viernes, 28 de junio de 2019

SOLEDAD (CARLOS BASSAS DEL REY)


Soledad
Carlos Bassas del Rey




Título: Soledad
Autor: Carlos Bassas del Rey
Editorial: AlRevés, 2019
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 184


 CARLOS BASSAS DEL REY

Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:

Carlos Bassas del Rey (Barcelona, 1974) trabaja como juntaletras de fortuna, labor que equilibra con la docencia y la escritura de guiones. En el 2007 ganó el premio Plácido al Mejor Guion de Género Negro en el IX Festival Internacional de Cine Negro de Manresa. En el 2012 publicó su primera novela, Aki y el misterio de los cerezos (Toro Mítico), y ganó el premio Internacional de Novela Negra Ciudad de Carmona con El honor es una mortaja (Tapa Negra). En el 2015 llegó Siempre pagan los mismos (Alrevés), ganadora del Tormo Negro, y una nueva entrega de la saga japonesa Aki, El Misterio de la Gruta Amarilla (Quaterni). En el 2016 publicó el libro de haiku Mujyokan (Quaterni), la novela corta La puerta Sakurada (Ronin Literario) y Mal Trago (Alrevés), y en el 2018, El samurái errante (Quaterni). Ese mismo año publicó su última novela negra, Justo (Alrevés), que ha sido nominado a varios premios, entre ellos el Hammett.






ARGUMENTO de SOLEDAD

La vida nos sorprende con golpes inesperados. Como el que recibe Soledad, que una mala noche se convierte en la madre de una niña muerta. Una mujer que queda tan muerta como su propia hija.
El inspector Romero será el encargado de resolver el caso, de intentar encontrar la verdad. Una verdad que busc también para su propio mal interior.






SOLEDAD 
«A pesar de que sus ojos estaban abiertos, ya no veían la nube abandonada en la inmensidad del cielo ralo. Su soledad era unánime. La de esa pequeña nuble blanca. La de la nena tirada en el suelo del parque».

Así arranca la novela, con la desolación de una madre que ve el cadáver de su hija, de su nena, de la única razón que la mantenía con vida. Ahora, aún con vida, ya no es más que una madre muerta. Muerta y sola, como la profecía cumplida de su nombre: Soledad.
«Nadie quiso tu llegada a este mundo, nadie te llorará cuando lo dejes; quizás por eso tu madre te llamó así, Soledad, anticipando tu desgracia, condenándote a ella». (Página 25)

El inspector Romero es el encargado de investigar dicha muerte. Un hombre que arrastra su propia condena interior, sus propios fantasmas, el cansancio infinito de tener que enfrentarse a la muerte sin posibilidad de derrotarla.
«Al acabar, Romero se da cuenta de que está cansada, de esta monotonía que no le lleva a nada, que le conduce siempre a lo mismo, a tratar de averiguar el quién, el cómo, a veces el por qué, pero jamás a evitar la muerte, solo a ofrecerle a la familia una explicación más o menos clara, a veces solo plausible, evidencias a un juez». (Página 32)

Una lucha contra el mal que anida en el corazón del hombre que le está hundiendo poco a poco sin paliativos:
«¿Cómo explicárselo? ¿Cómo certificarles que no existe ningún Dios, que no hay ninguna esperanza, que el mal anida en el interior de cada ser humano, que lo único que podemos hacer es tratar de contenerlo?» (Página 89)

Porque Romero es un buen observador de la realidad, de ahí que no se le escapen esos detalles sórdidos que configuran su día a día:
«Romero sabe por experiencia que lo primero a lo que atrae la muerte no es a las moscas, sino a los chismorreos; antes incluso de que la fauna cadavérica pervierta el cadáver, ya están saqueando su alma». (Página 19)

Soledad, un nombre y una realidad que iremos viendo a lo largo de esta novela, narrada por dos voces, la de Soledad y la de Romero. Dos voces que en algún momento se superponen para mostrarnos la realidad desde dos perspectivas diferentes pero que confluyen en una misma realidad: la soledad.
«Estás sola. Sin ningún paliativo, Porque así es la soledad, una, única, siempre igual, siempre la misma; no precisa de adjetivos que enfatices lo que es claro y preciso de por sí». (Página 115)

¿Puede haber algo peor que la soledad? Sí, una soledad cargada de culpa. Esa culpa que la tienen inculcada a fuerza de golpes, desde que siendo apenas una niña fue violada por el que hoy es su marido. ¿O sería mejor decir su amo? Porque eso es en realidad Soledad, la criada de un hombre y su madre. La única que trabaja en la casa. La que cubre sus necesidades de dinero, comida y sexo.
Su única esperanza es esa nena, fruto de aquella violación. Pero hasta eso le han arrebatado cargándola de culpa.
«Es culpa tuya. A la niña la han matado por tu culpa, porque la dejabas vestir como una puta. Lo de la nena ha sido culpa tuya, si la hubieras vigilado más, si no la hubieras consentido tanto, si no le hubieras dejado hacer siempre lo que le venía en gana». (Página 132)







OPINIÓN PERSONAL

Foto en Instagram de El Búho entre libros

Es Soledad una novela negra dura. Porque la soledad lo es. Porque el mundo que nos retrata es desolador desde el punto de vista de sus dos protagonistas. Porque de modo indirecto carga contra una sociedad que aparta la vista a un lado para no ver algunas realidades, para la que el maltrato doméstico es algo privado en lo que no debe entrometerse, en el que la educación a unos niños que ni siquiera son adolescentes por más deprisa que traten de crecer, parece una misión imposible para aquellos que viven en la miseria condenados a ver cómo sus hijos no podrán escapar de ella tampoco.
Un mundo dominado por matones, por aquellos que usan la violencia para intentar salir de una miseria que no los abandonará tampoco.

Todo esto y más, nos lo narra Carlos Bassas con un lenguaje directo, sin florituras, sin escape para el lector, dentro de una trama de investigación que nos muestra la sordidez y la soledad de todos los personajes que por ella van pasando y que se resuelve con un final doblemente inesperado. Un final que supone un salto hacia arriba para una novela que, en cualquier caso, no es fácil de olvidar.





 VALORACIÓN: 9/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2019, pincha AQUÍ

Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:

                   


4 comentarios:

  1. Oooohhh!!!
    Muy buena reseña!
    No lo conocía, pero me lo llevo el tirón, pinta muy muy bien.

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Muy pero que muy buena pinta tiene. A ver si me quito varios pendientes que tengo del género y me hago con este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí :) Gracias por la reseña.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Qué trama más dura, tiene muy buena pinta. La dejo anotada. Gracias.
    Concha Yunta.

    ResponderEliminar

Analytics