miércoles, 29 de junio de 2016

EL MÉTODO 15/33 (SHANNON KIRK)

El método 15/33
Shannon Kirk



FICHA TÉCNICA

Título: El método 15/33
Autor: Shannon Kirk
Editorial: Ediciones B, 2016
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 368
PVP: 17,50 €
Ebook: 4,74








Editorial: Zeta bolsillo, 2017

Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 368
PVP: 12,00 €











SHANNON KIRK


De ella nos dice la editorial:

Shannon Kirk es abogada y profesora de Derecho. Se graduó en la facultad de Derecho de Suffolk y ejerció como letrada en Chicago, antes de trasladarse a Massachusetts. Ha sido finalista en tres ocasiones en la William Faulkner-William Wisdom Creative Writing Competition. Vive en Massachusetts con su marido, físico de profesión, y su hijo.
El método 15/33 es su primera novela, que mereció el premio National Indie Excellence a la mejor novela de suspense de 2015, así como el IBPA Benjamin Franklin Award 2016 en la misma categoría.

Los derechos de traducción se han vendido a diecisiete países, y los derechos cinematográficos han sido adquiridos por Next Wednesday Productions.






Lisa, una chica con “recursos”


ARGUMENTO de EL MÉTODO 15/33


Una joven de dieciséis años que está embarazada, un día camino del instituto es capturada y arrojada al interior de una furgoneta. ¿Creéis que está aterrorizada y llorando de miedo? No, no lo está. Claro, que aún no conocéis a Lisa, una inteligencia superior a sus pocos años, una mente analítica
«No tardé en descubrir que mi inteligencia era superior a la de mi captor, un hombre de más de cuarenta años. (…) Sabía que era lo bastante sesuda para superar esta situación terrible, asquerosa, y eso que tenía dieciséis años». (Página 16)

Desde el mismo momento que es secuestrada, comienza a preparar su huida, a buscar el método que la permita salir a ella y a su bebé con vida, a apropiarse de los recursos que la hagan posible.

Pobres secuestradores, no saben la fuerza de la naturaleza que acaban de destapar.






EL MÉTODO 15/33


El método 15/33 es ganadora de Premio National Indie Excellence para la mejor novela de suspense de 2015  y el  2015 INDIEFAB Book of the Year en el género thriller y suspense.

Narrada dieciséis años después, la historia del secuestro de Lisa es cualquier cosa menos una narración convencional. Y no lo es, por las características singulares de su protagonista, una chica dotada de una gran inteligencia y, sobre todo, de un control casi total sobre sus emociones:
«Tras someterme a una batería de pruebas, el psiquiatra infantil les dijo a mis padres que era muy capaz de sentir emociones, pero también tenía una capacidad excepcional para suprimir distracciones y pensamientos no productivos. (…) Ho es una sociópata. Entiende y puede decidir sentir emociones, pero también podría decidir no hacerlo. Su hija me dice que tiene un interruptor interno que puede apagar o encender en cualquier momento para experimentar cosas como dicha, miedo, amor». (Página 25)

Hay momentos en los que tengo la impresión de que Lisa tiene una personalidad que raya en la sociopatía. Que de hecho muy bien podría ser una sociópata si se dejara llevar:
«No quiero que penséis que soy valiente por decir algo así. A decir verdad me divierte bastante ser mala. Es así, punto. Esto es lo que quería admitir ahora. Sinceramente, en mi hay cierta maldad, una noción que no puedo apagar del todo, una sensación de placer que se produce cuando alguien se incomoda en mi presencia. No selo contéis a los médicos que hasta la fecha han coincidido en no tildarme de sociópata». (Página 252)

Bastaría con que encendiese o apagase alguno de sus interruptores interiores, para que tuviéramos ante nosotros a un sociópata realmente terrible, porque además, es consciente de sus capacidades, del poder que tiene para desconectar sus emociones:
«El amor es la emoción que más fácil resulta apagar. Pero la más difícil de encender. En cambio, las emociones que se encienden con más facilidad, pero cuesta más apagar son: el odio, el remordimiento, la culpa y, la más fácil de todas, el miedo». (Página 220)

Curiosamente en las páginas finales, una vez que por mi mente planeaba, y sigue planeando esa duda de hasta qué punto no es una psicópata, la protagonista se descuelga con una parrafada autoexculpatoria, como si estuviese leyendo la mente de sus lectores:
«A aquellos de vosotros que digáis que soy una sociópata por esa desconexión a prueba de bombas, permitidme que os haga una pregunta: ¿qué haríais si un hombre apuntara con una pistola a vuestro hijo y amenazara con apretar el gatillo? En ese caso quizás agradecieseis tener mi comportamiento y mi resolución. Quizá deseaseis contar con mi ciencia y mi fortaleza». (Página 341) 

Miedo llega a producir Lisa, pensando de lo que podría ser capaz si sus pasos no se dirigiesen en el buen camino. Yo desde luego no la provocaría. Ese es el principal error de los secuestradores, provocarla y pensar que el miedo es una fuerza capaz de someter al que lo tiene.
«Mi compromiso con la idea de escapar y llevar a cabo una venganza cruel pasó a ser una fuerza imparable. Me enjugué las lágrimas de los ojos con rabia, e ideé un plan de acción para esos cretinos confiados con el que solo el demonio podría tener la osadía de intentar competir, aunque perdería. Me convertí en el demonio. Si Satán fuese madre, sería como yo». (Página 59)


Los secuestradores nada saben de esto, porque si no, seguro que hubieran optado por un objetivo que no terminase dándoles tantos problemas, pues desde el mismo momento en que es secuestrada, Lisa pone toda su inteligencia en conseguir dos cosas: recursos para su liberación, y un método para conseguirlo.

