miércoles, 9 de mayo de 2018

NO DIGAS NADA (BRAD PARKS)


No digas nada
Brad Parks



 FICHA TÉCNICA

Título: No digas nada
Autor: Brad Parks
Traducción: Ana Isabel Sánchez Díez
Editorial: Plaza & Janes 2017
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 494






BRAD PARKS


Esta es la brevísima biografía que del autor nos ofrece la editorial, tanto en la solapa interior de la novela como en su página web:

Brad Parks es el único autor que ha ganado los premios Shamus, Nero y Lefty. Antes de dedicarse a tiempo completo a la escritura trabajó para The Washington Post y The Star-Ledger.







ARGUMENTO de NO DIGAS NADA

«-La voz… Ha dicho… Ese hombre quería un veredicto en un caso que voy a presidir y… Ha dicho que si acudimos a la policía empezara a cortar… A cortar dedos. Ha dicho que no tenemos que decir nada. Que no digamos nada o…»
 Al juez Sampson su tranquila vida junto a su mujer y sus hijos en una ciudad de Virginia acaba de irse al garete. Han secuestrado a sus dos gemelos, Sam y Emma. A cambio de su liberación le exigen que falle en un determinado sentido en un próximo juicio.

La pesadilla acaba de comenzar.                                                                                                                                                            






NO DIGAS NADA


La literatura americana, básicamente gracias a John Grihsam ha conseguido que conozcamos mejor el sistema judicial americano que el español gracias a lo que se ha dado en llamar thriller legales.
Pero no es Grisham el único autor que practica dicho género. Aquí tenemos otro ejemplo con Brad Parks.
No digas nada es un thriller legal, si bien no tiene tanta importancia en sí mismo el juicio, como lo que implica, porque no deja de ser la historia de un secuestro y del desesperado intento de los padres de los niños secuestrados para liberarlos sin poner los hechos en conocimiento de la policía, aún a costa de actuar contra su conciencia y alterar un juicio.

Aún no siendo una novela de esas que prácticamente no sale de la sala del juicio salvo para las investigaciones que la defensa intenta hacer para demostrar la inocencia de su defendido, si consigue dejarnos muy claro cuáles son los poderes de un juez en Estados Unidos, unos poderes que desde luego dejan un tanto pasmado:
«Con poca más orientación que la de mi propia intuición, mi rutina consiste en emitir dictámenes que modelarán el resto de la vida de la gente. Los abogados más ricos del territorio se prostran ante mí. Administraciones enormes están obligadas a seguir mis órdenes. Las personas más formidables de nuestra sociedad están a solo una mala decisión de terminar en mi sala del juzgado suplicando mi clemencia, a veces temblando de manera literal ante mí.(…)La adulación continua me hace sentir violento.Peo, de todas maneras, es algo que viene con el puesto. Me guste o no, represento el poder.Lo quiera o no, tengo poder.O al menos solía tenerlo». (Página 30)

Tiene muy claro el autor por boca del juez, qué es lo que cuenta a la hora de la verdad en un juicio: el poder del dinero.
«Por lo general, si hay muchos abogados el caso se prepara mejor. Y, también por lo general, los casos bien preparados ganan. El dinero tiene voz en todos los aspectos de la vida. Pero en un juzgado tiende a gritar aún más». (página 220)

La historia nos la cuenta el propio juez en primera persona, aunque el lector tiene más conocimientos porque hay un narrador omnisciente que nos va contando lo que está pasando con los secuestradores y sus hijos. Una información que persigue, tanto dar más información al lector, como desinformarlo, dándole pistas que pueden o no ser verdaderas para que intente averiguar quién puede estar detrás de este secuestro, preparado con gran  minuciosidad y conocimiento de los hábitos y costumbres del juez y su familia.







OPINIÓN PERSONAL

Siempre me han gustado los thrillers legales, las series de abogados, la tensión que se genera en ese tipo de películas o libros. La comparación que se hace de Brad Sparks con John Grisham está más que justificada, si bien tienen dos estilos muy diferentes y en este thriller la parte legal, no sea más que una parte del mismo, el escenario en el que se desarrolla la acción.
Una acción que desde luego atrapa ya desde las primeras páginas y que va ganando en interés según avanza la novela, con un padre dispuesto a tirar por la borda su carrera y su futuro con tal de salvar a sus hijos.
Un juez que el autor ha sabido investir de la suficiente credibilidad como para mantener toda la novela en pie. En realidad, pese a tratarse de un thriller, los personajes están bien dibujados y desde luego consigue que empaticemos con el protagonista y su familia, con lo que tendremos sufrimiento asegurado hasta la última página.

Una novela que queda pues recomendada para los amantes de este género.





VALORACIÓN: 8/10




Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres conocer más novedades editoriales 2017, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:

 
                

2 comentarios:

  1. Pues no la conocía. No pinta mal, pero con tanto del género pendiente, por ahora la voy a dejar pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues pinta muy bien, qué quieres que te diga, el género a mí me gusta muchísimo y si tiene una trama buena y los personajes están definidos me lanzaría a leerlo sin duda.

    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar

Analytics