martes, 11 de agosto de 2020

ÁCIDO SULFÚRICO (AMÉLIE NOTHOMB)


Ácido sulfúrico
Amélie Nothomb


 Título: Ácido sulfúrico
Autora: Amélie Nothomb
Editorial: Anagrama, 2007
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 168


 AMÉLIE NOTHOMB

Esto es lo que la editorial nos cuenta de la autora:

Amélie Nothomb nació en Kobe (Japón) en 1967. Proviene de una antigua familia de Bruselas, aunque pasó su infancia y adolescencia en Extremo Oriente, principalmente en China y Japón, donde su padre fue embajador; en la actualidad reside en París. Desde su primera novela, Higiene del asesino, se ha convertido en una de las autoras en lengua francesa más populares y con mayor proyección internacional. Anagrama ha publicado El sabotaje amoroso (Premios de la Vocation, Alain-Fournier y Chardonne), Estupor y temblores (Gran Premio de la Academia Francesa y Premio Internet, otorgado por los lectores internautas), Metafísica de los tubos (Premio Arcebispo Juan de San Clemente), Cosmética del enemigo, Diccionario de nombres propios, Antichrista, Biografía del hambre, Ácido sulfúrico, Diario de Golondrina, Ni de Eva ni de Adán (Premio de Flore), Ordeno y mando, Viaje de invierno, Una forma de vida, Matar al padre, Barba Azul, La nostalgia feliz, Pétronille, El crimen del conde Neville, Riquete el del Copete y Golpéate el corazón, hitos de «una frenética trayectoria prolífera de historias marcadas por la excentricidad, los sagaces y brillantes diálogos de guionista del Hollywood de los cuarenta y cincuenta, y un exquisito combinado de misterio, fantasía y absurdo siempre con una guinda de talento en su interior» (Javier Aparicio Maydeu, El País). En 2006 se le otorgó el Premio Cultural Leteo por el conjunto de su obra, y en 2008 el Gran Premio Jean Giono, asimismo por el conjunto de su obra.






ARGUMENTO de ÁCIDO SULFÚRICO

Esta es la sinopsis proporcionada por la editorial:

El último grito en programas televisivos de entretenimiento se llama «Concentración». Un equipo de televisión hace una redada por las calles de París para reclutar a los participantes de este reality show, escogiendo aleatoriamente entre la población. Los participantes serán trasladados al plató en vagones precintados, como los que transportaban a los judíos durante la época del exterminio nazi, y serán internados en un campo en el que otros concursantes desempeñan el papel de kapos. Bajo la estricta vigilancia de la cámara de televisión los prisioneros serán golpeados y humillados de cualquier modo, todo es válido mientras suban los niveles de audiencia. El momento más esperado llega cuando, cada semana, los telespectadores pueden participar en el concurso gracias al televoto: sin moverse de sus casas pueden eliminar-ejecutar a uno de los participantes del show.
Pannonique, una estudiante de belleza sobrecogedora, es reclutada y se convierte en el número CKZ 114 en el campo de concentración televisado. El primer maltrato en este siniestro lugar consiste, pues, en la pérdida de identidad, en la supresión del propio nombre. Zdena, una mujer sin empleo que, cómo no, también ha recibido nueva identidad, descubre en Pannonique a su doble antagónico y se enamora perdidamente de ella. El bien y el mal formando una pareja fatal: la víctima y el verdugo, y también la bella y la bestia. Cuando la audiencia tiene que votar, se arma un estrepitoso revuelo mediático, pero aunque los telespectadores protestan, todos votan, y sale a la luz el sadismo hipócrita e inconsciente del público que deplora el horror pero es incapaz de perderse una entrega. Mientras tanto, Pannonique y el resto de participantes se juegan la vida...






ÁCIDO SULFÚRICO

«Llegó el momento en que el sufrimiento de los demás no les bastó: Tuvieron que convertirlo en espectáculo»
Así comienza este libritode Amélie Nothomb, una joven autora del que este es el primer libro que leo.
Lo he definido como librito, porque son solo 166 páginas y de letra grande, con lo cual te los lees de una sentada. Pero un libro en fin corrosivo, tan corrosivo como el ácido sulfúrico que da título al libro y cuyo sentido y significado no descubriremos hasta el final de la novela.


