martes, 29 de mayo de 2018

TIGRES DE CRISTAL (TONI HILL)


Tigres de cristal
Toni Hill



 
FICHA TÉCNICA

Título: Tigres de cristal
Autor: Toni Hill
Editorial: Grijalbo, 2018
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 480








TONI HILL


Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:

Toni Hill (Barcelona, 1966) es licenciado en psicología. Lleva más de diez años dedicado a la traducción literaria y a la colaboración editorial en distintos ámbitos. Entre los autores traducidos por él se encuentran David Sedaris, Jonathan Safran Foer, Glenway Wescott, Rosie Alison, Peter May, Rabih Alameddine y A.L. Kennedy.

Su trilogía del inspector Héctor Salgado se ha publicado en más de veinte países y ha sido un éxito de venta y crítica: El verano de los juguetes muertos (2011), Los buenos suicidas (2012) y Los amantes de Hiroshima (2014). En su última novela, Los ángeles de hielo (Grijalbo, 2016), nos ofrece una magistral historia de intriga psicológica que penetra en los rincones más oscuros de la mente humana, a la vez que nos refleja el ambiente de unos años marcados por la guerra y la tensión social.


En este blog puedes encontrar las reseñas de:







ARGUMENTO de TIGRES DE CRISTAL


Casi cuarenta años después, dos amigos del colegio vuelven a reencontrarse. Sus vidas han seguido caminos muy diferentes. Todo a raíz de un incidente que les cambió las vidas a ambos. Algo que ninguno de los dos ha podido olvidar, aunque oculte secretos que no han sido capaces o no han querido desentrañar.
Pero ha llegado el momento de enfrentarse a la verdad, algo que puede traer muy duras consecuencias para alguno de ellos.
«Y ahora que la historia ha vuelto a empezar, después de una pausa de casi cuarenta años, es más importante que nunca explicar bien el pasado, los orígenes de un crimen cuyas consecuencias se extienden hasta hoy como ramas torcidas de un árbol de raíces secas». (Página 82)

Esta es la historia de Juanpe Zamorael “el Moco”, Víctor Yagüe el hijo de “Sandokan” y Joaquín Vázques “el Cromañón”. Pero es también la historia de la Ciudad Satélite, el barrio obrero en el que vivían.
«Hay actos que perviven, que están más allá del tiempo, actos que crean unos lazos indestructibles». (Página 184)






TIGRES DE CRISTAL 

«Nadie sabe muy bien por qué la llamaban la Ciudad Satélite. Creo que fue un periodista quien acuñó la expresión para describir aquella zona, antiguos campos de cereales y algarrobos convertidos en suelo edificable, donde crecieron viviendas para los inmigrantes que llegaron alrededor de los años sesenta».

Ciudad satélite (San Ildefonso)
Casi por encima de los personajes, la gran protagonista de la novela es la ciudad. Una ciudad creada para alojar a los emigrantes venidos del resto de España que venían huyendo de la pobreza de los pueblos para trabajar en el cinturón industrial de Barcelona.
En ese marco tan especial se desarrolla la trama de la historia, tanto en los años setenta como ahora en el año 2015, en que las cosas han cambiado en el barrio a mejor y se ha dotado al barrio de unos servicios que hacen que su diferencia con las grandes ciudades no sea ya tan grande.

Un barrio por el que los críos campan a las anchas por sus calles, o por parte de ellas, que la heroína ya empezaba a hacer estragos y había sitios por los que mejor ni acercarse.
«Si las madres reinaban en la cocina y los padres en el resto de la casa, nosotros ejercíamos nuestra diminuta cuota de poder en las calles. Los de la tuya eran algo más que niños vecinos, eran compañeros de juegos, hermanos, o, más bien, primos que acudían en tu ayuda para defenderte de los otros vecinos, no exactamente enemigos pero tampoco aliados». (Página 30)


Es también el retrato de una época, con el franquismo dando sus últimos coletazos y los obreros intentando levantar cabeza y alzarse contra las duras condiciones laborales que tienen que soportar:
«Los obreros, ya fueran catalanes, andaluces, extremeños o manchegos, se dieron cuenta de que juntos podían ejercer una presión que, a la larga, resultó imbatible, y que el idioma era lo de menos cuando se compartían ideales». (Página 194)

Tiempos pues de lucha para los adultos, aunque los niños no gozaban de esa libertad por la que luchaban sus padres:
«Los adultos paraban las fábricas; nosotros, con muchos menos recursos, tardaríamos más en levantar la voz, porque esos mismos padres que clamaban por su libertad y sus derechos en la calle seguían creyendo que tenían que atarnos corto en cuanto entraban en casa». (Página 193)

