viernes, 10 de enero de 2020

TIEMPOS RECIOS (MARIO VARGAS LLOSA)


Tiempos recios
Mario Vargas Llosa



Título: Tiempos recios
Autor: Mario Vargas Llosa
Editorial: Alfaguara., 2019
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 353




 MARIO VARGAS LLOSA

Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:

Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010, nació en Arequipa, Perú, en 1936. Aunque había estrenado un drama en Piura y publicado un libro de relatos, Los jefes, que obtuvo el Premio Leopoldo Alas, su carrera literaria cobró notoriedad con la publicación de La ciudad y los perros, Premio Biblioteca Breve (1962) y Premio de la Crítica (1963). En 1965 apareció su segunda novela, La casa verde, que obtuvo el Premio de la Crítica y el Premio Internacional Rómulo Gallegos. Posteriormente ha publicado piezas teatrales (La señorita de Tacna, Kathie y el hipopótamo, La Chunga, El loco de los balcones, Ojos bonitos, cuadros feos, Las mil noches y una noche y Los cuentos de la peste), estudios y ensayos (La orgía perpetua, La verdad de las mentiras, La tentación de lo imposible, El viaje a la ficción, La civilización del espectáculo y La llamada de la tribu), memorias (El pez en el agua), relatos (Los cachorros) y, sobre todo, novelas: Conversación en La CatedralPantaleón y las visitadorasLa tía Julia y el escribidorLa guerra del fin del mundoHistoria de Mayta¿Quién mató a Palomino Molero?, El habladorElogio de la madrastraLituma en los AndesLos cuadernos de don RigobertoLa Fiesta del ChivoEl Paraíso en la otra esquinaTravesuras de la niña malaEl sueño del celtaEl héroe discreto y Cinco Esquinas. Ha obtenido los más importantes galardones literarios, desde los ya mencionados hasta el Premio Cervantes, el Príncipe de Asturias, el PEN/Nabokov y el Grinzane Cavour.


En este blog puedes encontrar reseñadas las siguientes novelas del autor:







La gran mentira


ARGUMENTO de TIEMPOS RECIOS

Guatemala 1954. Carlos Castillo Armas da un golpe militar bajo el auspicio de Estados Unidos que acaba con el gobierno de Jacobo Arbenz. Todo al amparo de una gran mentira: que el gobierno de Arbenz era la cabeza de puente para la entrada del comunismo soviético en el continente. 
«¿Era la historia esa fantástica tergiversación de la realidad? ¿La conversión en mito y ficción de los hechos reales y concretos? ¿Era ésa la historia que leíamos y estudiábamos? ¿Los héroes que admirábamos? ¿Un amasijo de mentiras convertidas en verdades por gigantes conspiraciones de los poderosos contra los pobres diablos como él?» (Página 129)
Esta es la historia de esa gran mentira.





TIEMPOS RECIOS

Aunque solo nos remontemos apenas sesenta años atrás, muy bien podemos considerar Tiempos recios como una novela histórica, porque los hechos que va a contarnos el autor, por más que novelice muchas escenas y rellene con su imaginación ciertos hechos. Los personajes que pueblan esta novela son reales, existieron y hay muchos documentos que avalan lo que aquí va a narrársenos, si bien es cierto que sobre algunos de ellos solo pueden hacerse suposiciones porque no está claro qué fue lo que pasó.

Como muy cierta es la existencia de la United Fruit, una compañía que hizo rica gracias a introducir el plátano (en España diríamos banana que no es lo mismo que plátano) en la alimentación diaria de los estadounidenses. Una hábil campaña de propaganda. La misma que utilizaron para no perder su poder y su negocio, en parte basado en el hecho de no pagar impuestos ni tener enfrente a sindicatos:
«El problema no es solo Guatemala, una parte pequeña de nuestro mundo operativo. Es el contagio a los demás países centroamericanos y a Colombia si la idea de convertirse en “democracias modernas” cundiera en ellos. La United Fruit tendría que enfrentarse a sindicatos, a la competencia internacional, pagar impuestos, garantizar seguro médico y jubilación a los trabajadores y a sus familias, (…) El peligro, señores es el mal ejemplo. No tanto el comunismo como la democratización de Guatemala». (Página 23)


