jueves, 16 de agosto de 2018

EL LECTOR (BERNHARD SCHLINK) DOMINGOS DE CINE (69)


El lector
Bernhard Schlink



 
FICHA TÉCNICA


Título: El lector
Autor Bernhard Schlink
Editorial: Anagrama, 2006
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 208
PVP: 16,50











  
BERNHARD SCHLINK

Esto es lo que la editorial nos cuenta del autor:

Bernhard Schlink (Bielefeld, 1944) ejerce de juez y vive entre Bonn y Berlín. Su novela El lector fue saludada como un gran acontecimiento literario y ha obtenido numerosos galardones: el premio Hans Fallada de la ciudad de Neumuenster, el premio Welt, el premio italiano Grinzane Cavour, el premio francés Laure Bataillon y el premio Ehrengabe de la Düsseldorf Heinrich Heine Society. Después publicó un extraordinario libro de relatos, Amores en fuga. 
En Anagrama se han editado también El regreso, La justicia de Selb (en colaboración con Walter Popp), El engaño de Selb, El fin de Selb, El fin de semana Mentiras de verano.






ARGUMENTO de EL LECTOR

Michael Berg nos narra en primera persona, como cuando tenía 15 años al volver del colegio se puso malo y empezó a vomitar. Fue ayudado por una mujer, Hanna Shmitz de 36 años. Cuando se recupera, en agradecimiento a sus atenciones va a llevarle un ramo de flores.
Y es en esos momentos cuando empieza una historia de seducción, de una mujer de 36 años sobre un chiquillo de apenas 15, una relación que le marcará para el resto de su vida, que ya nunca podrá ser normal.







EL LECTOR

El lector es una interesantísima propuesta sobre la lectura y el amor a los libros. Porque ¿es necesario leer para amar los libros? ¿Acaso un ciego aunque no pueda leer no puede amar los libros?
A fin de cuentas no se trata del hecho de leer en si, sino del contenido de los libros, de sus palabras, de los sentimientos que contienen las mismas, de las emociones que transmiten, de los conocimientos que aportan.
Este libro es mucho más sin embargo que el amor a los libros. Es la historia de una seducción, una historia sobre la culpabilidad, una historia sobre la dignidad.


El relato de la seducción y de la relación de la pareja, ocupa la primera parte del libro y he de confesar que el lenguaje del mismo me maravilló. No es fácil encontrar, erotismo aparte, una descripción tan aguda de cómo puede ser una seducción, una relación, vista por el autor a través de sus recuerdos y los sentimientos que experimentó.
Porque se trata de eso, de sensaciones. Son temas que a lo mejor nunca nos hemos parado a reflexionar.

¿Qué es lo que nos atrae y nos cautiva de una mujer (o de un hombre)? Muchas veces ni lo sabemos. Pero el nos deja estas palabras:
«Más tarde comprendí que lo que había cautivado mi mirada no había sido su figura, sino sus posturas y movimientos». (Página 20). 
Si, la sexualidad empieza por la sensualidad.

Y reflexiona sobre la culpa, el pecado y el deseo:
«Si la morada concupiscente era por mi misma tan  mala como la satisfacción del deseo, y fantasía activa tanto como el hecho en si mismo, entonces, ¿por qué negarse a la satisfacción y al hecho?» (Página 22).

Nos ofrece así mismo un curioso resumen de cómo vivió él la relación:
«Lectura, ducha, amor y luego holgazanear un poco en la cama, esa era entonces el ritual de nuestros encuentros». (Página 45)
Porque en esta relación, los libros entran a formar parte de la misma, libros que ella le pide que le lea y que luego comentan juntos.

Y al cabo de los años, lo que queda del amor son recuerdos, no los que uno quiere, sino los que le vienen a la mente y que sin que sepa por qué, son los que marcaron la relación.
«Hanna poniéndose las medias en la cocina, Hanna de pie delante de la bañera sosteniendo al toalla con los brazos abiertos, Hanna en bicicleta con la falda agitada por el viento, Hanna en el despacho de mi padre». (Página 60)

Pero tras el amor, viene la traición, porque no es traición solamente poner los cuernos, ni el engaño:
«Negar una relación es una manera de socavarla tan grave como otras formas de traición más espectaculares». (Página 72)

Portada original
Y un buen día, cuando va a buscarla al terminar sus clases, Hanna no está. Sencillamente ha desaparecido de la ciudad. Concluye así la primera parte, hasta el reencuentro años después, con Michael estudiante de derecho, que al asistir a un juicio sobre criminales de guerra nazi, la encuentra en el banquillo de los acusados.

¿Cómo es posible haber amado a alguien a la que se acusa de algo tan cruel? ¿Qué puede más, el amor o la vergüenza de la culpa? Aflora aquí todo el sentimiento de una generación de alemanes, con una culpabilidad colectiva por el pasado nazi
«Mi sufrimiento por haber amado a Hanna fue de algún modo el paradigma de lo que pasaba a mi generación, de lo que pasaba a los alemanes». (Página 160)

Es una generación que renegaba de sus padres por lo que significaban de haber contemporizado o no haberse rebelado contra los nazis. Pero al mismo tiempo de rebelarte y odiarlos, no puedes dejar de quererlos.

Pero al mismo tiempo, Hanna no deja de mostrarnos una lucha por la dignidad humana, de lo que ella entiende por su dignidad:
«Luchaba siempre, y había luchado siempre, no para mostrar a los demás de lo que era capaz, sino para ocultarles de lo que no era capaz». (Página 125).


Y en este libro, no podrás tu tampoco dejar de querer y odiar al mismo tiempo a Hanna.






OPINIÓN PERSONAL

Una novela que va más allá de los libros, por más que éste sea el arranque espectacular de la novela. El problema en cuanto al tema de los libros que comentan, es que son casi todos de autores alemanes, así que para mí, aunque algunos de ellos son más o menos famosos, como si fueran chinos.
De hecho el único libro de los que cita que realmente me he leído es el de la Odisea, sobre el que hace un jugosísimo comentario.

Toda la segunda parte es mucho más emotiva que la primera.
En resumen, un libro muy interesante, con poco más de doscientas páginas, que terminarás de leerte antes de que te des cuenta.


Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles




VALORACIÓN: 9/10


LA PELÍCULA

 El libro fue llevado al cine en el año 2008 por el director Stephen Daldry, con Kate Winslet, David Kross y Ralph Fiennes en los principales papeles. Una película de la que esperaba mucho más por los intensos sentimientos que había despertado en mí el libro, pero que me resultó un tanto fría.
Lo mejor de la película es sin duda la interpretación de Kate Winslet que obtuvo el Oscary el Globo de oro como mejor actriz en el año 2018 por esta película.


Os dejo el booktrailer de la película:












3 comentarios:

  1. O leí hace un monton de años gracias à un club de lectura y me encantó.

    ResponderEliminar
  2. Lo leí también hace unos años y me gustó tanto este libro. Es de los que sé que en algún momento releeré. Una maravilla. La peli me gustó también mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Me lo he apuntado para leerlo en el Reto Serendipia y después de leer tu reseña casi que le tengo más ganas. Buena reseña.
    Besotes!

    ResponderEliminar

Analytics