martes, 22 de mayo de 2018

LOS PERROS DUROS NO BAILAN (ARTURO PÉREZ-REVERTE)


Los perros duros no bailan
Arturo Pérez-Reverte



 
FICHA TÉCNICA

Título: Los perros duros no bailan
Autor: Arturo Pérez-Reverte
Editorial: Alfaguara, 2018
Encuadernación: tapa dura
Páginas: 161











ARTURO PÉREZ-REVERTE

Podrían llenarse páginas con las novelas y los premios de este autor que se encuentra entre mis favoritos, así que voy a limitarme a la brevísima nota biográfica que la editorial pone del autor:

Arturo Pérez-Reverte nació en Cartagena, España, en 1951. Fue reportero de guerra durante veintiún años. Con más de veinte millones de lectores en todo el mundo, muchas de sus novelas han sido llevadas al cine y a la televisión. Hoy comparte su vida entre la literatura, el mar y la navegación. Es miembro de la Real Academia Española.

En este blog puedes encontrar las reseñas de sus siguientes novelas:
-Eva







ARGUMENTO de LOS PERROS DUROS NO BAILAN

«Cuando cachorro tuve uno de esos nombres tiernos y ridículos que se les ponen a los perrillos recién nacidos, pero desde aquello pasó demasiado tiempo. Lo he olvidado. Hace mucho que todos me llaman Negro».
 Esta es la historia de Negro, cruce de mastín español y fila brasileño. Por el Abrevadero de Margot hace ya un tiempo que nadie ha visto a Teo ni a Boris el Guapo. Nada bueno puede haber pasado y Negro, amigo de sus amigos, emprenderá su búsqueda. Una búsqueda que amenaza con llevarle a su pasado, aquel en el que asesinaba para sobrevivir en las peleas clandestinas entre perros.






LOS PERROS DUROS NO BAILAN

Fila brasileño
Nos trae Arturo Perez-Reverte una novela totalmente diferente a lo que hasta ahora nos había presentado: una novela protagonizada y narrada por perros.
Una novela diferente en la forma, pero no tanto en el fondo, porque vuelve a hablar de los temas que siempre nos ha traído: la lealtad y la amistad:
«No soy de los que desertan. Mi raza tiene sus reglas y sus lealtades. Un amo es un amo. Bueno, malo o regular, el mío me sacó de la perrera con once meses, cuando me abandonaron, Y se lo debo. Pero la lealtad de los humanos no es la misma que la nuestra». (Página 22)

No es tan diferente este Negro del Capitán Alatriste. Al margen de que te toque un amo bueno o malo, hay algo por encima de eso. Basta una palmadita en el lomo, o que te llegue la soldada (que a fin de cuentas viene a ser lo mismo), para que esté dispuesto a luchar hasta la muerte por una causa que no es la suya.
«Un perro no es más que una lealtad en busca de una causa. Dale una idea a uno como yo, un amo o un objetivo en la vida, y se aferrará a ello con los colmillos apretados. Tenaz hasta el sacrificio y la muerte. Con un par». (Página 129)

Porque la lealtad es una virtud muy rara y difícil de encontrar en los tiempos que corren.
«Me gustan quienes son leales, y en estos tiempos ya ni los perros lo somos». (Página 61)

Mastín español
Los perros duros no bailan nos mostrará el modo de ser de los humanos narrado (¿o sería mejor decir ladrado?) desde el punto de vista de los perros. Unos perros con características y comportamientos en cierto modo muy “humanos”. Eso que se denomina antropomorfismo y que Disney lleva tantos años practicando en sus películas.
«No soy un buen actor. Lo de fingir no me va mucho, y carezco de la astucia de esos perros zalameros que saben buscarse la vida con propios y extraños, un ladridito aquí, un jueguecito allá, un ridículo bailecito con meneo de cola alrededor del amo, unos ojos suplicantes y conmovedores para que te den la chuche o, jueguen contigo a la pelota o caiga algo de la mesa. Esas mariconadas no son mi estilo, como pueden imaginar. Los perros duros no bailan». (Página 72)

Una historia narrada en tono de novela negra, un descenso hasta los infiernos de un pasado de un perro noble obligado a convertirse en un asesino para poder sobrevivir.

Una narración con una referencia cinematográfica muy clara: Espartaco, aunque el final una dos universos cinematográficos tan diferentes como el de Espartaco y en de Blade Runner. Quizás porque en el fondo humanos, robots y perros  no seamos tan diferentes:
-«Ha visto atacar naves en llamas más allá de Orión –dijo.-Con dos cojones». (Página 160)








OPINIÓN PERSONAL

No es Los perros duros no bailan una novela que vaya a pasar a la historia de la literatura. Pero aunque muchas veces nos olvidemos de ello, los escritores viven de vender libros y esa parece ser la finalidad de esta novela: vender.
Lo cierto es que no defraudará a aquellos que busquen una historia entretenida, con ese humor negro que caracteriza a Arturo Pérez-Reverte, en este caso además mucho más agudo porque permite diseccionar la estupidez humana al mostrarla desde el punto de vista de unos perros que, por otra parte, la repiten en sus comportamientos.
Una novela por otra parte que muy bien podríamos incluir en esa categoría de libros para leer en un día (bueno, en realidad ni eso, más bien en una tarde) porque su trama, la manera de estar contado y que son 160 páginas de letra grande, harán que nos leamos el libro de una sentada.

Yo lo he disfrutado y creo que os he dejado pistas suficientes como para que sepáis si va a ser vuestro caso si os animáis a leer esta novela.



VALORACIÓN: 8/10




Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres conocer más novedades editoriales 2018, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:


                 


3 comentarios:

  1. Reverte fue en su día mi autor favorito. Lo abandoné unos cuantos años tras un par de fiascos pero lo recuperé con El tango de la guardia vieja, que me encantó. Tengo pendiente este libro y también el que lleva mi nombre ;)

    ResponderEliminar
  2. En el Gato somos pro Reverte por siempre jamás, adictos a sus historias y su estilo. Ya lo tenemos en la mesita esperando para leer, hay ganitas.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Llevo tiempo sin leer nada de este autor. No es de mis autores favoritos, que he tropezado con alguna de sus novelas, pero sí que tiene otras, como El maestro de esgrima o sus novelas sobre Alatriste, que me conquistaron. Así que le daré una oportunidad a este título, que no pinta mal.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Analytics