Un método que tendrá nombre: el Método 15/33. Un nombre que  tiene su por qué, porque procede de dos de los “recursos” que ha obtenido en su cautiverio:
«El sacapuntas, negro, tenía el número “15” en un lado. Me apropié de inmediato de tan valioso objeto y lo etiqueté: Recurso nº 15. (…) Resolví que “15” formaría parte del nombre de mi plan de fuga». (Página 29)

«Una vez leí y oí que una persona se puede ahogar en tan solo cinco centímetros de agua. Yo tenía agua, Recurso nº 33, que utilicé el Día 33. De ahí el nombre completo de mi plan: 15/33». (Página 177)


La narración, aunque está contada en primera persona por, también tiene una serie de capítulos narrados por el Agente especial del FBI Roger Liu, encargado de la investigación de un secuestro:
«Agente especial Roger Liu. Llevaba quince años en el FBI cuando me asignaron el caso número 332.578, correspondiente a Dorothy M. Salucci. Lo mío son los secuestros de niños, y no se puede decir que me haya alegrado la vida precisamente». (Página 43)

Dos historias que inevitablemente confluirán de un modo un tanto rocambolesco, algo de lo que la autora es consciente y que justifica a su manera:
«Aquí llega la parte que os quiero contar, la parte que podéis decidir si creeros o no. Tened en cuenta que la realidad a menudo supera la ficción, así que aunque os sintáis inclinados a pensar que lo que os voy a contar a continuación es imposible, tal vez no esté de más recordar que algunas investigaciones se resuelven». (Página 170)






IMPRESIÓN PERSONAL

El método 15/33 es una novela que recomiendo a todos aquellos que quieran una lectura adictiva y diferente. Ya sé de antemano que muchos dirán que todo está ya inventado y buscarán comparaciones para echar abajo esta novela.
Es cierto que en muy poco tiempo el tema de los secuestros se ha hecho presente en mis lecturas. Basta recordar Sarna con gusto de César Pérez Gellida y Siete libros para Eva de Roberto Martínez Guzmán, otra novela de la que en breve os hablaré. En todas ellas, la secuestrada habla en primera persona. Pero las tres actúan de un modo diferente, de ahí la originalidad de cada una a su manera.

Desde luego el personaje de Lisa es muy singular y peculiar, con una personalidad que está en el filo de poder ser una sociópata, capaz de utilizar todo lo que está a su alrededor y convertirlo en “recursos”, como si se tratase de un MacGyver (creo que se le nombra y todo en la novela) capaz de convertir cualquier cosa en un arma.
Toda la novela, desde el mismo momento en que arranca me ha mantenido en tensión, con un ritmo acelerado de lectura que me ha llevado a terminarla en poco más de un día. Un thriller en toda regla que tiene muy presente los aspectos psicológicos de la personalidad humana. Evidentemente tiene algún elemento de novela negra, aunque yo no la consideraría como tal.

Una novela que, aunque cerrada, muy bien admite con sus capítulos finales una continuidad a los personajes, siempre que la autora sea capaz de encontrar un reto a la altura de Lisa, lo cual no es fácil.

Una novela que querrás leer y recomendar antes que nadie.






VALORACIÓN: 9/10

Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

Si quieres conocer más novedades editoriales 2016, pincha AQUÍ

                


11 comentarios:

  1. La estoy esperando y deseando ponerme con ella. Espero disfrutar tanto como tú.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues con todo lo que has contado me han dado ganas de leerla, esta bien tener lecturas adictivas y con narradores diferentes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ya estuvimos comentando ayer. A mi me ha costado un poco la forma de narrar (y la protagonista que es rara de narices), pero una vez te acostumbras estoy contigo que va a ser difícil abandonar la lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Estoy pendiente de que me lo manden, creo que me va a gustar.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí que me dejas con ganas con tu reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Me lo apunto, no lo conocía y me gusta el género =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. No me termina de convencer. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Pues me gusta eso de que no sea un víctima fácil...para que así tengan un poquito de su propia medicina. Lo leeré seguro.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. A mí me ha sorprendido muy gratamente, sobre todo por el perfil diferente de la protagonista.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  10. Interesante, adictiva. Me ha resultado muy novedoso que la protagonista sea una mezcla entre víctima, psicópata y genio. Muy diferente a todo lo leído. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  11. A mi también me costó un poco entrar en la novela por la forma de narrar. Pero una vez que estás metida de lleno en la trama, la protagonista te sorprende gratamente.

    ResponderEliminar

Analytics