viernes, 17 de noviembre de 2017

LA SANGRE NO SALTA (ALFONSO GUTIÉRREZ CARO)

La sangre no salta
Alfonso Gutiérrez Caro



FICHA TÉCNICA

Título: La sangre no salta
Autor: Alfonso Gutiérrez Caro
Editorial: Malbec, 2017
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 270







ALFONSO GUTIÉRREZ CARO

Esto es lo que la editorial nos cuenta de él:

Alfonso Gutiérrez Caro, Cartagena (Murcia), 1982 es
Licenciado en Historia por la Universidad de Murcia. Sus inicios literarios vienen marcados por una interesante actividad como escritor de relatos breves.
Mención de honor en el Concurso Galileo de relatos de ciencia ficción (2009) con “Lapsus Machina”, incurso en la antología del mismo nombre. Ha publicado el relato “Muere el último humano físico” en Revista Redes para la Ciencia nº 10 (2010). El relato “Reinicio” en la Antología Descubriendo Nuevos Mundos (2011) de la Federación Española de Fantasía Épica. Su cuento “Sencillamente monstruos”, fue incluido en “Cryptonomikon VI” antología del Cryptshow Festival (2013). Fue finalista de La Mano, Festival de Cine Fantástico y de Terror (2013), categoría relato con La despensa.

En 2013 Amarante publica
“Defecto de fábrica”, su primera novela negra protagonizada por el detective Samuel Alonso. En 2015 apareció Universo salvaje, la continuación de la serie.

Actualmente colabora en los blogs de cine y series La voz en Off y Siemaniac.


En este blog puedes encontrar las reseñas de:
-Defecto de fábrica







ARGUMENTO de LA SANGRE NO SALTA


Samuel Alonso ha decidido dejar su oficio de detective a un lado y vivir como una persona “normal”. Ahora se encuentra de vacaciones dedicándose a tomar el sol en la terraza de su oficina, cuando dos rubias que son madre e hija vienen a interrumpir su dura tarea para encargarle un trabajo: tiene que recuperar un reloj valioso no solo por lo económico, sino por lo sentimental que alguien les ha robado.
Se trata del reloj de Ulises Carpo, un hombre que desapareció hace treinta y cinco años. Santos Alonso, el padre de Samuel, se encargó de esclarecer su desaparición y por eso la familia acude ahora a él para que intente recuperar su reloj.
Con lo que no cuenta Samuel, es con que su investigación le llevará a desenterrar secretos del pasado que no querrá conocer.






LA SANGRE NO SALTA


La sangre no salta es la tercera entrega del detective Samuel Alonso, un personaje que ha ido creciendo en fuerza a medida que ha ido avanzando la serie.





No se nos ofrece una definición muy halagüeña de él en esta tercera entrega.
«Samuel Alonso, anteriormente detective privado de tres al cuarto, coleccionista de fracasos aderezados con algún que otro éxito que le permitió mantener un nombre durante un tiempo». (La sangre no salta. Página 17)


-Un detective que está en las últimas: Samuel lleva meses sin un caso decente. Lo mejor de su despacho es una alarma que dejará de tener en breve si no paga las letras.

-Un detective al que le dan buenas palizas: Samuel se llevará unas cuantas seguidas. Y eso es una constante en cada una de las novelas:
«Definitivamente no estaba siendo una buena semana para su cara bonita.» (Defecto de fábrica. Página 133)

-Un detective cuya arma es la ironía: Samuel no lleva armas. Solo su inteligencia y su lengua rápida:
«-¿La ironía es tu mecanismo de defensa¿.-En realidad es algo así como mi forma de vida.» (Defecto de fábrica. Página 66)

-Un detective con casos de poca monta: Samuel es lo que llaman en el libro un buscacuernos, lo que en otras novelas definen como un huelebraguetas.

-Es valiente: O un inconsciente, según se mire
«Admiro tu valor, chaval, estás al borde del precipicio como el coyote del correcaminos y aún así bromeas. O eres condenadamente listo o un gilipollas de mucho cuidado.» (Defecto de fábrica. Página 88)

-Arrastra un oscuro pasado: Hasta avanzada la novela, no sabremos qué es lo que ocurrió en su pasado que le ha llevado a lo que hoy es:
«No era la primera vez que le ocurría, ni tampoco sería la última, pero añorar el pasado se estaba convirtiendo en su más eficaz válvula de escape.» (Defecto de fábrica. Página 21)

-Le pierden las mujeres. En la más pura tradición de novela negra clásica, se ve envuelto en casos que nunca debió aceptar por culpa de las mujeres. En el caso de La sangre no salta, son dos rubias, madre e hija a las que no puede decir no. Pero para incidir más, es la aparición de unos ojos especiales, los de Violeta, las que le arrastran a un mundo del que nunca pensó que formaría parte, que traspasaría los límites de la ética por él mismo autoimpuestos.




