jueves, 13 de noviembre de 2014

EL MUÑECO DE NIEVE (JO NESBO) HARRY HOLE - 7

El asesino que hacía muñecos de nieve






FICHA TÉCNICA



Título: El muñeco de nieve
Autor: Jo Nesbo
Editorial: Reservoir Books, 2017
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 504

PVP: 19,90 €












Editorial: RBA, 2013
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 492
PVP: 9,94 €







JO NESBO

Antes de dedicarse a la escritura, Jo Nesbo (Oslo, Noruega, 1960)formaba parte de un grupo musical. Seguramente por eso en sus libros hay abundantes alusiones a canciones y grupos musicales. Pese a andarse con pocos localismos y utilizar música internacional, he da reconocer que para mí son referencias desconocidas. En los cuatro libros sólo hay un tema que conozca (no hacerlo sería demasiado desconocimiento): Purple Rain de Prince.

Aunque tiene ya once libros en su haber, solamente seis han sido publicados en España.En realidad Petirrojo es el tercero de la serie que tiene como protagonista a Harry Hole, pues los dos primeros no han sido publicados en España.

-Némesis
-La estrella del diablo
-El muñeco de nieve
-El leopardo










ARGUMENTO

Que una mujer desaparezca de su casa no es extraño. Muchas se largan hartas de una relación de pareja que no soportan. Que no se lleve nada no es muy normal, pero a lo mejor significa que quiere dejar todo su pasado atrás. Que delante de su puerta aparezca un muñeco de nieve, no deja de ser anecdótico. Más sospechoso es que su bufanda preferida aparezca puesta en dicho muñeco.
Lo que en principio parecía una desaparición más, en la que de haber un delito el marido es en el 99% de los casos el responsable, se transforma en un nuevo caso para Harry Hole, cuando descubre que hay muchos más casos como el que acaban de presentarle en su departamento de Personas Desaparecidas.
Un caso que va a poner en serio riesgo su vida y la de aquellos a quienes quiere.








EL MUÑECO DE NIEVE

Quinta entrega de la serie Harry Hole. En la anterior, me pareció percibir un cierto bajón en la misma, un libro entretenido pero no a la altura de todos los anteriores. Sin embargo remonta el vuelo en El muñeco de nieve, en el que consigue crear una trama muy compleja, con un asesino en serie que permanentemente va provocando falsos finales mientras la lista de muertos crece y crece.
Es probablemente el más negro de los libros de la serie, mientras Harry Hole continúa su particular descenso a los infiernos, no tanto del alcohol a pesar de alguna que otra recaída, sino de sus demonios particulares, aquellos que le impiden vivir una vida plena junto a los que quiere.
Lo más curioso de esta novela es que he conseguido sospechar y acertar quién era el asesino antes de la mitad del libro. No es lo más importante, porque de hecho el autor nos desvela quién es dicho asesino unas cien páginas antes de que acabe la novela, sin que por ello ésta pierda fuerza Es más, las cien últimas páginas son trepidantes, puro thriller de acción.

Como poco le duran los acompañantes a Harry Hole, tenemos nueva compañera. Se trata de Katrine Brtatt, venida desde otro punto del país. Una mujer joven y muy peculiar. Así la defina un antiguo compañero:
Una señora muy profesional. Lista, entregada, diligente. Pero desequilibrada no, más bien todo lo contrario. Más bien un poco hermética y rara. Pero no es la única. Sí, la verdad, creo que vosotros dos podéis ser un equipo perfecto. (Página 189)

Un equipo perfecto no sé, pero que da mucho juego en esta novela sí.






IMPRESIÓN PERSONAL

Tras leer El redentor, dejé un poco aparcada la serie, pero el impresionante éxito de ventas de la última entrega de la misma, El leopardo, ha hecho que la retome. La verdad es que ha merecido la pena, porque sin llegar a la altura de Petirrojo que es sin duda la mejor de todas ellas, la novela es de las que se lee, o mejor dicho sería se devora, con muchas ganas.
Es inevitable sentir un gran desasosiego al leer esta novela. No es Harry Hole un personaje que se caracterice por su carácter alegre, su vida es un desastre y poca pinta tiene de poderse enmendar. Ni siquiera se dulcifica el personaje, por más sarcástico que pueda llegar a ser, con esos golpes de humor que sirven para aliviar la tensión. No, Harry Hole es un alcohólico consciente de su problema, al que le tienen muchas ganas sus jefes y están esperando la mínima ocasión para quitárselo de enmedio, de cargar sobre sus hombros cualquier fracaso como justificación para echarlo.
Pero no es menos cierto que junto a este desasosiego, el ritmo de la novela es vertiginoso y además, partiendo desde un nivel muy alto, no para de crecer según pasan las páginas.