Este libro es una ficción, aunque solo un pequeño detalle hace que no sea una realidad de nuestros días. Nos cuenta la existencia de un programa de televisión llamado “Concentración”, en el que tras una redada inicial puramente al azar, los participantes son llevados a un auténtico campo de concentración, donde son obligados a hacer trabajos forzados, a ser mal alimentados y a sufrir todo tipo de vejaciones por parte de sus custodios, los “kapos”, que previamente han sido contratados por la productora de televisión.
Y todo esto bajo la atenta mirada de las cámaras de televisión, rodando las veinticuatro horas del día, cual si de un “Gran Hermano” se tratase. La diferencia es que todas las mañanas, los Kapos eligen a las dos personas que van a ser expulsadas de la casa. Expulsadas es el eufemismo que se utiliza para decir que van a ejecutarlas.
Quizás esa es la única diferencia con los Reality Shows que nos ofrecen nuestras televisiones. Todo bajo una aparente fachada de respetabilidad:
«Lo que cuenta es el respeto del público. Ninguno de nuestros espectadores se merece nuestro desprecio». (Página 12).

Pero no es eso lo que realmente busca el programa:
«El interés de Concentración radicaba en mostrar cuanto más mejor, la belleza de aquella humanidad torturada». (Página 18)

¿A qué os suena eso? Porque a mi me recuerda a tantos realitys o salsas rosas de nuestra programación, cuyo único fin parece ser el degradar, humillar a los que han sido elegidos para tal fin.


Para mostrarnos toda esta degradación, la novelista elige a dos personajes contrapuestos:
-Zdena:
«En su vida había aprobado un examen… Superó test en los que demostró que era capaz de golpear a desconocidos, vociferar insultos gratuitos, imponer su autoridad y no dejarse conmover por lamentaciones». (Página 12)

-Pannonique, cuyo nombre pasa a ser en el interior CKZ 114: 
«Tenía el rostro más sublime que uno puede imaginar. Antes de la redada era estudiante de paleontología».

Entre estos dos personajes contrapuestos surge una relación de odio-amor. Odio a aquello que uno no puede comprender, pero al mismo tiempo amor por un ser diferente, al que admira.
Es un canto a la dignidad, a la lucha por mantener dicha dignidad, una reflexión sobre el heroísmo, da igual cuáles sean los motivos.


Y una reflexión sobre las audiencias, porque cuánto más se esforzaba la prensa por hacerle el vacío, espoleados por Pannonique, que a su pesar se convierte en la gran atracción para el público, más aumentaban.
En un último esfuerzo cuando las audiencias ya son altísimas y dejan de crecer, los organizadores del evento deciden que sean los propios espectadores los que elijan diariamente quién va a ser “expulsado” de la casa.
gracias a ello obtienen por fin el 100% de audiencia. Todos terminan viendo el programa, incluso aquellos que no tienen televisión, aquellos que dicen que aquello es degradante, pero no pueden dejar de ver el programa, porque ha pasado a formar parte de sus vidas.


¿Muy lejano a nosotros? No creo, porque todos protestamos por la telebasura, pero si se mantiene es por los espectaculares índices de audiencia que tienen.  Puedes encontrarte con mucha gente que dice no verlos nunca y sin embargo se saben al dedillo los detalles de la vida de los “Supervivientes” o “Los hermanos”.
Cierto que ni mi mujer ni yo los vemos, que preferimos leer a ver según qué programas de televisión. Pero ¿somos totalmente ajenos al éxito de los mismos?

Y ya puestos. ¿Por qué lo he leído hasta el final? ¿No soy con ello cómplices de lo que ocurre, por más que me vea como un simple observador externo?



Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles.



Si quieres comprar el libro,pincha en la imagen correspondiente:


                     

4 comentarios:

  1. Una lectura muy de actualidad. Hacía tiempo que no leo a Amelie, puede ser momento de volver a ella. En anteriores novelas nos habla de eĺa misma, cierto reality.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Eso creo. Es un buen momento de volver a la lectura de Nothomb. A ver si nos desaturdimos.
    https://imagoestinaqua.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Me encanta esta autora!!
    Fue de lo primero que leí, después de "Antichrista" y me encantó... si bien es cierto que el hecho de ser una distopía ya me gana, pero la premisa me pareció genial.

    Besotes

    ResponderEliminar

Analytics