viernes, 5 de abril de 2019

EL CLAN DEL OSO CAVERNARIO (JEAN M. AUEL)


El clan del oso cavernario
Jean M Auel



Título: El clan del oso cavernario
Autor: Jean M. Auel
Editorial: Maeva, 1980
Páginas: 522




 JEAN M. AUEL

Esto es lo que la editorial nos dice de ella:

Jean Marie Auel (Chicago, 1936), se casó a los 18 años y a los 25 ya había tenido cinco hijos. En 1964 se unió a la prestigiosa organización Mensa, que agrupa a personas con un elevado coeficiente intelectual.
Después de asistir a clases nocturnas de álgebra, física y electrónica, estudió en la Portland State University y en la University of Portland y en 1976 obtuvo su MBA. También ha recibido títulos honoríficos de la University of Maine y del Mount Vernon College.
Sus exhaustivas lecturas de las obras más prestigiosas sobre la Prehistoria, además de sus múltiples y constantes contactos con los más relevantes especialistas en esta materia, han permitido a la autora convertirse en una gran conocedora de las formas de vida y de la evolución étnica y cultural de aquellas sociedades primitivas.
Hoy día es una de las autoras más conocidas en todo el mundo y apreciada por lectores de todas las edades. La serie LOS HIJOS DE LA TIERRA®, de Jean M.Auel, ambientada en la Europa prehistórica, explora la posible relación entre los hombres de Cromañón y los de Neandertal. Las novelas han sido aclamadas por su inconfundible manera de narrar, por su meticulosidad en los detalles y por su rigurosidad histórica.






ARGUMENTO de EL CLAN DEL OSO CAVERNARIO

Un terremoto, en la última fase de la Era Glacial, deja a la pequeña Ayla, una niña cromañón de cinco años, huérfana y sola. Afortunadamente encuentra refugio entre los miembros del clan, un grupo de neandertales.





EL CLAN DEL OSO CAVERNARIO

Cuando en el año 1980 los primeros lectores se enfrentaron a la lectura de "El clan del oso cavernario", no sabían el viaje en el que se habían embarcado. Al terminar las casi 600 páginas de las desdichas y aventuras de Ayla, vieron que el final no era tal, que parecía ser solo el principio.
Y tenían razón, pues fue tan arrollador el éxito, que supuso el comienzo de una historia compuesta hasta ahora por cinco libros:
-El clan del oso cavernario (573 páginas)
-El valle de los caballos (621 páginas)
-Los cazadores de mamuts (778 páginas)
-Las llanuras de tránsito (959 páginas)
-Los refugios de piedra (860 páginas)



Casi un total de 3.800 páginas en la edición del Círculo de Lectores y algunas más en las ediciones de bolsillo, pues hay presentaciones y ediciones para todos los gustos y bolsillos (desde 5 €).

Una serie que podríamos incluir dentro de la novela histórica, por más que evidentemente estemos hablando de la prehistoria, una época sin ninguna documentación escrita.
Pero la ausencia de escritos no implica que no se conozca nada de ellos ni de sus costumbres, pues hasta nosotros han llegado sus utensilios, sus adornos, los restos de los animales que cazaban, las semillas que utilizaban y, en algunos casos sus pinturas en las paredes.
Con todo este material, los especialistas han conseguido acercarse mucho a cómo debía ser su vida.
La autora ha hecho uso de ese material bibliográfico para acercarnos a la vida de aquellos seres primitivos, ofreciéndonos una aproximación muy plausible a todos sus actos cotidianos.
En lo que más ha tenido que utilizar su imaginación ha sido a la hora de describirnos sus pensamientos, sus sentimientos, sus creencias, porque de eso no puede haber constancia.

Esta labor de describirnos sus acciones cotidianas, cómo comían, dónde dormían, cómo sobrevivían, puede parecer muy sencilla por la frescura, la agilidad y sobre todo por el resultado tan ameno que la autora ha conseguido. Y ese es el gran mérito de estas novelas, el conseguir que todo aparezca como coherente y sencillo.
Pero todo esto de nada serviría si no hubiera creado un personaje que desde el primer momento te atrapa: Ayla.
Ayla es una niña de cinco años, una cromagnón, que tras un terremoto que la deja sin padres se libra de la muerte tras ser herida por un león cavernario al ser recogida por un grupo de neandertales, el Clan del Oso Cavernario. Es la curandera del clan la que se empeña en recogerla, porque su bondad le impide ver sufrir a ningún ser. A pesar de que piensan que puede ser una rémora para la marcha de la tribu, la dejan que la recoja, porque piensan que además no podrá sobrevivir.
Pero Ayla empieza su vida de superviviente nata y consigue recuperarse de las gravísimas heridas que sufre. Es entonces cuando empiezan sus problemas, pues no tarda en darse cuenta de que es totalmente distinta a la tribu que la ha recogido, no solo físicamente, ya que aunque más alta que ellos, su constitución física no es tan recia, ni es tan rápida ni puede realizar la misma carga de trabajos físicos. Además se considera fea, pues sus rasgos rubios, de piel clara y su rostro no tiene nada que ver con los de la que la han acogido.