Es muy recomendable leer la serie por orden, porque si no algunos situaciones como la relación personal de Harry Hole con una mujer y su hijo, no están tan claras, Pero como por otra parte los personajes que acompañan a Hole van siempre cambiando, puedes leer perfectamente esta novela sin haber leído las anteriores, porque además se trata de un caso cerrado y sin relación con los anteriores.


Si no conoces a Jo Nesbo ni a Harry Hole, te recomiendo que no te pierdas Petirrojo.





Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Möstoles.





VALORACIÓN: 9/10




Si quieres conocer más reseñas de novela negra, pincha AQUÍ.

Si quieres conocer más novedades editoriales 2013, pincha AQUÍ






HARRY HOLE


Todo un personaje este Harry Hole protagonista de la serie, cumpliendo con el estereotipo de escandinavo depresivo y solitario. Cumpliendo también con estereotipos del detective de novela negra americana: inteligente, huraño y alcohólico.
Un alcoholismo muy bien descrito y que no tiene nada de lúdico, contra el que tiene que estar en permanente combate, pues toda la maldad y la barbarie humana que ve en su trabajo, incitan a refugiarse en la bebida.
Se nos muestra su alcoholismo pero no su origen, no sé si porque se contaba en las dos novelas anteriores, o simplemente porque no hace falta.
Un alcoholismo que es precisamente el causante de todos los problemas en que se ve envuelto en esta novela, justo en el momento en que parecía que estaba encauzando su vida personal.

Aunque no hayáis leído ninguno de los libros anteriores, la relación de Harry con el alcohol se nos muestra muy claramente en cada libro. No es un fiel compañero, sino el enemigo siempre acechante:
«Harry miró el abrigo de lana colgado en el perchero del pie. La pequeña petaca que guardaba en el bolsillo interior estaba llena. Y sin tocar desde octubre, cuando fue al Vinmonopolet a comprar una botella de su peor enemigo, Jim Bean, y la llenó antes de vaciar el resto en el fregadero. Desde entonces siempre llevaba el veneno consigo, casi como los dirigentes nazis que guardaban pastillas de cianuro en las suelas de los zapatos.» (El redentor; página 38)

En Petirrojo hay un capítulo del libro especialmente llamativo y emotivo, que ilustra muy bien la sensibilidad de un hombre por otra parte curtido y duro, que nos muestra sus conversaciones con un contestador automático, como si al otro lado de esa línea su propietario aún estuviera vivo para oír sus reflexiones.

En Némesis apenas se da un mayor desarrollo al personaje de este gigantón rubio da casi dos metros. No hay problemas si no has leído Petirrojo, el libro anterior, pero en caso contrario puedo quedar un tanto desleído Quizás por eso el autor hace que Harry se autodefina:
«Creían que iba a ser profesor. Yo también lo creía. Pero acabé en la Academia de Policía. Si me preguntas por qué elegí ser policía, puedo darte diez razones verosímiles, pero yo mismo no me creo ninguna de ellas. Es un trabajo por el que me pagan y a veces creo que hago las cosas bien, con eso basta. Era alcohólico antes de cumplir los treinta. Puede que antes de cumplir los veinte. (...) He hecho cosas que no han pasado inadvertidas precisamente. Para abreviar diré que es un milagro que aún conserve mi puesto en la policía.» (Página 243)

En La estrella del diablo, rotas todas las amarras que le impedían hundirse en el alcohol, Harry Hole está en el punto más bajo de su caída:
«Eres un alcohólico de casi cuarenta años, sin trabajo, sin familia, sin dinero». (La estrella del diablo. Página 116)

