miércoles, 23 de diciembre de 2020

LÍNEA DE FUEGO (ARTURO PÉREZ-REVERTE)

 Línea de fuego
Arturo Pérez-Reverte

  

 
Título: Línea de fuego
Autor: Arturo Pérez-Reverte
Editorial: Alfaguara, 2020
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 684
 


 
 ARTURO PÉREZ-REVERTE
 
Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:
 
Arturo Pérez-Reverte nació en Cartagena, España, en 1951. Fue reportero de guerra durante veintiún años, en los que cubrió siete guerras civiles en África, América y Europa para los diarios y la televisión. Con más de veinte millones de lectores en todo el mundo, muchas de sus novelas han sido llevadas al cine y la televisión. Hoy comparte su vida entre la literatura, el mar y la navegación. Es miembro de la Real Academia Española.
 
 
En este blog puedes encontrar reseñadas las siguientes novelas del autor:
-El caballero del jubón amarillo  
-El Capitán Alatriste
-El francotirador paciente
-El oro del rey 
-El puente de los asesinos
-El sol de Breda
-El tango de la guardia vieja
-Eva
-Falcó
-Hombres buenos
-La sombra del águila
-Limpieza de sangre
-Los perros duros no bailan
-Ojos azules
-Sabotaje
-Sidi
-Todo Alatriste
-Un día de cólera

 
 
 
 
ARGUMENTO de LÍNEA DE FUEGO
 
Como dice la popular canción ¡Ay Carmela!
 
El Ejército del Ebro,
rumba la rumba la rumba la.
El Ejército del Ebro,
rumba la rumba la rumba la
una noche el río pasó,
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!
una noche el río pasó.
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!
 
En julio de 1938, miles de soldados de la República atraviesan el río Ebro en un intento de cambiar el curso de la guerra.
Aunque el episodio que nos relata esta novela sea ficticio, es un retrato de los hombres y mujeres de uno y otro bando que tomaron parte en este cruento combate.
 
 
 
 
LÍNEA DE FUEGO
 
En Línea de fuego nos da Arturo Pérez-Reverte su visión sobre la guerra civil española, porque, por más que se trata de una historia ficticia, en ella va a reflejar no sólo lo que fue aquella batalla que supuso la derrota irreversible, si bien aún transcurrieron unos meses para el final de la contienda, de las tropas republicanas, al mismo tiempo que una visión global sobre lo que fue aquella contienda.
Porque siendo horrible cualquier guerra, una guerra civil tiene un punto que aún la hace peor:
«Es lo malo de estas guerras. Que oyes al enemigo llamar a su madre en el mismo idioma que tú». (Página 45)
 
Me quedo sin duda con una definición que hace de lo que es una guerra civil:
«-Hay un momento complicado cuando descubres que una guerra civil no es, como crees al principio, la lucha del bien contra el mal… Solo el horror enfrentado a otro horror». (Página 323)

 
No es la primera vez que aborda en sus novelas el tema de la guerra civil, porque de hecho es en esa época en la que está ambientada la Trilogía (al menos de momento) de Falco (Falco, Eva y Sabotaje). Pero mientras que en ella la guerra no deja de ser el telón de fondo en el que transcurre lo que no deja de ser una novela de espías, aquí es el eje vertebrador de la novela.
Muy claro nos deja lo que es la guerra en una conversación entre un soldado del bando nacional y un moro que combate en el mismo ante el que se queja de que tiene mucha hambre:
«-Normal en guirra, ¿no?... Hambre, el sed y además ti matan». (Página 248)

Línea de fuego es una novela coral en la que nos irá describiendo una batalla en un pequeño pueblo (inexistente por otra parte), el cruce de las tropas republicanas del río Ebro, las escaramuzas iniciales, la conquista del pueblo, el contrataque de los nacionales y la retirada estratégica de las tropas republicanas (nunca se puede hablar de derrota) a través de los participantes en el misma.
Del lado republicano unas mujeres encargadas de las transmisiones telefónicas, un grupo de dinamiteros, unos oficiales, las brigadas internacionales, los comisarios políticos de turno, unos soldados bisoños (la llamada quinta del biberón por su juventud).
«Taciturnos, flacos y hasta cortos de talla bastantes de ellos, muchos con gafas, ya no parecen vanguardia del proletariado internacional llegada de todos los lugares del mundo, sino sólo hombres duros y cansados a los que se exigió demasiado y ya no esperan victorias, sino supervivencia». (Página 258)