No solamente es lo físico, sino el modo de comportarse, porque para el clan la tradición lo es todo. Es como si en los genes llevasen grabados todos los recuerdos de sus antepasados, con lo que de un modo innato saben lo que han de hacer en cualquier situación. Pero sienten aversión por todo lo nuevo, por cualquier innovación que suponga hacer las cosas de otra manera a como se han hecho siempre.
Por eso Ayla no puede tardar al crecer en chocar con ellos, pues siempre está intentando avanzar, revelándose ante las imposiciones que no comprende, sin entender por qué no puede hacer aquellas cosas que le gustan como por ejemplo cazar, simplemente porque sean consideradas tabú.






OPINIÓN PERSONAL

Solo un consejo si te adentras en la lectura de esta serie. Este es a mi gusto el mejor de todos los que se han publicado hasta ahora. Una vez que lees el primero, no puedes resistir la tentación de tirarte de cabeza a los siguientes.
El problema que te vas a encontrar es que no están escritos uno a continuación de otro, sino con lapsos de más de cinco años en algunos casos (a ver si te crees que más de seiscientas páginas se escriben en unos días).
Con semejante margen de tiempo, en los siguientes libros en muchos casos la autora para refrescarnos la memoria, repite hechos y sucesos ya ocurridos aunque evidentemente lo hace brevemente resumidos. Lo que es útil cuando ha pasado ese margen de tiempo, te resultan repeticiones innecesarias cuando los lees uno detrás de otro, por lo que mi consejo es que vayas dejando un margen entre la lectura de los diversos libros.

Y por supuesto, si no los has leído, ¿a qué esperas? Eso sí, con una excepción: Olvídate del último de la serie (Los refugios de piedra). Yo al menos, fui incapaz de terminarlo.

No hay excusas monetarias para no leerlo, pues bibliotecas aparte, hay ediciones de bolsillo desde 5 €. 





VALORACIÓN: 9/10


Si quieres conocer más reseñas de novela histórica, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:




10 comentarios:

  1. Está por casa, heredado de la biblioteca materna, pero sin leer. Lo sé. Debería solucionar eso. Según lo que cuentas, me gustará

    ResponderEliminar
  2. pues a mí no me convenció, también puede ser que fue un libro que leí sin mucha continuidad, ya que era un comodín.

    ResponderEliminar
  3. A mí me gustaron mucho los 4 primeros. El 5º lo dejé sin terminar y el 6º, que me lo regalaron hace varios años, no lo he empezado.

    ResponderEliminar
  4. Debo ser la única persona del planeta que no lo ha leído xD
    A ver si me pongo las pilas, que además tengo casi todos en casa!

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Buaaaa me encantó esta serie y sí, como este primero ninguno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me gustó mucho esta serie. Un clásico de la novela histórica. Perfecta para leer en verano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me gustó muchísimo la serie. En su momento la disfruté como una loca. Nunca es tarde para recordarla y recomendarla. Gracias.
    Concha Yunta.

    ResponderEliminar
  8. Pero qué ganas le tengo a este libro!
    Lo tengo esperando en mi estantería, pero es ese tipo de libro al que le tienes ganas pero te da un poco de "miedito" leerlo. Más que nada en mi caso, que soy una caracolilla leyendo (por falta de tiempo y exámenes de por medio) y puede que entre página y página pasaran bastantes días...
    A ver si me animo con él, pero me gustaría disfrutarlo tranquilamente sin prisas...

    Gracias por la reseña!
    Besetes!

    ResponderEliminar
  9. No sé hace cuantísimos años los leí, debía tener uno 16 o 17 años. Hará cosa de dos años encontré la colección completa de segunda mano (otra reedición diferente a la tuya también del Circulo) y los compre al módico precio de 15E todos, pero eran seis tomos, incluye La tierra de las cuevas pintadas, publicado en 2011 con otras 890 páginas más. Yo más feliz que una perdiz ;D LLevo tiempo para hacer una relectura y leer los últimos tres tomos que en aquel entonces no leí. No sé cuando sacaré tiempo. Ayla es de esas protagonistas que han vivido conmigo todos estos años, no se olvida.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Me alegro que lo hayas disfrutado. Moniki, mi compi de blog, se leyó los dos primeros y le encantaron. El otro día por su cumple uno de los libros que le regalé fue el tercero. Se ha vuelto muy fan de esta saga.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar

Analytics