martes, 31 de mayo de 2022

OBJETOS PERDIDOS (HELEN PARIS)

 

Objetos perdidos
Helen Paris

 
 
Título: Objetos perdidos. La oficina de los sueños extraviados
Autora: Helen Paris
Traducción: Carlos Milla e Isabel Ferrer
Editorial: Maeva, 2022
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 384
 
 
HELEN PARIS
 
Esto es lo que la editorial nos cuenta de la autora:
 
Helen Paris es una escritora e intérprete británica que se graduó en la Academia Faber. También es creadora de espectáculos que han recibido numerosos galardones y que ha presentado en giras internacionales, desde el Festival de Edimburgo hasta la ópera de Sídney. Durante el periodo de documentación para escribir Objetos perdidos, su primera novela, trabajó en una oficina de objetos perdidos de Londres sin revelar su verdadera identidad.
 
 
 
 
ARGUMENTO de OBJETOS PERDIDOS
 
Esta es la historia de Dot Watson, una mujer que cuando su vida dio un giro inesperado, se refugió en su trabajo en la Oficina de Objetos Perdidos. Su mayor alegría es que un objeto perdido se reencuentre con su propietario, de ahí que se tome tan en serio la pérdida del bolso de su esposa fallecida que le comunica un hombre, porque para él, aquello es mucho más que un bolso.
 
 
 
 
OBJETOS PERDIDOS. LA OFICINA DE LOS SUEÑOS EXTRAVIADOS
 
«Si alguien se ha tomado la molestia de traer aquí un objeto, sea un guante suelto, una redacción mediocre para la clase de Lengua o, de hecho, slime, lo etiquetamos, lo registramos y lo colocamos en el estante que corresponda. Una vez aquí, queda bajo nuestro cuidado, bajo nuestra total protección. Una vez llega aquí, es un Objeto perdido». (Página 29)
 
La vida en una oficina de atención al público puede estar cargada de anécdotas. En una oficina dedicada a recoger y devolver objetos perdidos, probablemente más, porque ¿cómo se deja uno su pierna ortopédica olvidada en el transporte público?
Y así, con la satisfacción del reencuentro entre aquellos que los perdieron y sus objetos, trascurre la vida de Dot Watson, una mujer apreciada por sus compañeros pero que tiene un secreto oculto que la mantiene encerrada entre aquellas paredes, mientras la vida pasa y ella se convierta en uno de aquellos objetos que se ha perdido y nadie se ha molestado en ir a recoger
 
«Hoy día nada importa, ¿verdad? Todo es desechable, insignificante. ¿Pierdes algo por lo que sientes apego? ¡Pues te compras otro! ¿te compras dos! ¡Lo sustituyes y adelante!». (Página 194)

 
 
 
OPINIÓN PERSONAL
 
Cubierta original


Objetos perdidos es una novela que va claramente de menos a más. O al menos eso fue lo que me pasó a mí, que me llevó su tiempo encariñarme con la protagonista de la misma, a la que no terminaba de pi8llarle el punto y que me parecía un personaje insulso.
Creo que eso es precisamente lo que pretendía la autora, crear un personaje insulso por fuera porque todo su dolor y sus problemas estaban celosamente escondidos en su interior sin dar la cara. Su padre falleció, su madre está en una residencia desde que perdió la cabeza (que pena que no exista una oficina de Objetos Perdidos en la que podamos reclamar nuestra memoria perdida) y su hermana la mangonea descaradamente. Pero el por qué de la noche a la mañana decidió renunciar a sus sueños y encerrarse allí, es algo que tardaremos un buen tiempo en descubrir, pero al hacerlo, la historia y el interés por la misma cambió completamente para mí, porque es entonces cuando la novela se hace más intensa, cuando tiene un sentido el sufrimiento de esta pobre mujer por la que no puedes dejar de sentir cariño.
Por eso, Objetos perdidos es una novela que me ha gustado, que va ganando en emotividad a medida que las páginas van pasando. De ahí que te aconsejo que si te gustan este tipo de comedias (cozy las llaman algunos), tengas un poco de paciencia con su comienzo.

 
 
VALORACIÓN: 7/10 
Si quieres comprar el libro pincha en la imagen.

2 comentarios:

Analytics