jueves, 30 de noviembre de 2017

DIENTES DE LECHE (IGNACIO MARTÍNEZ PISÓN)

Dientes de leche
Ignacio Martínez Pisón



FICHA TÉCNICA

Título: Dientes de leche
Autor: Ignacio Martínez Pisón
Editorial: Seix Barral, 2008
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 384
PVP: 19,00 €








IGNACIO MARTÍNEZ DE PISÓN


De él nos dice su editorial:

Ignacio Martínez de Pisón nació en Zaragoza en 1960 y reside en Barcelona desde 1982. Es autor de una docena de libros, entre los que destacan la colección de cuentos El fin de los buenos tiempos (1994), las novelas Carreteras secundarias (1996), María bonita (2001) y El tiempo de las mujeres (2003), y el ensayo Enterrar a los muertos (Seix Barral, 2005), que obtuvo los premios Rodolfo Walsh y Dulce Chacón y fue unánimemente elogiado por la crítica en varios países europeos.
Su obra está traducida a una docena de idiomas.

En este blog podéis encontrar la reseña de una muy buena novela suya:
-
La buena reputación.






Amores y odios en la vida familiar


ARGUMENTO de DÍENTES DE LECHE


El protagonista es Raffaelle Cameroni.
«Raffaelle no era fascista en Italia. Tampoco era antifascista. Raffaele sólo era pobre y sólo por sacar de la pobreza a su mujer y su hija había aceptado marchar a hacer la guerra a un país extranjero». (Página 35)

Tras un inicio de la historia en una época casi actual, nos traslada al año 1937 en que Raffaelle viene a combatir a España al lado de las tropas franquistas. Esa idea de sacar dinero para mantener mejor a su familia, podremos descubrir a lo largo del libro que no es más que una mentira que se dice a sí mismo, porque en el fondo lo que está haciendo es huir de una hija retrasada que ha nacido fruto de ese matrimonio. Y ese retraso de su hija es algo que no puede aceptar.
Herido en un combate (tranquilos, que batallitas no salen en el libro) es atendido por una joven enfermera, Isabelita, de la que se enamora y con la que se casará, ocultando su familia italiana y fruto de este matrimonio nacerán tres hijos: Rafael, Alberto y Paquito.
Pero por más que intentes ocultar un secreto, tarde o temprano este saldrá a la luz, suponiendo un punto de ruptura en la familia, que no podrá entender ni aceptar los hechos anteriores. ¿O sí habrá perdón?





DIENTES DE LECHE


(Esta es una reseña rescatada de mi archivo personal, editada y actualizada)

Leer un libro no deja de ser siempre una aventura y una fuente de sorpresas. Por mucho que te documentes, cosa que no siempre puedes hacer, no puedes tener la seguridad de que lo que vas a encontrarte sea de tu agrado o sea lo que estabas buscando. Pero también puede pasar como en este caso, que busques una cosa, encuentres otra totalmente distinta y con un resultado que supera plenamente tus expectativas iniciales.
Y lo ha hecho además en una época en la que la sobreabundancia de lectura hace que el "vicio" de leer esté más calmado y por tanto mi espíritu crítico esté más sobreagudizado, porque con esto de un paro forzoso por lesión en un pie (pero no en las manos ni en los ojos) han "caído" seis libros en menos de diez días y este ha sido el último de ellos.

Aunque ya en la contraportada habla de una saga familiar, esperaba encontrar en el libro algo semejante a "El corazón helado" de Almudena Grandes, el desarrollo de una historia familiar que arranca en la Guerra Civil española y que llega hasta nuestros días, salvo que contado con una visión diferente, pues al igual que en "Invierno en Madrid" que nos cuenta la guerra desde el punto de vista de un inglés, aquí esperaba que se nos contara desde el punto de vista italiano.
Porque además de las Brigadas Internacionales que combatieron a favor de los republicanos y de las tropas alemanas, o quizás sería mejor decir de los aviadores alemanes, junto a tropas españolas en el bando nacional combatieron soldados italianos, y uno de ellos es el protagonista de esta historia.

La primera sorpresa es que la Guerra Civil es simplemente el punto de arranque de la historia, apenas unas páginas. Porque dicha guerra y la postguerra que a continuación vino son simplemente el telón de fondo de esta historia, pero no la historia en sí. No es una historia política, ni sobre la política. Hubo una guerra, una dura etapa de represión después y finalmente el advenimiento de la democracia. Esa es nuestra historia y en ella se desenvuelven los personajes, pero nada más.

