miércoles, 27 de febrero de 2019

PICADURA MORTAL (LOURDES ORTIZ)


Picadura mortal
Lourdes Ortiz




Título: Picadura mortal
Autor: Lourdes Ortiz
Editorial: Versátil, 2019
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 192










LOURDES ORTIZ

Esto es lo que nos cuenta la editorial de la autora:

Lourdes Ortiz (Madrid, 1943). Licenciada en Geografía e Historia y Catedrática de Teoría e Historia del Arte en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid, de la que fue directora. Autora de una decena de novelas, en su mayoría históricas, entre las que destacan Urraca, La fuente de la vida (Finalista del Premio Planeta en 1995) y Las manos de Velázquez, que han sido reeditadas en varias ocasiones.
También es conocida por su labor como dramaturga y como ensayista. Tiene publicadas una veintena de obras dramáticas y varios ensayos.
Colabora habitualmente en varios medios de comunicación, entre ellos El País y El Mundo, en mesas redondas y coloquios sobre temas políticos, sociales, relacionados con la situación de la mujer y con su actividad literaria.
En su extensa carrera solo ha escrito una novela negra, Picadura mortal.






ARGUMENTO de PICADURA MORTAL 
«En aquella mañana, adormilada aún y un poquito decepcionada, me hallaba en la situación ideal para ser convencida de que no había nada que me apeteciera más que recoger mis bártulos, ponerme en marcha, y verme de nueva en la pretenciosa y desairada postura de aquel que busca enderezar entuertos y rescatar doncellas maltratadas. No era una doncella lo que había que salvar, sino a un ¿respetable? Anciano, reclamado por una angustiada familia».

Y allá que se va rumbo a Las Palmas, donde es recibida por una familia cuya única angustia es que necesitan que aparezca el viejo, un acaudalado empresario del mundo del tabaco canario, vivo o preferiblemente muerto, para poderse hacer cargo de su cuantiosa herencia.

«Había que encontrarlo vivo o muerto. Él pensaba que su padre había asesinado; por quién y por qué era lo que yo debía averiguar. Lo de menos era encontrar al ejecutor y lo de más poder estampar una firma en un certificado de defunción, que garantizase a los hijos y a la dolorida esposa, el disfrute de la herencia». (Página 14)






PICADURA MORTAL

Picadura mortal es una novela que acaba de cumplir cuarenta años y que Off Versátil ha reeditado dentro de su colección Pioneras de la novela negra. Tiene según los expertos la cualidad de ser la el primer femicrime ibérico, o sea, la primera novela negra que está escrita y protagonizada por una mujer en España.
Sin embargo, a pesar de esos cuarenta años, si dejamos al margen la ausencia de teléfonos móviles, parece una novela muy actual, como si la protagonista de la novela se hubiese adelantado al tiempo, con un arranque en el que Bárbara Arenas tiene el desenfado y la manera de desenvolverse de una mujer de nuestros días, capaz de practicar el sexo por el mero placer de disfrutarlo y con unas relaciones de usar y tirar sin más:
«No suelo tener mala suerte, pero hay tipos y tipos, y aquel había resultado de los de “apaga y vámonos”: apaga para ver qué pasa y vámonos porque aquí no pasa nada».

Una novela que, como buena novela negra, tiene sus toques de crítica social, aprovechando la opulencia de una rica familia frente a una población que la obedece y soporta para seguir sobreviviendo:
«-¿El pueblo? No hay nada interesante que ver. Mucho holgazán y mucha porquería.-Pobreza y paro se llama esa figura». (Página 30)

En Picadura mortal la detective ha de enfrentarse a una singular familia, con la mujer desaparecido que tiene más bien la edad de sus nietas, tres hijos de los que a uno le echaron de casa porque sus negocios podían enturbiar la imagen de la familia, hermanos que se ponen los cuernos entre sí, nueras del desaparecido que hay que echar de comer aparte, con una de ellas drogadicta. Y secretos, oscuros secretos no solo en sus relaciones, sino en el pasado del desaparecido que logró convertirlo en uno de los hombres más ricos de la isla.







OPINIÓN PERSONAL

No sé por qué pensaba yo que la picadura mortal de la que nos habla el título de la novela tendría algo que ver con avispas o serpientes, cuando la misma portada me está dando la solución. Porque no va de animales (aunque haya mucho bicho suelto en la familia Granados) sino de tabaco, de la “picadura” de tabaco, el negocio de la familia Granados.
Una familia cuyas peculiares relaciones constituyen la base de un enredo en el que se ve envuelta Barbara Arenas, una detective que hoy puede resultarnos normal, pero que era muy desenvuelta y desenfadada para los años en que estaba escrita esta novela, que ha soportado muy bien el paso de los años, tal vez por esa personalidad de la detective.
No deja de resultar curioso que pese a lo bien escrita que está la novela y el personaje ten conseguido que tiene con su detective, ésta sea la única novela, no ya con ella como protagonista, sino del género negro que escribió su autora, que se volcó en el género histórico. Es lo que tiene ser precursora, porque estoy convencido de que si esta novela la hubiese escrito hoy día, hubiera dado lugar a una serie detrás de ella.
Por ello resulta tan recomendable su lectura, no sólo como un ejemplo de cómo hay escritores que se adelantan a su tiempo y su obra puede seguir siendo actual, sino porque al margen de su valor histórico, es una novela corta y entretenida.




VALORACIÓN: 7/10 




Si quieres conocer más novedades editoriales 2019, pincha AQUÍ

Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente.

                


3 comentarios:

  1. No conocía esta novela. No tiene mala pinta, pero de la autora tengo en casa pendiente La fuente de la vida así que empezaré por esa novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Mi experiencia con la autora ha sido siempre buena, así que anoto esta y a esperar que los hados me sean favorables.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta lo que cuentas... me lo llevo apuntado.

    Besotes

    ResponderEliminar

Analytics