Una inmersión total y muy lúcida en el mundo del alcohol, con una reflexión de Harry Hole que me ha llamado la atención, porque bebe no porque tenga motivos para hacerlo, sino porque no encuentra motivos para no hacerlo:
«Voy a necesitar un investigador como tu los próximos días. Es decir, el investigador que eres cuando no estás bebidoDe modo que la cuestión es si puedes mantenerte sobrio.Sabes muy bien que puedo, jefe. Pero ¿acaso quiero?». (La estrella del diablo. Página 125)

Harry sigue sin superar la muerte de su compañera. Pero lo que realmente le tiene hundido es saber quién y por qué es el responsable de su muerte y no poder hacer nada por demostrarlo. ¿Para qué trabajar entonces? El problema es que Harry Hole sin trabajo, es menos que nada:
«Desde que te conozco, solo ha habido una cosa que te haya mantenido de pie: tu trabajo». (La estrella del diablo. Página 125)


Por último veamos la definición que Harry hace por boca de su antigua amante:
«Lo dijo ella. Que yo era un submarino. Que desciendo hasta lo más oscuro y lo más frío, allí donde no se puede respirar, y solamente subo a la superficie una vez cada dos meses. No quería hacerme compañía allí abajo. Es lógico». (El redentor, Página 97)



Muchas explicaciones hay para el fracaso de las relaciones de Harry Hole con los demás. No es sólo una cuestión de trabajo, esa en la que siempre se amparan los policías:
No se trataba de que trabajaras mucho, Harry, es que estabas poseído. Eres tu trabajo, y lo que te hace funcionar no es el amor o el sentido de la responsabilidad. O de la solidaridad. O el deseo de venganza. Ni siquiera son ambiciones personales. Es la ira. (El muñeco de nieve. Página 35)

No tiene en muy alta estima su profesión ni sus capacidades personales Harry Hole:
-Apuesto a que tú estás bastante orgulloso de tu talento para investigar.
-¿Te refieres al gen del cazador de ratas? ¿A esa capacidad innata de conseguir que encierren a personas con enfermedades mentales, problemas con las drotas, un intelecto muy por debajo de la media y una infancia mucho más horrible que la media? (El muñeco de nieve. Página 137)

De lo que es muy consciente es de su descontrol
-Tú eres un obseso del control, Harry. ¿Nunca lo pierdes?
-Yo soy de los que tienen mucha experiencia en perder el control. Casi no me he entrenado en otra cosa que en desmadres. Soy cinturón negro en pérdida de control. (El muñeco de nieve. Página 210)

Como consciente es también del por qué de sus males actuales:
-¿Y a qué se debe tu infelicidad, Harry?
-A que quiero a alguien que me quiere a mí. (El muñeco de nieve. Página 227)

10 comentarios:

  1. He pasado muy por encima por tu reseña,ya que es un autor que quiero leer pronto,empezaré con Petirrojo ya que no parece que vayan a salir los anteriores,besotes

    ResponderEliminar
  2. Genial que se pueda leer por separado porque es éste el libro que tengo en la estantería así que quiero leerlo antes de finalizar el año :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Sólo he leído dos libros de esta serie. Me gustaron mucho por lo que espero, en algún momento, leer los demás

    ResponderEliminar
  4. No sabía que fuera una serie, he visto mucho ese libro y me apetecía mucho leerlo.
    Pues tendré que empezar por le primero... porque tiene buena pinta... todo lo nórdico me gusta! Y no me gusta empezar por el tejado las cosas la verdad. Gracias
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Todavía no me he animado con esta serie. Es que son ya tantas que no sabe una por dónde empezar ya... Pero creo que sí, que en algún momento me animaré, que tiene muy buena pinta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Este tengo ganas de leerlo, por leer a Nesbo más que nada =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Me llaman estas novelas, no leí nada del autor, tendría que intentar leer algo de él

    ResponderEliminar
  8. Pues Jo Nesbo es uno de mis autores pendientes, aunque ahora mismo tengo tantas sagas comenzadas que creo que voy a esperar a terminar un par de ellas antes de meterme en otra más, sino esto va a ser el cuento de nunca acabar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Tengo ganas de estrenarme con el autor. Me gusta las indicaciones que nos has dado sobre las novelas, pues esta me apetecía mucho pero no sabía si era necesario haber leído las anteriores. Y tomo nota sobre Petirrojo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Me quedé en Némesis. A ver si retomo esta serie, porque guardo muy grato recuerdo tanto de Jo Nesbo como de Harry Hole.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Analytics