Y como toda historia que se desarrolla dentro de un marco concreto, los sucesos históricos ocurren, y así el protagonista que se ve al frente de una fábrica de pastas, necesita harina en una época en la que no sólo escasea, sino que para conseguirla hacen falta contactos políticos y eso en aquellos tiempos significaba como mínimo connivencia con el régimen franquista.
Si no te animabas a leer el libro pensando en un contenido político o en que se trataba de otro libro más sobre la Guerra Civil española (a mi no me importa, pero sé que hay gente a la que no le interesa el tema), elimina esos prejuicios, porque el libro es otra cosa.
¿De qué trata entonces? Pues de algo que a todos nos compete, del amor y de la familia, de las afrentas y el perdón. Resumiendo el libro, diría que no es una historia sobre una familia, sino un retrato de familia, fotos y retratos a los que es muy aficionado uno de los protagonistas.


Zaragoza
A diferencia de muchas otras novelas cuyo eje o principio sea este periodo de nuestra historia, no está ambientada en Madrid ni en Barcelona, sino que para variar su ciudad protagonista es Zaragoza, por lo que parte de sus referencias geográficas, los bares, las calles, los cines que salen a relucir, evidentemente no me son conocidos, como os ocurrirá a muchos de vosotros.

Muy acertado también el título del libro. Dientes de leche, esos primeros dientes que se nos caen, algo pequeño, sin importancia, cuya caída va dejando atrás nuestra infancia. Esa pequeña cosa sin importancia que muchos padres guardan como recuerdo de una etapa pasada, efímera que no volverá. Pero esos pequeños detalles si tienen importancia para mucha gente. Y es el desprecio a esos sentimientos, a esas pequeñas cosas que forman parte de la vida y de los sentimientos ajenos, lo que desencadenará parte de la tragedia de esta historia.
Es una novela que va de menos a más, al contrario que otras muchas que tras un arranque espectacular, van perdiendo fuerza como las gaseosas para acabar en un final decepcionante que te deja un mal sabor de boca.

Aquí es justo al revés, pues el libro va ganando fuerza y emotividad según avanzan las páginas, a lo que contribuye sin duda la historia de amor de uno de los hijos de Raffaele, Alberto, para mí de lo mejor del libro.
Una historia que nos habla de las relaciones entre esposos, de las relaciones de estos con los hijos, del perdón, de la reconciliación, del amor verdadero entre hermanos, en fin, un libro muy emotivo.
Y de política lo justito, que es más bien poco, porque Rafael que en principio no tenía pensamientos fascistas, termina asumiéndolos como propios, pues encuentra en ellos la fuerza que le supone el ardor patrio. Fuerza que por otra parte es una mentira, pues toda su vida está basada en una mentira y en un acto de cobardía, acto que se le hace presente por medio de uno de sus hijos.

No quiero extenderme más ni destriparos el libro. Solo recomendaros este libro a todos vosotros, a todos los que busquéis una buena historia. Como dice en la contraportada y por una vez suscribo: "Una novela para todos".




Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles.





VALORACIÓN: 10/10


Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente.





7 comentarios:

  1. Pues no lo conocía y me encanta lo que cuentas, tanto la trama como la ambientación histórica. Me lo llevo y a ver si lo encuentro :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. Mira, pues a mí me ha ganado el libro con lo de que es algo distinto, que no se ciñe al tema político o de la guerra...me lo apunto que últimamente descubrir historias así es lo que más me gusta
    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo Pedro. Me encantó esta novela que me fue conquistando casi sin enterarme, de esas lecturas sobre la cotidianidad que te va calando poco a poco. Una novela inolvidable.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, después de leer la reseña creo que no me lo voy a perder. Ya está en la lista para el mes de diciembre. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. No puedo negarme a llevármela, antes de leer tu reseña ya me gustaba, y ahora, pues me la llevo.

    Un besito guapetón.

    ResponderEliminar
  6. Lleva mucho tiempo entre mi lista de pendientes este libro. Y tu reseña me confirma que lo tengo que leer y no dejarlo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Me gusta como escribe este hombre y me encantan las buenas historias. Me lo apunto.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Analytics