miércoles, 12 de junio de 2019

KOLIA (LEANDRO PÉREZ)


Kolia

Leandro Pérez



Título: Kolia
Autor: Leandro Pérez
Editorial: Planeta, 2019
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 222




 LEANDRO PÉREZ

Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:

Leandro Pérez, padre de dos hijos, escritor y periodista burgalés, ha publicado Las Cuatro Torres (2014) y La sirena de Gibraltar (2017), novelas protagonizadas por Juan Torca y también publicadas por Planeta. Dirige la web literaria Zenda y es socio de Trestristestigres.
Al poner el punto final a Kolia, reveló: «Esta historia es casi autobiográfica. De los catorce a los diecisiete años jugué al baloncesto en Burgos, en el Gromber y el Diego Porcelos. Bueno, no aspiraba a jugar en la NBA, ni mido dos metros, aunque nunca olvidaré esos días».

En este blog puedes encontrar las siguientes reseñas de las novelas del autor:







ARGUMENTO de KOLIA 
«Soy Kolia, tengo catorce años, por ahora mido dos metros y quiero jugar en la NBA».

Lo tiene en sus genes, porque su madre fue campeona olímpica de voleibol y su padre llegó a jugar la final olímpica contra el Drean Team. Ahora juega en el equipo de su colegio donde es la gran estrella y el futuro parece magnífico con los grandes equipos llamando a su puerta.
Pero la vida puede ser muy perra, y aquellos a los que mucho da, tal vez para compensar, a veces los pone a duras pruebas, como le ocurre a Kolia. Y así llegan el gran horror.
Para ayudarle en su recuperación, el médico le aconseja escribir un diario:
«Este archivo es como los pensamientos que cualquiera de nosotros tenemos en la cama, con los ojos cerrados. Entonces hablamos con nosotros mismos, a solas, y no es que nos contemos secretos, Es que estamos solos pero acompañados por nuestros pensamientos y nuestros recuerdos». (Página 107)

Este libro es dicho diario.






KOLIA

Nos la prometíamos muy felices los seguidores de Juan Torca cuando supimos que Leandro Pérez sacaba nuevo libro. Pero ¡sorpresa! Este libro no es la continuación de la serie, por más que, como buen burgalés que es, Torca haga un cameo en esta novela ambientada en Burgos:
«Cuando entramos en Madrid, mi padre se acuerda de su amigo Juan Torca. Primer libro sobre Torca es Las cuatro Torres». (Página 68)

¿De qué va entonces el libro? Viendo la portada la cosa queda muy clara: de baloncesto. Eso sí, no hace falta saber gran cosa de baloncesto para poder disfrutar este libro, aunque me imagino que los que sí dominan este juego lo disfrutarán aún más. Yo por lo menos lo he hecho, que de baloncesto se cuatro reglas y como se puntúan las canastas, pero poco más y no he tenido ningún problema en disfrutar de esta novela.
Baloncesto. Y con baloncesto arranca la novela. Bueno, con baloncesto y con Kolia, un chaval de catorce años que es el que nos narra en primera persona todo lo que va sucediendo en su vida, comenzando por ese partido que puede ser el todo o el nada en su carrera deportiva:
«El baloncesto es un juego de equipo, pero a veces el éxito o el fracaso recaen en un solo jugador. Y hoy puede ser un gran día. O un día terrible. Sí, soy la estrella del equipo… y también la que puede estrellarse». (Página 17)

Pero el baloncesto no lo es todo en la vida de Kolia. Lo es “casi” todo. Porque la vida de Kolia se va llenando de casis que tienen mucha importancia. Y en este caso el casi tiene nombre de chica: Vega, la chica de la que con catorce años está locamente enamorado.
«Jugar al baloncesto es fácil. Corres, amagas, lanzas, pasas, reboteas, defiendes, atacas. (…) Y todo se puede medir: los tiros, las capturas, las asistencias, los balones perdidos, los tapones, los robos, todo eso y mucho más. Pero no hay estadísticas para medir el amor». (Página 164)

