martes, 8 de septiembre de 2015

EL CHINO (HENNING MANKELL)

El chino
Henning Mankell



FICHA TÉCNICA

Título: El chino
Autor: Henning Mankell
Editorial: Tusquets, 2008
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 480
PVP: 20,00 €






HENNING MANKELL

Conocí a Henning Mankell, todo un clásico ya de la novela negra sueca antes de que esta tuviera su boom en España, y por supuesto mucho antes de que el fenómeno Stieg Larson y su trilogía Millenium (hoy ampliada post mortem) desbordase las estanterías de las librerías.
El problema de Mankell es que buena parte de su obra está inscrita en la serie Wallander, un inspector de policía. La primera novela que leí de él fue "La Quinta Mujer", la sexta de las diez novelas que componen esta serie. Me encantó, pero me dio pereza empezar por el principio de la serie, por lo menos hasta que pase un tiempo.
Mucho más atractivo me resultaba hacerme con su último libro, pues es totalmente independiente de dicha serie y además había oído hablar muy bien de él
Para facilitaros la lectura de los libros de Mankell, os dejo la lista ordenada cronológicamente:

SERIE WALLANDER
-Asesinos sin rostro
-Los perros de Riga
-La leona blanca
-El hombre sonriente
-La falsa pista
-La quinta mujer
-Pisando los talones
-Cortafuegos
-La pirámide

SERIE LINDA WALLANDER
-Antes de que hiele

OTROS LIBROS
-El retorno del profesor de baile
-El cerebro de Kennedy
-Profundidades
-Zapatos italianos
-El chino
-El hijo del viento
-El ojo del leopardo
-Tea bag
-Daisy Sisters
-Arenas movedizas






ARGUMENTO

12 de Enero de 2006, en una fría mañana (no podía ser de otra manera, teniendo en cuenta la fecha y dónde transcurre la acción) en un pequeño pueblo al Norte de Suecia, se encuentran a la práctica totalidad de los habitantes del pueblo, 18 ancianos y un niño salvajemente asesinados. Solo tres personas han salido indemnes del salvaje asesinato.
La policía comienza a indagar el asesinato múltiple, pero carece prácticamente de pruebas, pues solo tiene una cinta seda roja que ha aparecido entre la nieve.
Birgitta Roslin, una jueza cuya madre había sido criada como hija adoptiva por una pareja que vivía en aquel pueblo y que también ha sido asesinada, se enreda en la investigación de los hechos que la policía atribuye a un desequilibrado.
Lo que nadie puede sospechar es que el origen de la tragedia se encuentra a muchos miles de kilómetros de allí y que todo sea una venganza diferida ciento cuarenta años.







Novela negra con tonos amarilos

EL CHINO

Miréis el resumen que miréis, que el mío es tan válido como cualquier otro, lo que no os dice es que el libro va a constituir una sorpresa total, pues si estás esperando una novela de las llamadas negras, esta va a salir muy amarilla porque está impregnada de arriba abajo por China y los chinos.
Bromas aparte, tras un comienzo fulgurante con un caso que resolver en la más pura tradición del género de intriga, como son 19 muertos pertenecientes a tres familias en un remoto pueblo del norte de Suecia, toma un giro radical que lo aleja completamente de este género de novela para entrar en otro que no sabría como definir.
Ferrocarril amaericano
Va a contarnos una parte de la historia americana que tienen muy silenciada, como fue la explotación de los chinos como mano de obra prácticamente esclava y utilizada para la construcción de las líneas de ferrocarril que atravesaron el país de costa a costa.
Conoceremos así la vida de tres hermanos Wu, San y Guo Sin que a la muerte de sus padres parten hacia Cantón en busca de una vida mejor y terminan en América, no en busca de una vida mejor sino como esclavos en los trabajos de construcción del ferrocarril.
Todo personificado en la figura de J.A.
"Un hombre sencillo de origen sueco que había llegado a América. Y allí, de pronto, se le otorga un gran poder sobre otras personas. Un ser brutal que se había convertido en un pequeño tirano" (Página 237)

Racismo, menosprecio a unos seres a los que se considera muy buenos currantes, pero en absoluto personas. Como decía una parte oculta de la historia de Estados Unidos.
Esta historia ocurrida en 1860 es la que desencadenará la cruel venganza ocurrida 140 años después. Y es una parte interesantísima del libro, aunque sea como una historia dentro de otra historia.
Con lo que tampoco pensaba encontrarme es con todo un análisis de la situación de la China actual, que en el fondo es la tercera parte del libro. El libro está situado a principios del año 2006 en plena cuenta atrás para los Juegos Olímpicos del 2008 en China. Recordaréis toda la polémica que hubo al final en torno a los mismos, a si debían o no boicotearse a cuenta de la defensa de los derechos humanos y la libertad del pueblo chino.
No es el tema de los derechos humanos en China del que se ocupa el libro, sino de un análisis de la situación de China y de sus tensiones internas. Luchas representadas en dos hermanos.
Ella es Hong: "Era una poderosa detractora de todo aquello que pudiese lleva a China a convertirse en un poder imperialista. Temor a que surgiese una sociedad de clases. Un país dividido entre las élites que ostentan el poder y una subclase inmovilizada en su pobreza". (Página 380)

Él es Ya Ru y representa la otra China, la que está enriqueciéndose a la sombra del poder, a base de "favores" a uno y a otro. Pero siempre sirviéndose y protegiéndose de los poderosos para medrar a base de corrupción.
Ambos hermanos son descendientes de aquel chino que llegó como esclavo a Estados Unidos para levantar las líneas ferroviarias. Y Ya Ru es de los que no olvida una ofensa.