Un mundo en el que la infancia no era ese mundo idílico o casi que ahora intentamos pintarle a nuestros hijos:
«Como puede apreciarse, metidos en ese ambiente de lucha perpetua y desigual, y con adultos bregando fuerte con sus propias vidas, no quedaba mucho tiempo para dibujar a los niños ese mundo bueno y feliz que ahora nosotros intentamos mostrar a nuestros hijos». (Página 196)

Claro, que hay cosas que no han cambiado tanto, porque el acoso escolar es una cosa que siempre ha existido. Si acaso, han cambiado las técnicas y frente al matonismo de la fuerza bruta, se impone otro mucho más sutil pero no menos destructor auspiciado por las nuevas tecnologías
«A los ocho o nueve años, por no decir antes, todos los críos de la Ciudad Satélite, ya sabían que el mundo no era un lugar de cuento repleto de diversión y felicidad. Bastaba con deambular por mi barrio, por aquellas calles que olían a guiso barato, o toparte con un Joaquín Vázquez, abusón e intocable». (Página 197)

Sandokán
El abuso ha cambiado de técnicas y de nombre. Ahora se le llama bullying y de él nos hablará también el autor con los problemas que sufren los escolares en la actualidad en un instituto de la localidad.

Ese es el paisaje urbano. Esa es la época y el marco histórico en el que vivían aquellos niños, hoy adultos. Esa es la tercera pata en la que se apoya esta gran novela: unos personajes diferentes, muy bien trabajados. Un retrato de una infancia que en nada se asemeja a la que ahora viven nuestros hijos o nietos.
Unos niños que crecieron con las aventuras televisivas de Sandokan, aquel héroe creado por Emilio Salgari y que triunfó en nuestras televisiones

«Necesita saber. Recordar los detalles de ese momento en que ambos fueron tigres ignorando que la vida se les rompería en pedazos». (Página 451)






OPINIÓN PERSONAL

Tigres de cristal es sin duda y con mucha diferencia, la mejor novela escrita por Toni Hill. Una novela que nos quitará sin duda la añoranza por el inspector Salgado de sus tres primeras novelas y al que muchos echamos de menos.
Pero para ser sinceros, por más que me gustara ese personaje, me quedo con este nuevo estilo, con una novela que nos retrata una época en la que los trabajadores luchaban por sus derechos.
Una novela cargada de emotividad y que nos habla de la culpa y de la necesidad de redención de la misma.
Que nos habla de la amistad por encima de todas las cosas. Una amistad demostrada con hechos y no solo con palabras.
Con unos personajes que poco a poco han ido calando en mi interior. Personajes de carne y hueso, con sus muchas virtudes y sus muchos defectos, donde buenos y malos es un término que no existe pues todos comparten en un momento u otro de su vida esa condición.

Narrado con una estructura que nos permite ir conociendo a cada uno de los personajes gracias a un narrador, pero que al mismo tiempo nos va presentando un texto contado en primera persona por un misterioso testigo de los hechos que no sabremos hasta casi el final quién es.

Con ciertos toques de novela negra, aunque a mi gusto no puede considerarse como tal por más que venga etiquetado como novela negra en Casa del libro y novela de intriga en Amazon. En realidad no es tanto la intriga la que te empuja hacia el final, sino la necesidad de ver cómo van evolucionando los personajes y donde va a llevarles dicha evolución.
Un final que a mí por lo menos me sorprendió, me resultó una sorpresa total. Porque las cosas, no son siempre exactamente como parecen ser.


Una novela que está sin duda entre las mejores que he leído este año y que os recomiendo sin duda.





VALORACIÓN: 10/10

Si quieres conocer más novedades editoriales 2018, pincha AQUÍ


Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente.


                 


6 comentarios:

  1. En cuanto vi el libro supe que era de los míos, que tenía que leerlo,ya no me cabe la menor duda tras leer tu reseña.
    Tengo que hacerme con él 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Con ganas de volver a leer a Toni Hill. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Y yo sin estrenarme con este autor! Tengo que ponerle remedio, sin duda.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola. He comenzado a leer la novela, llevo muy pocos capítulos y me ha gustado todo lo que nos comentas y más que ha sido una gran lectura para ti, creo que también lo será para mi.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo la tengo casi por la mitad y me está encantando. Me he leído todos los anteriores y me declaro fan total de Toni Hill, pero en este libro, creo también como tú que se ha superado. Tengo muchísimas ganas de terminarlo. Ya os contaré. Leyendovivomilvidas

    ResponderEliminar
  6. Oooohhh me gusta! Me lo llevo!

    Besotes

    ResponderEliminar

Analytics