De algo tienen que servirle que su madre haya sido campeona olímpica y su padre haya sido un gran profesional del baloncesto y en la actualidad se gane la vida como entrenador, aunque se haya tomado ahora un año sabático que emplea en entrenar a su equipo. Tiene los pies en el suelo. Sabe que nada se consigue con esfuerzo y que a veces solo con el esfuerzo no es suficiente.
«Kolia, tío. Has ganado a los cadetes del Madrid y del Barça con catorce años. Sales en el Marca y en el As: en Gigantes han dicho que puedes ser el nuevo Sabonis: en Nbamaniacs te comparan con Shaquille O´Neal y los de Colgados del aro con los hermanos Gaso. ¿Y sabes qué? No exageran. Pero eso ya lo sabes. Y también que nadie regala nada». (Página 41)

Una novela que nos va a contar desde el punto de vista de un chaval de catorce años, consciente de que es un adolescente sí, pero ya no es un niño. Pero que pese a su corta edad, tendrá que enfrentarse al lado duro de la vida como si fuese un adulto.
Algo que en la novela se enfrenta con todo el positivismo que su madre intenta transmitirle. Un positivismo cargado de realismo: aceptar las cosas malas que puede traer vida y disfrutar a tope de las buenas. 
«En cualquier momento las cosas pueden ir a peor, Kolia, cielo, tú lo sabes muy bien. Pero a pesar de todo, esta vida nuestra es un regalo, Por eso tenemos que agradecerlo, La vida puede ser terrible, y gracias a Dios también puede ser maravillosa». (Página 156)
Burgos es el escenario en el que transcurre la acción de esta novela, que no todo tiene que pasar en Madrid o Barcelona.








OPINIÓN PERSONAL

Foto en Instagram de El Búho entre libros
Teniendo en cuenta que el protagonista tiene catorce años y que lo que se nos va a contar en la novela es un año de esa vida, muy bien podríamos considerar Kolia como una novela juvenil. Pero yo más bien la veo como una novela para todos los públicos, o como me dice Leandro Pérez, para todas las edades. Porque los chavales pueden identificarse en Kolia, verlo como su héroe. Pero los adultos podemos disfrutar viendo la vida a través de los ojos inocentes de un chico con toda la vida por delante cargada además de grandes expectativas.
Narrar con la voz de un chaval de catorce años no es nada fácil. Creo que Leandro Pérez lo ha conseguido con sobresaliente, porque en todo momento el personaje me parece creíble y su lenguaje apropiado. Debe ser el resultado de ser padre y prestar atención a ese lenguaje y a esas inquietudes de los adolescentes. Porque por más que mida más de dos metros, Kolia no deja de tener catorce años y por más madurez que de ser el líder de un equipo y tener que cargar con la responsabilidad que eso supone en muchos momentos, la vida es mucho más compleja que eso y no deja de faltarle esa madurez que solo pueden dar los años. Por más que las circunstancias de la vida a veces hagan que esa maduración tenga que acelerarse.

Está claro que, por más que esta novela sea autoconclusiva, Kolia tiene vocación de ser una serie. No en vano, nos cuenta un año de la vida del protagonista, al que le queda aún mucho, toda una vida por delante, por vivir.

Es una novela con la que he disfrutado mucho (insisto en que yo de baloncesto muy poco, entre otras cosas porque con mi altura, soy muy bajito hasta para jugar de base), porque desde el primer momento he conseguido meterme en la piel de Kolia y gozar y sufrir con él.
Una novela muy emotiva, que en muchos momentos me ponía un nudo en la garganta con los sufrimientos a los que tenía que enfrentarse Kolia.
Una novela que os invito a leer y, si tenéis hijos adolescentes, a compartir con ellos.



VALORACIÓN: 8/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2019, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente.




                 


1 comentario:

  1. Pues no me llamaba este libro en un principio, pero al final me has convencido. Me lo apunto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Analytics