 
Por parte del llamado bando nacional, un alférez provisional (aquellos que duraban menos que un caramelo a la puerta del colegio), requetés, falangistas, legionarios, un moro que lucha con las tropas traídas desde África, un carpintero que solo quiere sobrevivir pero se ve envuelto en todos los fregados …
 
Hablo de novela coral, pero no llega al exceso de Un día de cólera en el que desfilaban muchísimos personajes con un breve papel. En Línea de fuego, aún siendo bastantes pues la idea es mostrarnos buena parte de los participantes, están al servicio de la acción, de atrapar al lector en una vorágine de acontecimientos en un marco que huye en todo momento de una imagen bella o romántica de la guerra:
«Lo cierto es que no hay nada bello ni romántico en un soldado muerto. Eso queda para las pinturas de los museos, los versos de los poetas y la demagogia de los políticos. La realidad inmediata sólo es carne muerta, carroña pudriéndose al sol». (Página 343)
 
Lejos están los soldados que encontraremos en Línea de fuego de aquel prototipo que nos presentaba en Alatriste. No se trata de unos grandes soldados y un gran ejército al mando de un desastroso rey, sino de gente que en muchos casos arrancó a luchar por un ideal, para encontrarse ahora en muchos casos luchando solo por su supervivencia, dejándose la piel y la vida por el camino en el frente, mientras otros lucen pecho y sacan beneficios en la retaguardia.
«Asombra tanta nobleza en los que luchan y tanta vileza en los que están lejos del frente. Cualquiera puede darse cuenta de eso». (Página 575)
 
No se trata en el caso republicano de un ejército profesional. Y los pocos que en su día eran profesionales, son vistos con recelo. Así les lució el pelo frente a un ejército que si lo era, que estaba entrenado y en cierto modo, aunque por otros motivos ideológicos completamente opuestos, tan motivado como ellos. Por eso podemos encontrar en la novela una reflexión tan cargada de verdad pero tan absurda como la siguiente:
«-Volvamos. Hay una guerra que debemos ganar. O al menos, hacer que no la ganen los fascistas. (…) Qué español suena eso, ¿verdad?... Si no ganas tú, al menos procura que no gane el otro. Que todos pierdan». (Página 325)

 


 
 
 
OPINIÓN PERSONAL
 
Foto de El Búho entre libros para Instagram

No sé si provocada o no, pero Línea de fuego es una novela que desde el primer momento ha levantado una cierta polémica. Normal, dado el tema que trata y quién lo trata, por más que dé palos a un lado y a otro, que aquí no se salva ni el apuntador.
Yo me he limitado a leer y disfrutar de esta novela, que nos muestra no una batalla, sino casi una escaramuza dentro de la misma, pero que muy bien sirve para mostrarnos lo que aquella guerra era en general. No hay que conocer mucha historia para saber cómo acaba, pero aún así, a mí me resultó imposible desplegarnos de las páginas del libro.
Eso sí, si no te gustan las batallitas, Línea de fuego está lleno de pequeñas batallas. No puede ser de otra manera, porque esa es la historia que no está contando. Nada de grandes tácticas por otro lado, que no estamos ante un episodio de una gran batalla histórica al modo de las grandes clásicas de la Historia.
Además, por encima de la propia batalla, está el componente humano de aquellos que tomaron parte en ella. De hecho Línea de fuego es un homenaje a todos los que por un motivo u otro lucharon en una guerra en la que el valor y el arrojo no fueron patrimonio de un único bando.
 
Me ha gustado y cautivado esta novela. Es cierto que soy un admirador de la prosa de Arturo Pérez-Reverte, capaz de unas descripciones minuciosas pero que lejos de aburrirme (me provocan un gran tedio las largas descripciones que solo intentan el lucimiento sin más del escritor) consiguen meterme en la historia que se está narrando.
Claro que meterte de lleno en la acción como ocurre en Línea de fuego, es por otra parte meterte en el horror y la angustia de unos hombres y mujeres que no sabían en todo momento si verían amanecer un nuevo día.
 
 
 
VALORACIÓN: 9/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2020, pincha AQUÍ.

Si quieres conocer más reseñas de novela histórica, pincha AQUÍ

Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:




2 comentarios:

  1. El tema me atrae mucho y por lo que cuentas, creo que esta es de las novelas del autor que disfrutaré mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Analytics