martes, 23 de abril de 2019

LA FRONTERA (DON WINSLOW)


La frontera
Don Winslow


 Título: La frontera
Autor: Don Winslow
Traducción: Victoria Horrillo
Editorial: Harper Collins, 2029
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 960



 DON WINSLOW

Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:

Don Winslow es el aclamado autor de diecinueve novelas entre las que destacan los best seller mundiales El poder del perro y El cártel. Esta última será llevada al cine por Ridley Scott y 20th Century Fox. Winslow vive en California y ha ejercido como investigador, experto en lucha antiterrorista y consultor judicial.

En este blog puedes encontrar las reseñas de sus siguientes novelas:






ARGUMENTO de LA FRONTERA 

«Cuarenta años luchando en esa guerra, haciendo el mal en nombre el bien común, haciendo pactos, jugando a ser Dios, bailando con el diablo. (…) Luchar. Seguir luchando. Tú caerás, pero ellos caerán contigo. ¡Qu9izá. Si puedes. Impedirles, quizá, que se adueñen del país. Si es que no lo han hecho ya». (Página 576)

Art Keller es nombrado director de la DEA y desde allí intentará continuar su lucha contra la droga. La diferencia es que ahora no luchará únicamente contra la droga sino que buscará y rastreará la pista del dinero, lo cual le puede llevar a lugares insospechados y a no tener que luchar sólo contra el cártel.
Una lucha sin cuartel y sólo, porque apenas puede fiarse de nadie.
«Ha estado cuarenta años en guerra contra los cárteles mexicanos. Ahora está en guerra con su propio gobierno. Y es lo mismo». (Página 842)






LA FRONTERA

La frontera es el brillante cierre de la trilogía que Don Winslow ha escrito sobre el narcotráfico con Art Keller como protagonista.
Las tres novelas que firman ficha trilogía son:
-El poder del perro.
-El cártel.
-La frontera.


Aunque formen una trilogía en la que veremos desde el inicio del tráfico de drogas hasta la situación actual, con un protagonista principal que es Art Keller que irá evolucionando página a página de la primera novela, por lo que lo ideal es empezar desde la primera, también entiendo que pueda dar mucha pereza enfrentarse a casi tres mil páginas.
Pero también es verdad que podéis leer directamente La frontera sin necesidad de haber leído las anteriores, porque en la práctica casi todos los protagonistas de las anteriores están muertos y lo que necesites saber de los sucesos del pasado te lo dirá el autor. 
De hecho en esta ocasión buena parte de la acción transcurre a diferencia de las anteriores en suelo estadounidense. Porque la lucha contra la droga ha traspasado la frontera, ya está en Estados Unidos.

Una recomendación tanto si has leído las dos anteriores como si no lo has hecho. Porque aunque las hayas leído, ya ha pasado bastante tiempo no solo desde la publicación de la primera, sino desde la publicación de El cártel. Don Winslow ha incluido dentro de esta novela a falta de uno, dos resúmenes de todo lo acontecido hasta el momento. El primero es el más breve y puedes encontrarlo en la página 575. El segundo es mucho más detallado, se encuentra en la página 919 casi al final de la novela y en él encontrarás el resumen completo de los tres libros. Bares con que tengas la precaución de parar en el momento en el que nombran a Art Keller como jefe de la DEA.
En cualquier caso sí, os recomiendo empezar la lectura de la novela con estos dos resúmenes.

A lo largo de la trilogía aborda Don Winslow lo que considera la clave del por qué de la derrota de la policía en su lucha contra la droga: la corrupción, tema al que por cierto dedicó la novela anterior, titulado precisamente en España como Corrupción policial.
«La corrupción no solo es cuestión de dinero, tiene raíces mucho más profundas. Tenemos que preguntarnos qué clase de corrupción es la que afecta a nuestro espíritu colectivo como nación para que seamos el mayor consumidor de drogas ilegales del mundo. Podemos decir que el origen de la epidemia de heroína está en territorio mexicano, pero los opiáceos don siempre una respuesta al dolor. ¿Qué dolor diré en su seno la sociedad americana que nos impulsa a buscar drogas para aliviarlo, para mitigarlo? ¿Es la pobreza? ¿La injusticia? ¿El aislamiento?» (Página 935)

A lo que vamos a asistir en esta novela es a una guerra, por más que no todos la vean así. Una guerra que lleva más muertes a su espalda que cualquier otra de las que ha librado en los últimos años Estados Unidos.
«Sí se le pide al ciudadano medio que nombre la guerra más larga que ha librado Estados Unidos, seguramente dirá que la de Vietnam y luego rectificara rápidamente y dura que la de Afganistán, pero la verdadera respuesta es la guerra contra las drogas. Cincuenta años ya y los que quedan». (Página 150)

El hombre encargado ahora de dirigir esa guerra no es otro que Art Keller.
«Ahora Keller vuelve a estar en guerra: contra la DEA, contra el Senado, contra los cárteles mexicanos de la droga y hasta con el presidente de los Estados Unidos. Y son lo mismo: una misma entidad». (Página 14)

