunfó aún después de muerto. Pero se silenció buena parte de su historia y su realidad. Tal vez en un intento de hacer buena una de las frases del libro:
«Las leyendas sólo sobreviven vistas de lejos». (Página 38)


Estatua del Cid en Burgos
Porque la España del siglo XI no era un lugar de guerra solo entre moros y cristianos, sino más bien una lucha de todos contra todos: cristianos contra cristianos, moros contra moros y cristianos contra moros, en la que los aliados de hoy podían ser los enemigos de mañana, pero en el que la religión no era lo principal a la hora de buscar un enemigo, sino toda otra serie de complejas circunstancias políticas que determinaban el equilibrio de poderes en aquella España dividida en un gran número de reinos cristianos y moros.
De ahí que el Cid ofreciese su espada y la de su mesnada a aquel que pudiese pagarle y ofrecerle garantías, sin que el credo que profesasen fuese un obstáculo para ponerse a su servicio, como fue el caso del rey moro de Zaragoza.
«Buena parte de ellos había lidiado en batallas serias, en aquella España incierta de confines inestables, poblada al norte por leoneses, castellanos, gallegos, francos, aragoneses, asturianos y navarros, que unas veces combatían entre ellos, cambiando los bandos según soplaba el viento, y otras lo hacían contra los reinos de moros, lo que no excluía alianzas con estos últimos para, a su vez, combatir o debilitar a otros reinos o condados cristianos». (Página 36)

Una mesnada que fue creciendo en constante número de hombres según las victorias le iban dando fama.
«Lo seguían por el prestigio de su nombre, y éste se hallaba en relación con las perspectivas de botín. Desterrado de Castilla, leal a su rey pese a todo, imposibilitado para luchar contra éste o sus aliados mahometanos o cristianos, no le quedaba sino guerrear en tierra de moros». (Página 37)

Un personaje muy revertiano, testarudo y arrogante como le define uno de sus lugartenientes, que no le importa enfrentarse a su rey en la famosa jura de Santa Gadea, pero que, pese a todo, le sigue siendo fiel y reserva para él un quinto de los botines que va conquistando en sus correrías.
Un hombre fiel por encima de que sea o no su rey merecedor de esa fidelidad:
-Me estás diciendo que tu rey es lo de menos. Me refiero a la persona. Es la idea, ¿no?... Eres uno de esos raros hombres fieles, no a una persona sino a una idea. En tu caso, una idea egoísta: la que tienes de ti mismo. (Página 263)

Siempre vencedor, aunque las victorias no siempre tienen ese carácter festivo que podríamos pensar
«Nada se parecía tanto a una derrota, pensó Ruy Díaz, como una victoria». (Página 330)

Una historia en la que, entre otras muchas cosas,  conoceremos el origen de su espada Tizona y de su caballo Babieca.






OPINIÓN PERSONAL


Foto de El Búho entre libros para Instagram
«Siempre afortunado en la lid, siempre invicto. Campidoctor, lo llamaban a veces. Dueño del campo, o campeador. Amado por unos y envidiado, temido y detestado por otros, había tomado como lema el de un emperador romano, sugerido por un abad amigo de su familia: Oderint dum metuant. Que me odien, pero que me teman. Estaba escrito en su escudo, en latín». (Página 38)

Esta es la historia del Cid:
-Te llaman Sidi, tengo entendido. Sidi Qambitur en mi lengua… Señor Campeador en la tuya. Suena bien, ¿verdad? (Página 148)

Aunque creo que hay que matizar un poco lo de “la historia”, porque solo recoge los primeros años del Cid tras ser desterrado de Castilla. Dicho de otro modo, queda mucha historia por contar, por lo que me da la impresión de que estamos ante la primera entrega de ¿dos? ¿tal vez tres? Novelas con el Cid como protagonista.
Si es así, las espero con muchas ganas, pues su lectura para nada me ha defraudado. Es cierto que hay muchas “batallitas” (muy bien contadas, todo hay que decirlo) con las que he disfrutado mucho, porque, por más ciertas por increíbles que puedan parecer las hazañas de nuestro guerrero, no deja de ser este libro una auténtica novela de aventuras: las de unos hombres obligados a batallar lejos de casa por su supervivencia y la de los suyos. Contadas con una pluma muy ágil y que nos hace sentir en todo momento en aquella época, para disfrutar de aquella España donde la fidelidad era la excepción. Ese era precisamente el punto fuerte del Cid: la fidelidad, la lealtad y la unión existente entre él y sus hombres.

He disfrutado mucho esta novela. Si a ti te gustan las novelas históricas, sobre todo si tienen un trasfondo de aventuras, no lo dudes: Sidi te gustará.



 VALORACIÓN: 9/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2019, pincha AQUÍ

Si quieres conocer más reseñas de novela histórica, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:



               

8 comentarios:

  1. No me importaría leerla, pero que sea la primera de una serie de libros no me gusta tanto.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pérez-Reverte ya ha dicho que no habrá continuaciones de este libro.

    ResponderEliminar
  3. Si como dice Rogorn no hay continuación me lo apunto pero sino....ya tengo muchas series pendientes en mi lista de lectura.

    ResponderEliminar
  4. Terminará cayendo, que este personaje me atrae mucho. Pero espero que se quede en un solo libro...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Que ganas tengo de hincarle el diente.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    No soy muy experta en novelas históricas pero me atrevería con SIDI
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Pérez-Reverte tiene buena mano para los personajes aventureros, individualistas, a veces violentos pero, de una u otra forma, honestos.
    https://imagoestinaqua.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Analytics