viernes, 11 de diciembre de 2020

EL VIAJE DE LA LIBÉLULA (MARTA GRACIA PONS)

 El viaje de la libélula
Marta Gracia Pons

 
 Título: El viaje de la libélula
Autora: Marta Gracia Pons
Editorial: Maeva, 2020
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 464
  

MARTA GRACIA PONS
 
Esto es lo que la editorial nos cuenta de la autora:
 
Marta Gracia Pons nació en Terrassa (Barcelona) en 1988. Es licenciada en Historia por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Época Contemporánea. Sus novelas Agujas de papel El olor de los días felices han tenido una excelente acogida por parte de los lectores. El viaje de la libélula la confirma como una autora que logra crear un fresco animado con protagonistas avanzadas a su tiempo, viajes y tramas apasionantes.
 
 
 
 
ARGUMENTO de EL VIAJE DE LA LIBÉLULA
 
Barcelona 1904. Elsa por fin consigue el permiso de su padre para trabajar en el taller familiar de orfebrería. Es muy buena artesana, pero nadie confía en sus renovadores y originales diseños.
 
Barcelona 1940. Blanca se empeña en salvar la joyería. Un negocio que se ha visto obligada a cerrar durante la guerra y que ahora no sabe cómo poder reabrir.
 
 
 
 
 
 
EL VIAJE DE LA LIBÉLULA
 
El viaje de la libélula es una novela histórica en la que van a entrelazarse dos periodos de la historia: comienzos del siglo XX y el año 1940, a través de dos mujeres de la familia Amat, una familia de joyeros barcelonesa. Dos mujeres con una pasión común: diseñar y hacer joyas.
 
La primera tendrá que hacerlo en un contexto en el que la mujer poco pinta, por lo que tendrá que demostrar a su padre su pericia en una labor muy delicada. Aunque esa es solo la primera de las dificultades, porque la siguiente será intentar que sus innovadores diseños sean aceptados. Unos diseños que están vinculados al “art noveau” que posteriormente será moda en Europa.
No lo tiene más fácil su pariente Elsa en 1940, una ciudad arrasada por la guerra, donde la mujer tampoco pinta otra cosa que ser la mujer de su marido y en el que ella tendrá que luchar sin padre ni hermanos. ¿Podrá ella sola luchar frente a todo el mundo?
«Parece mentira que no lo sepas. Los poderosos siempre ganan, ya fuera antes o después de la guerra. ¿Qué ha cambiado?» (Página 14)

 
El viaje de la libélula nos transporta a un mundo para mí totalmente desconocido como es el del diseño y la fabricación de joyas. O lo que es lo mismo, al mundo de la moda, porque como veremos a lo largo de la novela, la moda y los gustos de cada época son fundamentales a la hora de elegir una joya, más allá del propio valor que pueda tener la piedra que se engarce o el propio valor de los materiales utilizados.
Porque las joyas, su diseño y su preparación según nos cuenta la novela, son en sí mismo todo un arte.
«Las joyas transmiten la pasión de quien las crea». (Página 169)

 
Una imaginación y un talento desbordante el de las protagonistas de esta novela, en la que Blanca intentará descubrir qué fue lo que pasó con su antecesora, que muy joven partió de España al extranjero y de la que se perdió todo rastro. Todo a partir de un paquete con algunas joyas con forma de libélulas que un desconocido ha hecho llegar a sus manos.
Sí, porque las libélulas fue el animal que utilizó Elsa en sus diseños:
«¿Sabes que Japón es conocido como la Tierra de las Libélulas? Resulta que son símbolo de riqueza y poder, de renovación después de grandes dificultades. ¡Hasta los guerreros samurái decoraban su armadura con su imagen!» (Página 428)


 
 
 
 
 
OPINIÓN PERSONAL
 
El viaje de la libélula es una interesante novela histórica, no tanto por las épocas que nos cuenta, como por el tema de fondo: el mundo de la joyería y su diseño visto desde el punto de vista de dos mujeres que intentaron no solo salir adelante sino triunfar en un mundo completamente dominado por los hombres.
No han cambiado tanto las cosas hoy día, porque en el mundo del diseño y la moda, son excepciones, por muy sonadas que sean, las mujeres que triunfan en dicho mundo.
 
Una novela que a mi parecer va de menos a más, tal vez porque no es fácil empatizar con el personaje de Blanca, una mujer un tanto intransigente en sus posturas y pensamientos, incluso con su propia madre. Algo que irá cambiando a lo largo de la novela según vaya madurando.
Tampoco terminó de convencerme el final, no porque no sea bueno, sino porque me ha parecido un tanto precipitado, justo cuando ya había conseguido meterme de lleno en la novela. Es como si la autora pensase que había pasado de 450 páginas y había que cortar, porque resuelve en la página final lo que hubiera dado para por lo menos un par de capítulos.
 
Eso sí, ese fascinante viaje por el mundo de las joyas, me ha encantado.


 
 
VALORACIÓN: 7/10 

Si quieres conocer más novedades editoriales 2020, pincha AQUÍ.

Si quieres conocer más reseñas de novela histórica, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente.


4 comentarios:

Analytics