miércoles, 6 de febrero de 2019

VOZ (CHRISTINA DALCHER)


Voz
Cristina Dalcher




Título: Voz
Autor: Christina Dalcher
Traducción: Ana Herrera
Editorial: Roca, 2019
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 350






CHRISTINA DALCHER

Esto es lo que la editorial nos cuenta de esta autora:

Christina Dalcher. Doctora en Lingüística por la Universidad de Georgetown.
Se ha especializado en el cambio de la fonética y los sonidos de los dialectos italianos y británicos. Ha impartido clases en distintas universidades de Estados Unidos, Inglaterra y Emiratos Árabes Unidos. Sus historias cortas y artículos profesionales han sido publicados en más de cien diarios alrededor del mundo. Christina y su marido actualmente dividen su residencia entre el Sur de Estados Unidos e Italia. VOZ es su primera novela.







El cuento de las criadas sin voz


ARGUMENTO de VOZ

En Estados Unidos media población ha sido silenciada. Literalmente. No pueden trabajar, no pueden tener cuentas bancarias, no pueden hablar. Literalmente, pues un contador en su muñeca les limita a cien el número de palabras diarias.
Su pecado: ser mujeres.




VOZ

No es una apreciación mía, puesto que la propia editorial lo recoge en su portada: «Una aterradora reinterpretación de El cuento de la criada».

Es innegable el gran parecido que hay entre El cuento de la criada y Voz, por más que sean argumentos diferentes e incluso géneros diferentes, porque en el fondo Voz no deja de ser un thriller aunque no arranque la novela como tal.


Echad un vistazo a los puntos en común en ambas novelas:

-Las víctimas son las mujeres, privadas de cualquier poder de decisión y obligadas a trabajar en su casa, sin acceso no solo a un trabajo, sino a tener cuenta corriente propia.

-Estados Unidos es el país afectado por esas medidas. El resto del mundo no se ve afectado y en él las mujeres siguen teniendo de momento sus derechos intactos.

-Grupos religiosos ultraconservadores son los que están detrás de estas medidas, en principio hechas para proteger a las propias mujeres de la violencia. Eso sí, consecuencia de su provocadora actitud con los hombres.

-Cualquier conato de rebeldía es severamente castigado. Misteriosas furgonetas patrullan por toda la ciudad.

-Pese a todo hay un grupo de resistencia dispuesto a luchar y dejar si es necesario la vida en ello, contra la tiranía impuesta contra las mujeres. Un grupo que no está compuesto exclusivamente por mujeres.

-La protagonista tiene una amiga rebelde. En el caso de Voz, una amiga que ya advirtió los primeros síntomas de lo que se venía encima.

-La educación es el arma empleada por el gobierno para adoctrinar no solo a las mujeres en la sumisión, sino a los hombres en el papel de vigilantes del estricto cumplimiento de las órdenes y directrices impartidas. 



Pese a todo, son novelas totalmente diferentes. De hecho el planteamiento de Voz es mucho más terrorífico. Como dice en un pasaje de la novela, cien palabras son muchas menos de las que una mujer italiana necesita para despedirse en una conversación telefónica.
Si terrorífico es el punto de partida, mucho peor es el que va desarrollándose a lo largo de la novela, pues no contentos con ese contador de palabras, se instalan cámaras en todas partes para controlar que puedan existir otros métodos de comunicación como pudiera ser el lenguaje de signos, que también queda prohibido. ¿Puede ser aún peor la situación para la mujer? Pues sí, porque el gobierno pretende encontrar un sistema para acallar definitivamente la voz de la mujer, con lo que los contadores de palabras serían innecesarios puesto que no podrían articular ninguna.


En un encuentro que mantuvimos con la autora gracias a Roca Editorial, (casi dos meses antes de publicarse el libro), le pregunté por qué se limitaba a Estados Unidos cuando hablaba de ese nuevo gobierno. Me contestó que ese era el mundo que ella conocía y no se atrevía a hablar de otros países.
De hecho en el libro justifica cómo las ciudades no dejan de ser un núcleo aislado, una especie de burbuja. Pero que la fuerza en Estados Unidos se encuentra en pequeños estados con una población agrícola. Y ahí es donde comienza en la novela el arranque de esta revolución al revés. ¿Extraño? Puede parecer, pero no hay más que ver cómo ha llegado Bush a la presidencia de Estados Unidos.
Si pensamos aquello de que “Spain is diferent”, no lo es tanto, porque integrismo religioso al margen, si en el siguiente párrafo de la novela suprimimos el “gloria aleluya” podemos encontrarnos con que el discurso de un partido español en alza, no se diferencia en mucho de estas ideas en el tema de la mujer.
Vamos, que hay muchos hombres que suscriben lo de la mujer en casa la pata (la voz en la novela) quebrada. Y lo incomprensible, es que muchas mujeres también están de acuerdo (en la vida real)
«Los dos hacen muy buena pareja, ambos tan rotundos en sus ideas de la vuelta a un tiempo anterior, una época en la que los hombres eran hombres y las mujeres eran mujeres, y gloria gloria aleluya, joder, las cosas eran mucho más fáciles entonces, cuando todos sabíamos cuál era nuestro hogar”». (Página 85)







OPINIÓN PERSONAL

Me ha gustado mucho el planteamiento extremo de esta novela, porque aunque pueda aparentar lo contrario, no es nada disparatado ni tan imposible como pudiera parecer. ¿Acaso no es ese el deseo de muchos hombres? La mujer con la boca callada, en casa y obedeciendo sin chistar al hombre.
Que la novela esté ambientada en Estados Unidos, no quita para que este planteamiento no podamos considerarlo como Universal, pues religión aparte como comentaba antes, el machismo es una constate a nivel mundial. ¿O acaso en las sociedades orientales la mujer está por encima del hombre? Porque si mi apuráis, su sumisión aún es mayor.
Lástima que un arranque tan bueno, se diluya un tanto dentro de lo que termina siendo un thriller. Aunque no haya hablado del argumento, la protagonista de esta novela era una importante investigadora en el campo del cerebro y el lenguaje. Y digo era, porque la obligaron a dejarlo todo. Pero ahora resulta que el presidente del gobierno tras un atentado padece una afasia de Wernicke que le impide hablar, por lo que tiene una oferta para volver y curar al presidente.
Una vuelta que acepta con unas condiciones, como por ejemplo la de eliminar en ella la famosa pulsera, y que desembocará en un intento de poder liberarse definitivamente del yugo de ese gobierno.

Evidentemente, esa narración es a ritmo de thriller, pero aún con eso, que nos quiten lo leído en ese planteamiento de una sociedad que acalla a la mujer. Un aviso que no conviene, por más que sea una fantasía literaria, dejar caer en saco roto, no vaya a ser que un día lamentemos no haber luchado más por defender los derechos de la mujer.





VALORACIÓN: 7/10 

Si quieres conocer más novedades editoriales 2019, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente.

               

4 comentarios:

  1. Tengo el libro en casa desde hace algún tiempo. Tuve la suerte de que me tocara en un sorteo. Es de esos libros que creo que me gustarán pero que no me apetece leer por ahora. Espero que cuando decida hacerlo me guste y me sorprenda, teniendo en cuenta que no he leído El cuento de la criada.
    :)

    ResponderEliminar
  2. La tengo pendiente y estoy deseando ponerme con ella. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Aprovechando el tirón de El cuento de la criada... Pero no, no termina de convencerme esta vez. No creo que me anime.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchísimas ganas de leerlo!

    Besotes

    ResponderEliminar

Analytics