miércoles, 23 de octubre de 2019

LAS HIJAS DE LA TIERRA (ALAITZ LECEAGA)


Las hijas de la tierra
Alaitz Leceaga


 Título: Las hijas de la tierra
Autor: Alaitz Leceaga
Editorial: Ediciones B, 2019
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 568


 ALAITZ LECEAGA

Esto es lo que la editorial nos cuenta de la autora

Alaitz Leceaga (Bilbao, 1982) es una apasionada lectora de novelas victorianas, de terror y sagas familiares. Después de publicar numerosos relatos cortos en distintos portales de internet, que suman más de 60.000 lecturas y cientos de comentarios positivos, se lanzó a escribir su primera novela.
El bosque sabe tu nombre (Ediciones B) se convirtió en un fenómeno editorial incluso antes de su publicación. Las hijas de la tierra es su segunda novela.


Puedes encontrar en este blog las reseñas de las siguientes novelas de la autora:






ARGUMENTO de LAS HIJAS DE LA TIERRA

«Rafael había nacido solo cinco minutos antes que yo, pero esos cinco minutos bastaban para que el no tuviera el pelo rojo como el fuego o arrastrara una maldición. Esos cinco minutos de ventaja, junto con el hecho de que era un varón, bastaban para que él fuera el único heredero de los Veltrán-Belasco. Rafael lo heredaría todo tras la muerte de padre: la gran casa solariega donde vivimos, las tierras que la rodeaban, las viñas, la bodega… todo, menos la maldición. Ese era mi legado, mi siniestro privilegio. Mío y de mis dos hermanas pequeñas, Teresa y Verónica, ambas con el pelo tan rojo como el mío».
Ésta es la historia de Gloria y de sus dos hermanas Teresa y Verónica. La historia de tres mujeres que se rebelaron contra una maldición que habían heredado. Que lucharon por sacar adelante unas tierras y unos viñedos que, al igual que ellas, parecían malditas, negándose año tras año a dar su fruto. Tres mujeres que no se resignaron a su destino, un destino en el que las mujeres no contaban para nada y se enfrentaron a quien hiciera falta para hacer sus sueños realidad.






LAS HIJAS DE LA TIERRA

Por más que la historia de Las hijas de la tierra transcurra en el año 1889 en tierras de La Rioja, difícilmente podremos considerarla una novela histórica, porque poco cuentan los sucesos históricos de aquel año más allá de darle un contexto histórico a unas tierras que vivían de unos vinos que empezaban a tener calidad y que, si ahora llamaban la atención es porque todavía no habían sido atacados por la filoxera que estaba destruyendo los viñedos de la vecina Francia y que amenazaban con destruir los españoles también.
Una historia en la que lo que cuenta son los sucesos que marcan la vida de tres hermanas que viven en una gran mansión en una finca a las afueras de San Dionisio, el pueblo ficticio que la autora ha creado para esta novela.
Un pueblo que, aunque sea ficticio, es el reflejo de unos pueblos y una época que sí que son reales, en los que la importancia de la tierra y la preponderancia del hombre lo marcaba todo.

«Vives en una tierra que te odia, tan podrida y seca por dentro como tú y como las otras dos. La ruina de Las Urracas se está convirtiendo en la ruina de San Dionisio, ¿y sabes lo que se rumorea en el pueblo? Que todo es culpa de las endemoniadas Veltrán-Velasco; la sequía que dura años ya, las malas cosechas, el hambre, los incendios… hasta la epidemia de cólera que mató a tantos hombres hace algunos años y dejó enfermos de por vida a otra docena. Todo por vuestra culpa. Vosotras sois lo peor que ha crecido en la tierra maldita de las Urracas: la mala cosecha. Las hijas de la tierra». (Página 60)

Una atmósfera opresiva en la que la herencia era para el hermano mayor, en la que la mujer era un ser invisible y que para nada contaba. Una situación contra la que se rebelan Gloria y sus dos hermanas, que han de luchar no solo contra su hermano y su padre, sino contra todo un pueblo que las considera unas mujeres malditas.
Porque vienen de unas mujeres malditas. Como maldita era su madre que murió loca en aquella finca de Las Urracas.
Y locas se creen ellas por momentos escuchando voces y viendo fantasmas por doquier, luchando contra una presencia demoniaca que las rodea en la finca.

Una atmósfera con un cierto aire de cuento de terror envuelve a esta novela dándole u aire y un estilo muy peculiar, con un toque de cuento gótico del siglo pasado que hacen de Las hijas de la tierra una novela muy especial.






OPINIÓN PERSONAL

Foto de El Búho entre libros para Instagram
Se ha enfrentado Alaitz Leceaga en Las hijas de la tierra al difícil reto de escribir una segunda novela tras haber conseguido todo un éxito con su primera novela: El bosque sabe tu nombre.
Una prueba que ha superado con éxito con una novela totalmente diferente pero que sin duda mantiene fuertes vínculos con la anterior, no tanto en cuanto al argumento, sino en esa atmósfera tan especial que la autora sabe crear, en el que el elemento misterioso parece envolverlo todo, con una atmósfera gótica en la que la presencia del demonio, del mal, parece impregnarlo todo.
Por más que el mal, el demonio que parece rodearnos, no está fuera sino en el interior de cada uno de nosotros. Esa es la lucha en la que también se verán envueltas tres hermanas, en una vieja casa con estancias cerradas. Una casa en la que el dolor y los recuerdos parecen habitar en el polvo de sus viejos muebles.

Una historia en el que las mujeres son las grandes protagonistas, reivindicando un papel que los hombres les impiden jugar a la hora de tomar las grandes decisiones. Porque será el esfuerzo y el tesón de tres mujeres el que logrará sacar adelante una tierra que parece maldita.
Una historia en la que Alaitz Leceaga demuestra una gran imaginación que le lleva a crear mil y un momentos a lo largo de toda la novela con un estilo y un lenguaje que hacen que disfrutemos con Las hijas de la tierra como si de una de aquellas grandes novelas del siglo XIX se tratase.
Eso sí, cambiando las campiñas inglesas por las tierras del norte de nuestro país. Una historia que pese a su gran ritmo merece la pena degustar con calma- con calma y con un buen vino al lado, que esta es también una novela que sin duda disfrutarán los amantes del buen vino.




VALORACIÓN: 9/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2019, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:


              

2 comentarios:

  1. Todavía no me he estrenado con esta autora y me queda claro que tengo que hacerlo. A ver si me animo pronto con ésta o con la anterior novela, que ambas han gustado mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho el anterior así que probaré también con este. Seguro que me gusta también por lo que cuentas.

    Bs.

    ResponderEliminar

Analytics