martes, 24 de septiembre de 2019

ANTES MUEREN LOS QUE NO AMAN (INÉS PLANA)


Antes mueren los que no aman
Inés Plana



Título: Antes mueren los que no aman
Autor: Inés Plana
Editorial: Espasa, 2019
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 510


 INÉS PLANA

Esto es lo que la editorial nos cuenta de la autora:

Inés Plana nació en Barbastro (Huesca). Es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona y desde el principio desarrolló su carrera profesional en Madrid. Ha trabajado en diversos medios de prensa escrita y, en el terreno editorial, ha creado y coordinado distintas colecciones de títulos relacionados con la divulgación de la historia y el arte. Actualmente es directora del periódico-magacín Vivir Bien, en la Comunidad de Madrid.

Morir no es lo que más duele es su primera novela: trabajó en ella durante cinco años


En este blog puedes encontrar la reseña de la siguiente novela de Inés Plana:







ARGUMENTO de ANTES MUEREN LOS QUE NO AMAN

La acción transcurre en las navidades del 2009 cuando la crisis comienza a golpear con toda su furia a la sociedad. Una funcionaria de la Seguridad Social muere decapitada al caerle un cristal encima cuando es empujada por una usuaria que huye del lugar.
Tresser después de dos años ha encontrado la primera pista fiable del paradero de la pequeña Luba de doce años. Pero tiene difícil poder actuar, pues es el encargado del caso de la funcionaria muerta, un caso muy mediático.






ANTES MUEREN LOS QUE NO AMAN

Antes mueren los que no aman es la segunda entrega de la serie protagonizada por Julian Tresser, un guardia civil que trabaja en Uves, una urbanización cercana a San Lorenzo del Escorial. Aunque puede leerse de modo independiente, debo aclarar que es la continuación de Morir no es lo que más duele.



Es una novela negra, por más que tenga unas connotaciones muy especiales, algo que ya temía su novela anterior, en la que ya a la mitad de la novela sabíamos quién era el asesino y el por qué de sus crímenes y en la que sin embargo, no decaía el interés hasta el final, porque la novela negra daba paso entonces a un thriller.
Pues bien, en este caso ni siquiera tenemos la intriga de quién es el asesino, porque en realidad no hay tal asesinato, sino un empujón desafortunado que acaba con la muerte de la víctima. La cuestión es que en un momento de crisis en la que los funcionarios se sienten acosados, hay que resolver rápidamente quién es y dónde está la autora de los hechos. Aparentemente poca cosa para una novela negra.
Y sin embargo, el interés no decae en ningún momento. Entre otras cosas, porque los escenarios son múltiples y hay que unir varias acciones al mismo tiempo. Por un lado la huida de la agresora. Por otro lado las peripecias de Luba que ha conseguido desaparecer durante una redada de la policía de la casa donde la tenían encerrada. Por otro la búsqueda desesperada de Tresser por un lado y del hombre que la tenía secuestrada para matarla y que no pueda declarar contra él.

La acción se nos va narrando desde el punto de vista de cada uno de los protagonistas. Pero no comienza una donde acaba la otra, sino en el lugar en el que se había quedado la vez anterior. Eso provoca que en algunas ocasiones ya sabemos el desenlace de esa escena, a pesar de lo cual, la novela (por lo menos es lo que a mi me pareció) no pierde ritmo ni interés en ningún momento, porque más que querer saber el desenlace (que ya digo que en algunos casos ya lo sabemos), lo que queremos es saber cómo se ha llegado a él.






OPINIÓN PERSONAL

Foto en Instagram de El Búho entre libros
Antes mueren lo que no aman es sin ninguna duda una novela sorprendente. Que en una novela negra el autor renuncie directamente a mantener la tensión y el interés del lector buscando quién es el culpable o el por qué de su actuación, que sea una novela sin misterio, sin giros sorprendentes que descoloquen al lector y sin más intriga que saber cómo se resolverá la parte de acción (que como no es un thriller puro tampoco es para tanto), es algo muy arriesgado.

Pero
Inés Plana consigue salir adelante porque la gran fuerza de esta novela está en sus personajes. Mantienen el protagonismo el teniente Tresser y el joven cabo Coira (que ya no es tan joven ni tan inexperto) a los que se une una joven guardia civil: Brancho. Se mantiene también por supuesto Luba, la niña desaparecida y Adelaida, la psiquiatra que trató a Tresser en la novela anterior y que adquiere mayor protagonismo en esta nueva entrega.
Son las peripecias personales de cada uno de estos personajes, sus conflictos, sus dudas, sus anhelos, los que me han conseguido atrapar como lector y hecho que mi interés se mantuviese vivo hasta el final y me hagan esperar una pronta continuación de sus aventuras y desventuras.





 VALORACIÓN: 9/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2019, pincha AQUÍ

Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:



                 


1 comentario:

  1. El primer libro de esta autora me decepcionó un montón (y mira que le tenía ganas), así que a este segundo de momento no me animaré. Por cierto, me resulta confuso que hayan utilizado unos títulos y unas portadas tan parecidas para ambos libros...
    ¡Feliz semana!

    ResponderEliminar

Analytics