jueves, 14 de junio de 2018

EL HOMBRE DE TIZA (C. J. TUDOR)


El hombre de tiza
C. J. Tudor




FICHA TÉCNICA

Título: El hombre de tiza
Autor: C. J. Tudor
Traducción: Carlos Abreu
Editorial: Plaza & Janés
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 351








C. J. TUDOR


Esta es la brevísima biografía que podemos encontrar por parte de la editorial de esta autora:

C.J. Tudor vive con su familia en Nottingham, Gran Bretaña. Ha desempeñado diversos trabajos a lo largo de su vida: presentadora de televisión, redactora o paseadora de perros. Ahora es feliz dedicándose a escribir libros.






ARGUMENTO de EL HOMBRE DE TIZA


Todo comenzó allá por el año 1986. Allí fue cuando Eddie conoció al hombre de tiza durante el terrible accidente de la feria. Él sería quien le enseñara un juego secreto que practicaría con sus amigos de la pandilla: comunicarse mediante un lenguaje secreto con las tizas.
Un juego aparentemente inofensivo hasta que les llevó al cadáver de u na chica. Un cadáver troceado, escondido en el bosque y al que le falta la cabeza que nunca fue encontrado.

Ahora, treinta años después, aquella pesadilla parece revivir cuando recibe una carta que contiene una tiza y el dibujo de un hombre de palo.






EL HOMBRE DE TIZA


El hombre de tiza es un thriller que está narrado en primer apersona por Eddie y que transcurre en dos planos temporales: el año 1986, año en que ocurrió el suceso del terrible asesinato de una joven, y en el año 2016, cuando aquellos sucesos no del todo esclarecidos, parecen querer volver a salir a la luz.
En el año 1986 Eddie tiene once o doce años, con lo que en buena parte, El hombre de tiza es la historia de unos críos, la visión que ellos tienen del mundo adulto:
«La gente cree que los críos viven libres de preocupaciones. Pero no es así. Las de los niños son más grandes porque ellos son más pequeños». (Página 83)

Es pues no solo la historia de Eddie, sino la de Gav el Gordo, Metal Mickey, Hoppo y Nicky, la única chica del grupo. Por eso, en el fondo estamos ante una historia que nos habla de la amistad, de esa amistad forjada en sitios pequeños más que por una afinidad de gustos, por una afinidad de edades:
No son amigos de verdad. Solo son conocidos tuyos de toda la vida.
«-¿No es esa la definición de amigos?-No, esa es la definición de parroquianos. Tipos a los que te sientes obligado a frecuentar por costumbre más que por un deseo sincero de estar con ellos». (Página 31)

Pero al final, no dejan de ser amigos, una parte íntima de sus vidas, por más que la vida dé muchas vueltas.
«Los “amigos” de las redes sociales no son amigos de verdad. Son los que están allí siempre, pase lo que pase. Personas a las que quieres y odias en la misma medida, pero que forman parte de ti tanto como tú mismo». (Página 267)

Pero además de sobre la amistad, esta novela va a hablarnos de la culpa, de los errores del pasado. Porque Eddie es consciente de haber cometido muchos. Unos errores que poco a poco nos irá desvelando a lo largo de la trama y con cuyas consecuencias tiene que lidiar:
«Como señalaba el mismo don Jesucristo, ¿quién de nosotros está libre de pecado? La mayoría de la gente ha hecho algo malo en algún momento de su vida, cosas que desearían poder reparar, cosas de las que se arrepienten. Todos cometemos errores. Todos albergamos el bien y el mal en nuestro interior». (Página 176)

Un protagonista que a sus cuarenta años vive en la vieja mansión de la familia, con la compañía de Cloe, una inquilina que necesita para poder mantener los gastos de una casa tan grande y trabajando como profesor de un instituto, con una vida aparentemente equilibrada aunque va camino de ser un alcohólico que necesita el alcohol para seguir adelante. Además de otras rarezas: 
«No me considero un alcohólico, del mismo modo que no creo padecer el síndrome de Diógenes. Solo soy un hombre al que le gusta echar un trago de vez en cuando y coleccionar cosas». (Página 152)

Una narración que en todo momento nos dará el punto de vista de Eddie. Y esa es sin duda la clave de la novela que el mismo protagonista nos da, que en el fondo no termina de contarnos toda la verdad sino una parte de ella:
«Mi vida ha estado definida por las cosas que no he hecho, que no he dicho». (Página 177)

La acción transcurre en Anderbury, un pequeño pueblo inglés que tengo la impresión de que es inventado por la autora, pero en el que es posible recrear ese clima de lugar pequeño en que todos se conocen y en el que muy bien puede desarrollarse la trama de la novela.







OPINIÓN PERSONAL

A mí me ha gustado El hombre de tiza. Lo ha hecho porque me gustan las historias que tienen como protagonistas a niños, que nos hablan de la infancia, que nos hablan de esos días en que todo parece posible.
Pero entiendo que esta novela pueda decepcionar a los que buscan un thriller trepidante, porque su ritmo es mucho más sosegado de lo que cabe esperar en un thriller, tal vez porque es mucho más que eso: es ante todo una historia sobre la amistad y la culpa. Los elementos de intriga irán apareciendo poco a poco en la trama pero probablemente no sean lo principal de ella misma.
Importa tal vez más ver cómo cambiaron aquellos críos y en lo que se han convertido hoy día que saber la verdad de un viejo caso que en cierto modo marcó sus vidas. Sólo en el último tramo de la novela es cuando en realidad se acerca a ese ritmo de thriller, cuando los acontecimientos comienzan a precipitarse y quieres conocer qué fue exactamente lo que pasó en aquellos días de 1986 con respecto al crimen de la chica.
Tal vez eso sepa poco a algunos, pero para mí fue más que suficiente en una novela que he leído con mucho interés y con agrado por la historia que me contaba. Al final, lo que importa en un thriller es que detrás haya una historia interesante y a mi gusto, la de El hombre de tiza, más allá del suspense, lo es.




VALORACIÓN: 8/10




Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres conocer más novedades editoriales 2018, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:

                 


3 comentarios:

  1. Pues sí que me apetece leerlo, ya desde que lo vi la primera vez me gustó, lo original que era y cada reseña que leo pues más que me apetece 😉
    A ver si llega el momento.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Pues había visto hasta ahora reseñas más tibias. NO había descartado su lectura pero sí que bajo y mucho mis expectativas. Me alegra ver que lo has disfrutado más. Terminará cayendo, pero entre tanto pendiente, por ahora le va a tocar esperar.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  3. Me llamó mucho la atención al principio, luego me frenaron las reseñas no demasiado entusiastas aunque la tuya es la segunda de esta semana que lo pone mejor
    NO lo descarto del todo

    ResponderEliminar

Analytics