Pero para Keller es mucho más que un trabajo: es una auténtica misión en la que lleva ya inmerso muchos años, por más que esa misión en muchos momentos haya sido simplemente una venganza
«Es tarea tuya, piensa Keller, detener el flujo de heroína que entra en este país. El cártel de Sinaloa está segando la vida de multa de persona y tiene que morir. Pero no va a morir solo. Tienes que matarlo tú». (Página 88)

El problema de esta guerra es que es un puro montaje. Todo comenzó como un mecanismo para financiar la guerra contra las guerrillas centroamericanas, para convertirse ahora en un puro negocio en el que hay mucho dinero en juego. Es el resultado de que las prisiones se hayan convertido en negocios privados, que hay que llenarlas de presos.
«¿De verdad crees que alguien tiene verdadero interés en ganar esta guerra? Nadie quiere ganarla. Lo que les interesa es que siga. No puedes ser tan ingenuo. Decenas de miles de millones al año en policía, equipamiento, prisiones... Es un negocio. La guerra contra las dos es un gran negocio». (Página 570)

La gran duda que tenía mientras leía esta novela, tan llena de realismo que por momentos no parece una novela, es qué ocurriría cuando llegase a la actualidad, cuando tuviese que hablar del actual presidente de los Estados Unidos.
No hay sorpresa. Es cierto que le cambia totalmente el nombre, que el hombre que accede a la presidencia se llama John Dennison. Pero si leéis la descripción que de él hace, comprenderéis que en realidad es solo un cambio de nombre:
«Lo que le deprime es la pérdida de un ideal, una identidad, una imagen de lo que es este país. O era. Que esté país vote a un racista, a un fascista, a un gángster, a un narcisista fanfarrón y jactancioso, a un fantoche. A un hombre que presume de agredir a mujeres, que se burla de un discapacitado, que se cierra con dictadores. A un mentiroso redomado». (Página 551)






OPINIÓN PERSONAL

Foto en Instagram de El Búho entre libros
Nos guarda una pequeña sorpresa La frontera en su portad, pues si quitamos la cubierta exterior, nos encontraremos en el interior con que no existe el muro, tal vez para hacer bueno uno de los párrafos finales de la novela:
«Allá abajo no hay muro, se dice sonriéndose. Y nunca lo habrá». (Página 951)

Hace ya muchos años leí El poder del perro, una novela que me dejó impresionado desde el mismo arranque de la misma con esa escena de la masacre de una familia de diecinueve personas para asegurar que el presunto chivato quede muerto. 
Al terminar la novela no pude menos que entrar en Internet y consultar con Google cuánto había de ficción en la novela. Mi sorpresa fue total al descubrir que la realidad era aún mucho más cruenta que las durísimas historias que nos narraba la novela.
En el caso de La frontera, no me he molestado en consultar nada, porque en mi recuerdo estaá la matanza del autobús con estudiantes, uno de los duros episodios que nos narra la novela.
Por otro lado, desgraciadamente solo el nombre del presidente de los Estados Unidos es ficción, porque las duras palabras que contra él dirige, le calzan como un guante a Donald Trump.

Es por tanto La frontera una novela en la que ficción y realidad viajan de la mano, en la que el autor nos va describiendo cuál es la situación de un país en teoría empeñado en una guerra a muerte contra la droga. Pero solo en teoría, porque en la práctica los intereses de fondo son otros.

Pese a tener en teoría un protagonista principal como Art Keller que es el nexo de unión entre las tres novelas, no deja de ser La frontera una novela coral, en la que vamos a encontrar no menos de doce personajes importantes que nos contarán su pequeña o grande historia que confirma el gigantesco puzzle que es La frontera. Conoceremos así las historias de toda la amplia familia del clan de Sinaloa y su lucha a muerte por hacerse con el poder dentro del cártel, la de los policías infiltrados que los persiguen, de la vida en las prisiones en que son encerrados, la de los yonquis en Estados Unidos en incluso la historia de un niño procedente de un basurero de Guatemala y su lucha por la llegar a Estados Unidos.

Pese a la gran variedad de escenarios y de personajes, Don Winslow consigue no solo que no decaiga el trepidante ritmo con el que arranca la novela (con Art Keller sometido a los disparos de un francotirador en su propio territorio, en Washington) sino que además consigue enseñarnos no ya el origen del narcotráfico, algo que en realidad hizo en El poder del perro, sino la situación actual de la lucha contra el tráfico de drogas.
Una novela muy dura que es capaz de mostrarnos de un modo muy directo, sin tapujos, una realidad no siempre visible de la sociedad en que vivimos.

La frontera es pues el brillante y espectacular cierre de una trilogía que supera las barreras del género negro para convertirse en la historia imprescindible sobre el cómo y el por qué del mundo del narcotráfico y de aquellos que luchan contra él.

Imprescindible.



VALORACIÓN: 10/10


Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres conocer más novedades editoriales 2019, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:



                  

4 comentarios:

  1. No he leído ninguno de la trilogía, pero viendo tus impresiones y tu nota, voy a tener que darle una oportunidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No paran de recomendarme esta trilogía. Y después de leer tu reseña, me queda clarísimo que tengo que leerla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Buenaas!
    Pues por ahora no me llama pero me alegra ver que lo has disfrutado ^^
    Gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchas ganas de estrenarme con el autor, desde hace mil... a ver si me pongo las pilas con lecturas pendientes.

    Besotes

    ResponderEliminar

Analytics