Muy interesante esta visión de la China actual con sus tremendos contrastes entre las ciudades cada vez más ricas y el campo cada vez más pobre. Eso sin contar con los grandes flujos migratorios provocados por la destrucción de numerosas poblaciones para la construcción de la gran presa.
Y aunque silenciado por la prensa, cada vez son más numerosos los levantamientos y las revueltas provocadas por esta extrema pobreza en que viven muchos campesinos. Claro, que este desarrollo extremo tiene también su cara negativa en las ciudades:
"Un desarrollo a la postre catastrófico que aniquila al hombre y a la naturaleza" (Página 377).

Dos maneras distintas de entender el desarrollo de China, la de aquellos entre los que se encuentra Hong, que son consciente de que hay que llevar a cabo un cambio y unas reformas que nivelen esta explosiva situación, pero sin perder de vista los principios en los que se basó la creación del nuevo estado chino y la de aquellos como Ya Ru que solo quieren el desarrollo a cualquier precio, con tal de enriquecerse.

Otro aspecto que me ha llamado la atención en la novela es el del pensamiento revolucionario de los años 60, pues tanto la juez como su amiga, estuvieron ligadas a movimientos revolucionarios maoístas en Suecia.
Eran finales de los 60 en Suecia, unos pensamientos que llegaron a España con retraso, a mediados de los 70 cuando murió Franco. Y me ha resultado muy curioso recordar aquella época revolucionaria, de pensamientos utópicos y manipulados. De un sentimiento de la revolución muy alejado de la realidad en la que se vivía, con unos métodos de acción desfasados, idealistas y desde luego sin resultados.
Y aquella generación evolucionó, se enredó en sus contradicciones y solo unos pocos supieron conservar parte de ese espíritu de lucha por la justicia y la igualdad entre los seres humanos.

Porque otro aspecto muy interesante de la novela es que sus personajes principales son personas ya maduras, que superan los cincuenta años, por lo que su visión del mundo no puede ser la de los jóvenes. Personas que ya han pasado ese fervor que las hormonas juveniles provocan en nuestro cuerpo y nuestro pensamiento.

Es pues una visión mucho más madura del mundo. Y una visión de la vida muy realista, con matrimonios sumidos en crisis por falta de comunicación, pero que a pesar de todo están dispuestos a empezar y a recuperar la ilusión de la juventud.







IMPRESIÓN PERSONAL

Alejada de la clásica novela negra que me esperaba, es más que recomendable, no solo para los amantes de la novela negra, sino para todos aquellos que compartáis el placer de leer.
Una visión de China algo diferente a la que estamos acostumbrados a leer, mucho más realista quizás y menos maniquea de lo habitual.


Quizás lo único criticable es que el ritmo provocado por las diferentes etapas hace que el ritmo sea un tanto irregular, pues en el fondo es como empezar tres novelas, con lo que eso conlleva de cambio de ritmo y de volver a centrarte en cada historia, finalmente totalmente engarzadas entre sí.






VALORACIÓN: 8/10




Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ




7 comentarios:

  1. Me has asustado un poco Pedro... No he leído nunca a Mankell, esperaba estrenarme con este título ahora que estas muchachas me han liado, pero ahora no tengo demasiado claro si es para mí. Sí soy de las que disfrutan del simple placer de leer pero ese apartado histórico, la complejidad que intuyo no sé si me caen bien ahora mismo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy al contrario. Precisamente esa ambientación en escenarios muchas vedces vistos en películas contribuye a que sea menos compleja que otras novelas del autor a la hora de ser leída por lectores españoles que con facilidad nos liamos con esos nombres suecos que parecen todos iguales.

      Eliminar
  2. Creo que me gustaría esta novela. Aún no me he estrenado con este autor y no me importaría hacerlo con este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Lo he visto muy reseñado ultimamente.. y más con una LC que han organizado
    yo este año creo que he dicho 'basta' con la novela negra tras la Yimcana Criminal y el homenaje a Christie
    pero quizá el año que viene, vuelva por estos lares
    un beesito

    ResponderEliminar
  4. En algún momento me tengo que poner con este autor. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Es un autor que tengo ganas de leer =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Estoy totalmente de acuerdo contigo Pedro, esta novela es mucho más que una novela negra. Creo que es muy instructiva y esclarecedora de la situación de la china actual y también de esos pasajes oscuros de la historia de América del norte, que como bien dices, son bastante desconocidos

    ResponderEliminar

Analytics