Fanta Naranja
Solo hay uno de los tópicos del género que Samuel no cumple: No es un alcohólico. De hecho en una larga espera mientras controla un local desde un bareto de Cartagena, lo que se toma son tres Fantas de naranja.
Eso sí, fuma casi tanto como en una de aquellas viejas películas en blanco y negro de cine negro. Aunque para darle un toque de actualidad, tiene que aguantarse en muchos casos el mono porque en los bares y cafeterías ya no se puede fumar.
En Universo salvaje rompe en alguna ocasión su costumbre de no beber alcohol, con funestas consecuencias para él, que por falta de costumbre su organismo se emborracha casi con pisar una chapa de cerveza.
Sin embargo, ese vicio del tabaco es algo que prácticamente tiene superado ya en La sangre no salta:
«Encendía un cigarrillo cada noche y lo dejaba en sus dedos consumiéndose lentamente, mientras aspiraba el humo por el que un día suspiraba, que tan enganchado le tuvo, que tanto le costó dejar, un humo que ya no necesitaba, al menos en su forma tradicional. (La sangre no salta». Página 18)

Quiere pasar por cínico al estilo de Marlowe, uno de sus personajes favoritos. Pero en realidad, no pasa de ser un graciosillo.
«-No seas tonto, a ver… empieza por contarme algo gracioso, Pero gracioso de verdad, no como esos supuestos chistes que vas soltando y de los que no se ríe nadie». (La sangre no salta. Página 237)


Catedral de Murcia
La gran novedad de La sangre no salta es la aparición del padre de Samuel: Santos Alonso. Aparición desde el pasado, porque ya está muerto, pero la trama de esta novela va a unir a través de un personaje Ulises Carpa, un caso del pasado en el que trabajó su padre, con la actualidad. Tendremos pues dos tramas en la novela, la del pasado y la del presente en la que veremos las similitudes y las diferencias entre padre e hijo.
«Su padre, Santos Alonso, fundador de la agencia de detectives Aloser. Un buen padre, un marido deficiente, la persona que le enseñó a Samuel todo cuanto había que saber en el negocio de la investigación privada. Un tipo duro y con marcado carácter pendenciero, de ideas que alguno podría calificar de reaccionarias. Tradicional, expeditivo, un “mala sangre” cuando te lo cruzabas el día equivocado. Toda una perla. Su padre». (La sangre no salta. Página 21)

Pese a ser diferentes, tienen muchas más cosas en común de las que al propio Samuel le gustaría admitir.

Espero que tengas una cosa muy clara antes de empezar a leer esta novela: La sangre no salta, pero te puede salpicar.

«-Solo espero que tengas claro que la sangre no salta.-¿Cómo? ¿La sangre?-Claro. Puedes limpiarla de tus zapatos o tu camisa, lavarla bien de tus manos, pero no saltará de tu cabeza. Por mucha tierra que le eches encima, estará siempre ahí, atormentándote». (Página 242) 

Al igual que en las novelas anteriores, la acción transcurre en Murcia y sus alrededores






IMPRESIÓN PERSONAL

Hay algunos autores que escriben una novela y ahí se queda todo, como si se hubiesen vaciado. (Perdonable si esa novela es por ejemplo Matar a un ruiseñor como es el caso de Harper Lee). Otros tras un triunfo inicial, se dedican a repetir siempre lo mismo en sus sucesivas entregas en un declive permanente. Por eso da gusto encontrarse a autores como Alfonso Gutiérrez Caro que, novela tras novela van mejorando y haciendo que su personaje literario crezca junto a su autor.
Me gustó su primea novela Defecto de fábrica por su gran sentido del humor, en el que el personaje no sólo se reía de si mismo, sino que era una parodia del género negro, del que reunía casi todos sus tópicos. Y los que no tenía, también estaban presentes.
Una parodia que no ha parado de ir a más, pero que al mismo tiempo ha ido creando y consolidando un personaje, mucho más allá de los tópicos, más tierno que el corderito de un anuncio de suavizante pese a los golpes que se lleva en la vida. Un personaje al que a la fuerza tienes que tomar cariño.

Además esta nueva entrega aún tiene más fuerza con la entrada en juego del padre de Samuel: Santos. Un personaje que sí encarna el lado más oscuro de la novela negra. Un hombre más contradictoria, con su lado oscuro que compatibiliza con su amor a la familia.

Podéis además leer esta novela sin haber leído para nada las dos anteriores. Si me apuráis, puede serviros muy bien como punto de partida para arrancar con la serie. Tenéis por otra parte en esta reseña suficientes pistas sobre el personaje como para abordar la lectura de esta novela sin perderos y sin que os haya destripado ninguna novela de la serie.

No os la perdáis.





VALORACIÓN: 9/10



Si quieres conocer más novedades editoriales 2017, pincha AQUÍ

Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente.

              

4 comentarios:

  1. Pues no conozco al autor así que tomo buena nota. Creo que no he leído nada que se desarrolle en Murcia, jejeje

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. Pues no la conocía y no pinta nada mal.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Buena valoración, y no tiene mala pinta, la verdad es que si podría ser una de mis próximas lecturas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Pues no conocía este libro y pinta la mar de bien. Lo tendré muy en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Analytics