miércoles, 2 de octubre de 2019

ÉRASE UNA VEZ LA TABERMA SWAN (DIANE SETTERFIELD)


Érase una vez la taberna Swan
Diane Setterfield


 Título: Érase una vez la taberna Swan
Autor: Diane Setterfield
Traducción: Ana Mata Buil
Editorial: Lumen, 2019
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 603


 DIANE SETTERFIELD

Esto es lo que la editorial nos cuenta de esta autora:

Diane Setterfield (Berkshire, 1964) estudió Literatura Francesa en la Universidad de Bristol, tras lo que se especializó en autores de los siglos XIX y XX, como André Gide, y trabajó como profesora en distintos centros.
Apasionada de la lectura, decidió abandonar el mundo académico para dedicarse por entero a la escritura. Su primera novela, El cuento número trece (Lumen, 2010), se convirtió en un éxito de ventas mundial y llegó a encabezar la lista de más vendidos de The New York Times solo una semana después de ser publicada y a traducirse a treinta y ocho idiomas. Lumen también ha publicado su novela El hombre que perseguía al tiempo (2013). Érase una vez la taberna Swan es su última y aclamada novela.


En este blog puedes encontrar la reseña de su siguiente novela:





ARGUMENTO de ÉRASE UNA VEZ LA TABERNA SWAN

Había una vez una taberna que descansaba tranquilamente en la orilla del Támesis a su paso por Radcot, a un día a pie del nacimiento del río. (…) El Swan de Radcot contaba con su propia especialidad. Era donde la gente iba a contar historias.

Una noche de invierno mientras contaban historias, en su puerta apareció un hombre con aspecto casi de monstruo con una marioneta en sus brazos. Una marioneta que en realidad era una niña a la que todos creen muerta pero que resulta estar viva. ¿Quién es esta niña rescatada del río?






ÉRASE UNA VEZ LA TABERNA SWAN


Érase una vez la taberna Swan es una novela coral en la que difícilmente podremos decir cuál es el protagonista principal, pues todos ellos con su propia historia juegan un papel importante en la novela. Aunque si hay que destacar alguno, no será un personaje humano. Algo que está omnipresente y marcando la vida de los personajes de la novela: El río Támesis.
«Daunt tuvo que reconocer que el río era algo demasiado inmenso para quedar contenido en un libro. Majestuoso, fuerte, desconocido, se doblegaba con tolerancia a los quehaceres de los humanos hasta que decidía no hacerlo más, y entonces, cualquier cosa puede ocurrir». (Página 591)

Si habéis leído la primera novela de esta autora, recordaréis que tenía toda ella un estilo decimonónico por más que estuviera ambientada más o menos en la actualidad. Era el gusto por la literatura decimonónica por parte de la protagonista el que marcaba el estilo decimonónico de la misma. Una novela muy metaliteraria.
No es el caso de Érase una vez la taberna Swan. Aquí no va a estar la literatura como protagonista, pero sí que nos vamos a encontrar con ese aire decimonónico en sus personajes.
Aunque no hay metaliteratura como tal, si que vamos a encontrar ese gusto por la palabra, si bien no en forma escrita sino oral. Buena parte de los protagonistas o de los personajes que por ella circulan tienen algo en común: el gusto por oír y narrar historias, de darle vueltas y más vueltas a un suceso para verlo desde ángulos muy diferentes, para imaginar posibilidades múltiples a partir de una única realidad, de crear cada uno un relato diferente y propio partiendo desde el mismo punto.
Nada mejor para ello que partir de una serie de hechos singulares: una niña rescatada del río, una niña aparentemente muerta que vuelve a la vida, una niña que nadie sabe quién es, una niña que desapareció dos años atrás y que puede ser esa criatura, una mujer suicidada junto a su hija en el río sin que haya aparecido el cuerpo de la niña...


Y junto al río y a los personajes que junto a él viven, otro personaje más viene a acompañarlos, dando un toque gótico a la novela: El silencioso, un hombre que aparece con su barca en el río para rescatar a aquellos que van a morir ahogados y llevarlos a la orilla si su hora no ha llegado, o acompañarlos hasta la otra orilla de la vida si es su momento. Pocos reconocen su existencia, aunque son muchos los que reconocen haberlo visto en algún momento de su vida.

Como si de un río se tratase, la novela va transcurriendo por la vida de sus personajes, a veces de un modo lento y manso, disfrutando del paisaje de sus vidas, otras impetuoso y rápido, sin dar tregua al lector que se ha zambullido en sus páginas. Y como todo río, a la historia principal llegan afluentes con nuevos personajes e historias que vienen a aumentar el caudal de la historia principal hasta desbordarse en un final que pone fin a todas las especulaciones que el lector haya podido hacerse hasta entonces.





OPINIÓN PERSONAL

Foto de El Búho entre libros para Instagam

No estoy seguro de que Érase una vez la taberna Swan sea un libro que pueda gustar a todo tipo de lectores. Porque no es una historia lineal, porque tiene muchos meandros a lo largo de la narración en la que parece frenarse el ritmo de la misma.
Una novela con un misterio por resolver, pero que no es una novela de misterio al uso, puesto que dicho misterio es el que tira de la trama pero no es lo único importante de la misma, o al menos no lo era para mí.
Bien es verdad que yo disfruto muchas veces con esas novelas bien escritas en las que van apareciendo numerosos personajes, cada uno con su historia propia que de un modo u otro terminan desembocando en una historia común que enriquecen y a la vez la hacen más grande.
Salvando las distancias, tanto de estilo como de narrativa, me recuerda a Isabel Allende con sus muchas historias dentro de cada historia. Eso es algo que a mí me encanta, pero que me consta que no es del gusto de todo tipo de lectores.


Por eso, si tú eres de esos lectores que disfrutan de las historias, de unos personajes muy bien creados y variopintos, de una ambientación muy conseguida y de un cierto toque retro en una historia del pasado sin que se trate de una novela histórica, Érase una vez la taberna Swan es tu novela. Yo sí la he disfrutado. Y mucho.



VALORACIÓN: 9/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2019, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:


                   

2 comentarios:

  1. A mí me encantó... Pero tienes razón, no es una lectura para cualquier lector... Sé de buenos lectores que se les atragantó un poco... :)

    ResponderEliminar
  2. Pues creo que la disfrutaría mucho, así que terminará cayendo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Analytics