Porque la revolución democrática que prendió en Guatemala no pretendía quitar las tierras a la United Fruit ni a los ricos propietarios guatemaltecos. Solo repartiría tierras improductivas entre los indígenas. Eso sí, cobraría impuestos y protegería a los empleados de las compañías de fruta.
De ahí que hubiera que vender una gran mentira: eran comunistas bajo la tutela de la Unión Soviética:
«Somos nosotros los que debemos ilustrar al gobierno y a la opinión pública sobre Guatemala, y hacerlo de tal modo que se convenzan de que el problema es tan serio, tan grave, que hay que conjurarlo de inmediato (…) a fin de frenar una serie amenaza. ¿Cuál? La misma que les he explicado a ustedes que no es Guatemala: el caballo de Troya de la Unión Soviética infiltrado en el patio trasero de los Estados Unidos». (Página 24)
 
Carlos Castillo Armas
El resultado: un alzamiento militar auspiciado y dirigido por la CIA que acabó con la incipiente democracia en Guatemala y conllevó una represión y miles de muertos. Todo ello a pesar de que comunistas en Guatemala había cuatro gatos que ni siquiera sabían qué era eso del comunismo.
La historia de esa gran mentira es lo que se nos cuenta en Tiempos recios, una visión desesperanzada de la política, de la manipulación de los hechos, puestos al servicio y el interés de unos pocos:
«¿Sabes a que conclusión he llegado con todo lo que me ha pasado, con todas las cosas que le pasan a este país? A una idea muy pobre del ser humano, Pareciera que en el fondo de todos nosotros hubiese un monstruo, Que sólo espera el momento propicio para salir a la luz y causar estragos».  (Página 283).





OPINIÓN PERSONAL

Esta es una de esas novelas en que mi opinión personal es muy “personal”. Porque Tiempos recios es una novela que puede leerse como una historia sobre Guatemala transcurrida hace ya sesenta años, o leerla en clave política actual como una alerta de cómo funcionaba y sigue funcionando nuestro mundo.
Porque pensar que aquello fue una historia pasada no deja de ser un error. Basta con buscar la respuesta a la siguiente pregunta ¿Cuántos impuestos están pagando algunas de las grandes compañías digitales actuales como Amazon? Pues con ventas y beneficios de cientos de millones, apenas un 1%. (Si quieres más información pincha AQUÍ 
A nadie le extrañe pues la “extraña” campaña electoral que hemos padecido. Basta darse cuenta que uno de los partidos tiene intención de crear un impuesto digital a dichas grandes compañías para entender buena parte de los extremismos desatados.
O el rescate como insulto de la palabra “comunista”, cuando aquí comunistas de verdad deben quedar cuatro nostálgicos y olvidando que los más extremistas son los anticapitalistas, que nada tienen que ver con el comunismo (salvo que confundan también comunismo con anarquismo)


Leída así la novela, con toda esa carga política que hay detrás de la misma, se ven las cosas de un modo un tanto diferente. Incluido el análisis final, muy personal eso sí, del autor que especula con que la situación actual viene determinada por la gran metedura de pata que fue atacar lo que era una democracia.
Con un loco al frente de la nación más poderosa, cada vez tengo menos dudas de que no han aprendido la lección.


Y si me ciño en el comentario a lo puramente literario, he de reconocer que me ha gustado esta novela, que no deja de ser una novela coral repleta de personajes que tuvieron una destacada participación en los sucesos que nos relata. Unos personajes que, aunque no sea en primera persona, el autor nos va narrando la acción desde su punto de vista, con sus motivaciones, con sus miedos, sus temores, sus manías.
Un gran fresco de personajes que hacen de Tiempos recios, una novela entretenida, a pesar de que los hechos se nos narran a veces con un cierto desorden, pues al seguir la línea de los personajes, no siempre la historia avanza de un modo lineal y presenta saltos adelante y atrás en el tiempo.

Si os interesa el tema, es desde luego una novela muy recomendable.


VALORACIÓN: 8/10




Si quieres conocer más reseñas de novela histórica, pincha AQUÍ


Si quieres conocer más novedades editoriales 2019, pincha AQUÍ


Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente.


                


1 comentario:

  1. Poco sé de la situación de este país, así que me parece que es una muy buena opción para conocerla. Y de paso volver a este autor, que llevo años sin leer nada de él.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Analytics